martes, 2 de marzo de 2021
Esther Torres, una triunfadora en baloncesto en silla de ruedas y parabádminton
Esther Torres, una triunfadora en baloncesto en silla de ruedas y parabádminton Foto - Rebeca Arango
Al máximo nivel 04/03/2017junio 6th, 2017 - Toledo

La deportista Esther Torres Muñoz, catalana pero toledana de residencia, habló hace poco para un auditorio, en una charla organizada por el Gobierno regional, a fin de convencerle de los beneficios de la “constancia”. Ella es un buen ejemplo de ello. Aquejada de una enfermedad congénita que le afecta a las articulaciones desde la infancia, lleva toda una vida de triunfos en baloncesto en silla de ruedas, sobre todo con el CD Peraleda, aunque desde hace un año también lo borda con el parabádminton. Siempre le ha gustado el deporte, como se ve.

No solo la Junta sino también la Diputación de Toledo han reconocido los méritos de Esther Torres. En 2009 esta última le concedió una Mención Especial, como jugadora de baloncesto en silla de ruedas, y le ha otorgado uno de los Premios Provinciales al Deporte 2016 como jugadora de parabádminton, deporte bajo el que, a pesar de que lleva solo un año practicándolo, ha sido campeona de España individual, subcampeona nacional de dobles y seleccionada internacional para el Europeo. También la Federación de Deportes para Discapacitados de CLM se acordó de ella. Y sí, dice que los reconocimientos oficiales le gustan: “Son una recompensa al trabajo bien hecho, me hacen ilusión”, dice.

[ze_summary text=”Ha sido dos veces campeona de Europa”]

Ha sido dos veces campeona de Europa[/ze_summary]

 

Con el CD Peraleda (sobre todo) y el Hospital San Rafael fueron los equipos con los que Esther Torres logró los mayores éxitos: dos veces campeona de Europa y siete de la Copa de la Reina; y ha sido 105 veces internacional.

[ze_image id=”110129″ caption=”Deportistas hablan de valores” type=”break_limited” src=”http://ecmadm.encastillalamancha.es/wp-content/uploads/2017/03/foto-de-grupo.jpg” urlVideo=”” typeVideo=”” ]

Lo que le contó al auditorio hace unos días fue que “el deporte, como la vida, tiene momentos buenos y malos, pero siempre hay que seguir”. Asegura que siempre ha tenido el apoyo de “la familia, los amigos y los clubes” en los que ha militado.

Vive en Villamiel y tiene 40 años. Ahora juega en la Fundación Deporte Integra, de Alcorcón (Madrid), de la Primera División. Barcelonesa, administrativa en una compañía de agua, vino a Toledo llamada por el CD Peraleda y ahí se quedó. Aquello fue el origen de una exitosa carrera deportiva. Esther es todo un ejemplo de constancia, amor al deporte y simpatía. Un ejemplo para muchos.