jueves, 5 de agosto de 2021
17/03/2015junio 8th, 2017

El presidente del Caserío Ciudad Real, Antonio Caba, ha denunciado que les “acosaron, asustaron y amedrentaron” en Malagón, en partido contra el Cátedra 70, sin que las fuerzas de orden “hicieran nada para evitarlo”, con cánticos insultantes que se han reflejado en el anexo del acta arbitral, ha dicho.
Arropado por los jugadores del equipo de Primera nacional y el resto de los miembros de su junta directiva, Caba ha explicado en rueda de prensa los hechos ocurridos el sábado en Malagón y la firma decisión de su club de “acabar con los comportamientos y actitudes violentas en las gradas” de sus aficionados y de los rivales.

Ha relatado que las 12 personas que acompañaban al equipo se situaron en la grada que está detrás de la portería y que a los cinco minutos de iniciado el partido un grupo de unos 20 jóvenes, “con bombos y aires desafiantes hacia nosotros”, según Caba, se sentó a su lado.


“Desde su llegada se manifestaron con cánticos insultantes hacia nosotros y casi al final del partido nos amenazaron con las mazas de los bombos y con improperios irreproducibles por su dureza, que hicieron llorar a los que nos acompañaban”, ha asegurado Caba.

Sobre el lance final, Caba ha explicado que “nuestro portero Javier García chocó con uno de sus jugadores, fue expulsado con roja directa y al dirigirse a la grada principal, donde estaban sus hijos pequeños y sus suegros, fue increpado por parte del público local y agredido por la espalda por un indeseable”.

Un hecho, ha añadido Caba, que propició que su jugador Joao Silva, que estaba en la grada presenciando el encuentro, saliera en defensa de su compañero, aunque fue conminado a abandonar la grada para tranquilizarse y apaciguar los ánimos, “pero un miembro de la Policía Local, sorprendentemente y de manera desproporcionada, le dio un empujón hacia la escalera del túnel de vestuarios”.

“FRASES DE TINTE RACISTA”

“Además, el agente se dirigió a él de manera despectiva con frases de presunto tinte racista, lo que puede ser corroborado por personas que estarían dispuestas a testificar que así fue, junto por la propia declaración de Joao que jura y perjura que fue así”, ha denunciado el presidente.

Por todo ello, Antonio Caba ha anunciado que “el club no se va a quedar de brazos cruzados” y remitirá todo lo acontecido en Malagón a los diferentes organismos que pueden tomar las medidas que estimen oportunas, en este caso Federación regional, Ayuntamiento de Malagón y Subdelegación del Gobierno de Ciudad Real.

Asimismo, ha ampliado: “no vamos a tolerar ni cánticos ni actitudes ofensivas de equipos y aficionados rivales, como tampoco de los nuestros”, ha ratificado Caba, quien ha reconocido que en su pabellón “ha habido ocasiones en las que se han escuchado cánticos despectivos”.

“Anunciamos nuestra firme decisión de cortar de raíz esos hechos y cualquier socio o espectador que sobrepase los límites será expulsado del recinto deportivo y si es socio tal condición, incluso si los comentarios los realizan a través de las redes sociales”, ha sentenciado.

(Visited 3 times, 1 visits today)