el año pasado se concretaron 1.123 estancias en 85 centros

La Junta inicia una campaña para que ningún mayor de Castila-La Mancha pase la Navidad solo

La novedad de estaedición es que se inicia este próximo día 20, un día antes que en la campaña anterior, y se prolongará hasta el 7 de enero de 2020, e incluye "totalmente gratuito" desayuno, comida, merienda, cena y alojamiento sin límite de día

Presentación de la campaña "Navidad en compañía. Ningún mayor solo".

La Junta pone en marcha una campaña que tiene como objetivo que ningún mayor pase la Navidad solo. La viceconsejera de Promoción de la Autonomía y Atención a la Dependencia, Ana Saavedra, y el presidente de la Asociación de Residencias y Servicios de Atención a los Mayores de Castilla-La Mancha (Acescam), José Manuel Llario, han animado a los mayores a «no estar solos» y a»disfrutar» en compañía esta Navidad.

Desde el 20 de diciembre al 7 de enero

Así lo han asegurado en la presentación de la campaña ‘Navidad en compañía. Ningún mayor solo’ y cuya novedad es que se inicia este próximo día 20, un día antes que en la campaña anterior, y se prolongará hasta el 7 de enero de 2020, e incluye «totalmente gratuito» desayuno, comida, merienda, cena y alojamiento sin límite de días.

«Hay personas solas en sus casas, que no tienen familia o si la tienen no pueden estar con ellos, y qué mejor oportunidad que ofrecerles estas residencias, viviendas, para compartir, como si fuera con familiares, vecinos, amigos, estos días tan entrañables y a veces duros que supone la Navidad», ha sostenido Saavedra.

Más de 1.100 estancias hace un año

La responsable regional ha valorado el esfuerzo de Acescam para hacer reconocible este programa que «es muy bien recibido», y como prueba, ha detallado, que el año pasado se concretaron 1.123 estancias en los 85 centros de Acescam de las que hicieron uso 73 personas, un 12 % superior al año anterior y «un 145 por 100 más que en 2014 que comenzó esta campaña».

Saavedra ha explicado que pueden acceder a estas plazas «los mayores que viven solos, matrimonios o parejas, padres y madres de personas con discapacidad. Cualquier persona que pueda tener la sensación de soledad o de tristeza», y que tan solo se precisa el DNI, la tarjeta sanitaria y un informe con su tratamiento farmacológico.

«El año pasado se dieron cobertura a todas las solicitudes, ninguna persona que lo solicitó se quedó sin plaza y este año esperamos que accedan al programa, muy entrañable y de cercanía, un número similar al de la pasada edición y si hay más, mejor», ha completado Saavedra.

Por su parte, José Manuel Llario ha defendido la idea de la campaña en el sentido de que «la residencia no es la última salida, sino el lugar donde se pueden disfrutar los últimos o momentos especiales» y ha animado a «vencer» los miedos de muchos mayores o sus familiares a ingresar en una residencia.

«Cuando vean que un mayor necesita acompañamiento deben venir a una residencia porque es el modo de que tengan continuidad», ha aseverado Llario, quien ha aclarado que la llegada a un centro asistencial «es justo lo contrario de privarles la libertad, ya que pueden vivir y disfrutar como y con lo que quieran, y su única preocupación es ser felices».

Por ello, ha invitado a «vencer las reticencias» a entrar en una residencia que, ha reconocido, «es un reto que tenemos como sociedad, para facilitar el disfrute de la vida, al nivel de su hogar, con cercanía y acompañamiento en todo momento».