Gol de Zozulia

0-1: El Albacete, fuera un equipo fiable, asaltó el campo del Fuenlabrada

Desde hacía más de un año que ningún equipo arrancaba los tres puntos en la casa del Fuenlabrada

Formación del Albacete contra el Fuenlabrada

El Albacete no conoce de campos inexpugnables. Si en septiembre venció por primera vez en su historia en Riazor, hoy odmingo ha vuelto a romper un récord a domicilio tras una sólida actuación. Venció en el estadio Fernando Torres, el del Fuenlabrada, un feudo del que un equipo visitante no regresaba a casa con tres puntos desde hacía más de un año.

Los de Ramis demostraron su progreso asentándose cada minuto más y mejor en terreno rival. El medio del campo trenzaba y tocaba, apoyándose en banda con un vertical Dani Ojeda y en punta de lanza con un siempre batallador Roman Zozulia. Silvestre, Ojeda, Pedro o el propio delantero ucraniano probaron suerte, pero el marcador no se movió en el primer acto.

El Alba volvió de vestuarios proactivo y hambriento. En el minuto 53, en una nueva internada visitante, Pedro anotó un gol que  fue anulado por fuera de juego previo. El gol no llegaba pero se estaba cociendo a fuego lento.

Aupados por más de 200 gargantas albacetistas que cantaban, animaban y daban aliento a los suyos desde las gradas del Fernando Torres, los jugadores blancos apretaban con ímpetu y fe, conscientes de que la oportunidad franca acabaría llegando. Y así fue. Cuando se alcanzó la hora de encuentro, el Alba volvió a pisar el área madrileña, mediante asistencia de Manu Fuster que cabeceó, o incluso se podrá decir que martilleó, un imperial Roman Zozulia, que adelantaba a los suyos con un remate cruzado y potente.

Ese tanto dio paso a un carrusel de cambios en ambos equipos, así como llegadas en ambas porterías que no se concretaron en claras ocasiones de gol. El Alba tiró de solidez y aguantó un triunfo vital para encaramarse, de nuevo, a los puestos más altos de la tabla.