Contra la lógica

El Liberbank Ciudad Encantada busca evitar que el Barça se proclame campeón de liga

El partido se disputa en medio de la polémica por el hecho de que se juega a la misma hora que la del inicio de la procesión de una Semana Santa declarada de Interés Turístico Internacional

Cartel del partido entre el Liberbank y el Barcelona

El Liberbank Ciudad Encantada recibe (hoy, 20:30 horas) al Barcelona Lassa con la intención de impedir que se proclame matemáticamente campeón de liga: los blaugranas no lo pudieron hacer la pasada jornada por el triunfo del Abanca Ademar León, cuando restan seis jornadas para el final del campeonato liguero.

Liberbank Ciudad Encantada lo intentará

La lógica indica que el conjunto blaugrana reeditará el título liguero en un encuentro que llega rodeado de polémica, por la fecha de su celebración, al fijarse el choque en Miércoles Santo, cuando en la ciudad hay una importante procesión en la que participan miles de nazarenos, muchos de ellos aficionados al balonmano, que se perderán este encuentro.

De hecho, el Ayuntamiento de Cuenca remitió un escrito a Asobal para que el partido se jugara a las 17:00 horas, con el acuerdo del propio Barcelona, pero al final no ha habido modificación de horario lo que impedirá que el pabellón ‘El Sargal’ muestre el ambiente habitual.

En este sentido, el técnico del conjunto conquense, Lidio Jiménez, ha calificado de «vergonzoso» jugar a esa hora. «Cuenca tiene una Semana Santa de Interés Turístico Internacional, es la fiesta más importante en la ciudad y es un error situar a la misma hora el partido que la procesión. El que pierde es el balonmano», enjuició.

En cuanto al partido ante el líder, Jiménez afirmó: «Vamos a afrontarlo como si tuviéramos opciones de conseguir los dos puntos. Aunque los números del Barcelona se mantienen respecto a otros años, da la sensación de que alguna vez pueden fallar y si el Guadalajara le empató, nosotros debemos intentarlo».

«Sabemos que es más que difícil, pero el equipo está preparado para dar el 200 por 100 en la cancha, aunque echaremos de menos el ambiente habitual por culpa del horario», ha concluido.

El técnico podrá contar con Thiago Alves, recuperado de una infección bucal que le impidió jugar en Irún el pasado sábado.