jueves, 5 de agosto de 2021
Primera edición casi agotada 21/08/2016junio 7th, 2017

Raúl Conde y Ángel de Juan muestran en su nuevo libro “101 cosas que hacer en Guadalajara” un recorrido que va desde la Sierra Norte, pasando por el Señorío de Molina, hasta la Alcarria y el atractivo monumental de la provincia, como la Catedral de Sigüenza.

Construcción típica de los pueblos de la arquitectura negra.


Los periodistas Raúl Conde y Ángel de Juan ofrecen un viaje en el que proponen “101 experiencias, actividades o sugerencias para hacer turismo activo por la provincia de Guadalajara“, como cuenta Conde para encastillalamancha.es.

Este libro, que es imprescindible “para tener en la guantera”, quiere mostrar los sitios turísticos más representativos de Guadalajara como el Hayedo de Tejera Negra o los pueblos de la arquitectura negra, pero también muestra cuáles son los rincones más bonitos pero menos conocidos de la provincia como la Cueva del Oso o la Cascadas del Aljibe.

Según uno de los autores, el periodista de El Mundo Raúl Conde, “el libro esta concebido no como una guía turística al uso, tampoco como un manual, sino simplemente como una lista de 101 propuestas muy variadas, poliédricas, que sirven para que la gente que no conozca Guadalajara disponga de actividades o sugerencias concretas”.

Los escritores invitan a hacer una ruta por toda la provincia tratando “de compensar el equilibro de las comarcas de Guadalajara”. Aunque, como es inevitable, hay más actividades en las comarcas turísticas por excelencia, la Sierra Norte y el Señoría de Molina, pero incluyen “sugerencias de toda la provincia” e intentan “equilibrar esas propuestas no limitándolas solo al patrimonio o los monumentos”.

Su idea es que todo aquel que no es un experto senderista salga y conozca los bellos parajes de la provincia castellano-manchega. Quieren que se haga un turismo dinámico, por eso cada sugerencia del libro está hecha con un verbo activo para invitar a que la gente salga y pruebe lo que Guadalajara les ofrece.

GUADALAJARA, UNA PROVINCIA DE CONTRASTES

Otra de las cosas que querían plasmar en este ejemplar era la riqueza de contraste que tiene Guadalajara. Como explica Conde para encastillalamancha.es, “no es lo mismo el paisaje de la llanura alcarreña que el paisaje escarpado y montañoso de la zona de Ocejón”, como tampoco es igual “el paisaje de trigales del Señorío de Molina, más seco y más árido, que la zona de vegetación del Alto Tajo“.

Y es que ni al libro ni a Guadalajara le falta de nada, por ello invitan a conocer las estrellas turísticas de la provincia como “la catedral de Sigüenza, el Hayedo de la Tejera Negra, el Alto Tajo o los pueblos de la arquitectura negra”. Pero sobre todo descubren algunos rincones poco conocidos para el gran público como  “la Cueva del Oso, que es una Ruta senderista por el Pico del Alto Rey, o las Cascadas del Aljibe, que están en Campillo de Ranas, en los pueblos negros”.

UN LIBRO QUE ESTÁ TENIENDO MUCHO TIRÓN

Con su primera edición de 1.000 ejemplarles a punto de agotarse, todavía no se han hecho todas las presentaciones programadas, por lo que tendrán que publicar en breve una segunda edición. Por su toque desenfadado y práctico es “ideal para llevar en una mochila, poder cogerlo y decir: Mira, este fin de semana voy a hacer tal cosa”, comenta Raúl Conde.

El autor, sobre todo, recomienda “hacer senderismo y recorrer los parajes naturales”. Si quieren conocer mejor esta provincia, “101 cosas que hacer en Guadalajara” puede ser el libro ideal.

(Visited 29 times, 1 visits today)