Medio Ambiente

Naia, de tan solo un año, alumbra a tres nuevos linces en los Montes de Toledo

Una hembra de tan solo un año de edad ha sido capaz de parir tres cachorros de lince ibérico en estado salvaje en la zona de reintroducción de Los Montes de Toledo

Naia con dos de sus tres pequeños linces.

Los técnicos del proyecto Life+Iberlince han confirmado el nacimiento en libertad de otros tres cachorros de lince en Castilla-La Mancha y, en un comunicado, el consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo ha mostrado su satisfacción ante la confirmación de que Naia ha parido tres cachorros.

Para Martínez Arroyo, se trata de un hecho «excepcional» que demuestra el éxito del programa y que se suma al registrado en Andalucía hace unos días.

Ha recordado que este hallazgo se ha producido «gracias al seguimiento por foto-trampeo» que realizan los encargados del seguimiento de la especie en Castilla-La Mancha, a través del cuerpo de agentes medioambientales y los técnicos de Fomecam y Geacam.

Durante todo el año se lleva a cabo un control de los movimientos de los ejemplares y del uso del territorio, que se incrementa durante la primavera y principios de verano para registrar los nacimientos que se han producido durante el año.

La hembra que ha parido es Naia, hija de la primera camada de Kuna nacida en libertad en 2016.

Los técnicos del proyecto han confirmado que esta joven hembra está asentada en una zona colindante al territorio materno, llegando incluso a compartirlo en una buena parte.

Según los técnicos del Proyecto ‘Life+Iberlince’ en Castilla-La Mancha «no es normal que una hembra quede preñada en su primer año de vida y mucho menos que dé a luz a tres cachorros, como es el caso de Naia».

Hasta la fecha los cachorros se desarrollan con normalidad y son frecuentes sus apariciones en los registros de foto-trampeo que se realizan en las zonas con presencia de lince en la región.

La detección de hembras de un año de edad con cachorros es «un indicativo de la disponibilidad de hábitat idóneo para al especie y de una buena condición corporal de los individuos», lo que provoca un adelanto en su incorporación a la fracción reproductora de la especie, según indican fuentes del proyecto ‘Life+Iberlince’.

En 2016 el número de nacimientos en Castilla-La Mancha alcanzó la cifra de 19 cachorros de lince ibérico: 5 en Ciudad Real y 14 en Los Montes de Toledo.

Para este año, según datos preliminares del personal de seguimiento de la comunidad autónoma, el número de hembras gestantes así como de cachorros nacidos será superior a los del año pasado.

En el proyecto ‘Life+Iberlince’, cofinanciado con fondos europeos, participan más de una veintena de socios, entre ellos la Consejería de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, WWF, Aproca y Fomecam que desarrollan el proyecto en Castilla-La Mancha.

El objetivo principal del proyecto es la recuperación de la distribución histórica del lince ibérico en España y Portugal.