Llegaron a las 4 de la madrugada

Pesadilla en el tren: atrapados sin luz, con ataques de ansiedad y espera en la calle de madrugada

Los pasajeros que en la tarde del 1 de enero de 2019 cogieron el tren Extremadura Madrid sufrieron un viaje cargado de problemas, entre ellos llegar a las 4 de la madrugada a su destino tras horas de espera en la calle y con una incertidumbre que provocó algunos ataques de ansiedad

Pasajeros del tren Extremadura a Madrid cogiendo el autobús

La descripción de la jornada del 1 de enero para los pasajeros que decidieron coger el tren Extremadura-Madrid fue de auténtica pesadilla.

Las redes sociales se llenaron de tuits y post de Facebook en los que se iba relatando cada despropósito, desde que a media tarde tuvo lugar la primera avería en Mérida. El convoy había salido de Badajoz con la previsión de finalizar trayecto en Madrid pasadas las 23 horas, pero sus viajeros llegaron sobre las 4 de la madrugada y en autobús, después de haber pasado horas sin luz y sin calefacción dentro del tren, luego esperando a la intemperie de madrugada y ateridos de frío y, en algunos casos, con ataques de ansiedad, según fueron explicando algunos afectados en las redes sociales.

Estremece seguir el relato que los protagonistas de la pesadilla iban dejando en Twitter y Facebook. Desgraciadamente, no es el primero de estas características, ya que las averías son continuas desde hace años. Y la mayoría piensa que pese a la gravedad de este último episodio del 1 de enero, tampoco será el último.

Así se ha contado en la cuenta de Twitter de Extremadura en Red, cuyo video había pasado en horas las 140.000 reproducciones:


La indignación de los usuarios de la línea fue creciendo a medida que se acercaba la noche y, especialmente, por la falta de explicaciones sobre lo que sucedía y cómo se iba a solucionar.

11 nuevos trenes prometidos, pero mientras…

La situación de la línea viene siendo denunciada desde hace años por sus usuarios, tanto en Extremadura como en la provincia de Toledo, ya que hay paradas en Talavera, Torrijos e Illescas. La promesa del nuevo ministro de Fomento, José Luis Ábalos, de cambiar los trenes, resulta insuficiente para los usuario de esta línea que llevan años sufriendo constantes averías y soportando las inclemencias de cada estación. Renfe se comprometió en julio a cambiarlos todos antes del verano de 2019. Pero, hasta entonces, ¿qué va a pasar? ¿Un infierno cada semana durante meses?

A veces frío extremo, a veces extremo calor, según se queden tirados en invierno o en verano, pero la situación se hace insoportable. Y por lo que han ido contando los viajeros en las redes sociales habrá consecuencias.

Basta leer este post de la página de Facebook «Milana Bonita», una plataforma ciudadana creada por los usuarios extremeños de esta línea de tren, en la que se van relatando las incidencias y penurias que sufren día tras día. Habrá consecuencias, avisan:

Así se iba narrando las peripecias y sufrimientos de los pasajeros:

Tras horas de espera, llegan autobuses a Navalmoral de la Mata (Cáceres) para hacerse cargo de los viajeros que estaban a la intemperie la noche del 1 de enero:


«Milana Bonita» cree que el tren que acabó averiado definitivamente en Navalmoral de la Mata no debió seguir en circulación tras la primera incidencia unas horas antes:


Tres horas sin luz y calefacción:

Se esperan las explicaciones oficiales y reacciones a lo largo de la jornada, pero nadie podrá remediar ni borrar de la memoria de los pasajeros afectados un viaje de pesadilla.