fbpx
miércoles, 30 de noviembre de 2022
Foto - Rebeca Arango
A la vencida - 28 mayo 2017 - Toledo

Aunque no se llenó el Salto del Caballo, tiremos de topicazo: ambiente de gala para animar al Toledo, con una afición enchufadísima desde el principio, presionando al rival como nunca. Batían esas palmas al ritmo de sevillanas, algo del sur tras la huella árabe quedó en la Ciudad Imperial además de los soberbios patios.

Muy gritona la afición, muy peleona desde el minuto uno.


Onésimo hizo retocar a rebato al ritmo de la hinchada: al ataque, con el capi de Lerma y el veterano de Castro al mando, el campo tan ancho, apurando todos en los espacios y los achiques. Sí, el Toledo estaba enchufado, vaya lo si lo estaba, iba como un ciclón: hasta que un rechazo tras un córner lo enchufó Canario a la red, de buen tiro cruzado. Corría el minuto nueve. El Toledo y el ambiente eran eléctricos, de los del “sí se puede”. Olía a posibilidad, a remontada. El Baleares, a verlas venir, a aguantar. Más no podía.

[ze_gallery_info id=»126541″ ]

Este equipo, el Toledo, siempre se ha aliado con la épica, tiene el gen de la marcha, de las machadas, como hoy.

Tras el gol y el achuchón iniciales, el brío verde se aquietó y el “otro Atleti” respiró. Las espadas toledanas y atléticas estaban en lo alto. El peligro local llegaba por la derecha, la banda de Canario (que se cambió de banda en el gol).

Por su parte, los blanquiazules se estiraban, pero sin veneno en las botas, menos el tiro franco, tras un fallo defensivo local, de Julio, al filo del descanso. Menos mal para Alcolea que el tiro fue centrado.

Con 1-0 se llegó al descanso.

El Toledo dominaba y controlaba la situación. Los atléticos no llegaban. El partido hacía tiempo que estaba igualado, pero los verdes se acercaban. Llegaron dos leves ocasiones. El tiempo corría sin novedades. Pero el fútbol reserva sorpresas: una buena internada de Biel por la banda izquierda era rematada de forma inapelable por Julio: 1-1, minuto 62, el Toledo, una vez más, se encomendaba a la épica, hacía falta un parcial de 2-0. Casi nada.

Tocaba a rebato, pues. La afición respondía. Pero quedaba poco y una machada por delante. Y los verdes no eran capaces de crear ocasiones. El gol balear les fulminó. Al final, una confusa gran ocasión de Owusu y una petición de penalti por mano antecedieron al 1-2: buena internada de Fullana que acabó en centro para que Luciano, a placer, fusilara y senteciara aún más la eliminatoria.

Los baleares se mostraron implacables en el segundo tiempo: dos de dos.

[ze_image id=»126415″ caption=»Un jugador del CD Toledo es consolado por la afición al finalizar el partido.» type=»break_limited» src=»http://ecmadm.encastillalamancha.es/wp-content/uploads/2017/05/jugador_Toledo_consolado.jpg» urlVideo=»» typeVideo=»» ]

El Toledo formó con Alcolea, Expósito, Adrián, Echaide, Dani Pérez, Israel Castro, Lolo Pla, De Lerma (c) (Jordan, minuto 67), Owusu, Pablo González (Esparza, minuto 75) y Canario (Roberto, minuto 67).

Por el Atlético Baleares: Aulestia, Malik, Manu (David Prieto, minuto 78), Vallori, Biel, Esteban (c), Xisco (Uche, minuto 82), Kike (Cristeto, minuto 42), Luciano, Fullana y Julio.

Arbitró el colegiado Álvaro Moreno Aragón, del Comité Madrileño. Mostrño tarjetas amarillas a los locales De Lerma, Alcolea, Expósito y los visitantes Luciano y Vallori.

(Visited 39 times, 1 visits today)