En casa del Sevilla Atlético

0-0: El Formac Villarrubia, un punto con un penalti en contra y un jugador menos

Con jugador menos el equipo villarrubiero llegó a crear varias ocasiones de gol, aunque el Sevilla Atlético también pudo inaugurar el marcador

El Formac Villarrubia empató en casa del Sevilla Atlético Foto - Cantera SFC

0-0: En una una mañana marcada por el sorteo de la lotería de Navidad, la fortuna no cayó del lado hispalense en el empate cosechado por el Sevilla Atlético contra el Formac Villarrubia en una mañana en la que ocasiones no le faltaron al filial a lo largo del envite. Arrancaban los pupilos de Paco Gallardo con una marcha más que su rival el último encuentro de la temporada en el Estadio Jesús Navas.

Un duelo de necesidades en el que ambos equipos, para cerrar el año 2019, buscarían una victoria con la que cambiar la dinámica negativa en la que se encuentran sumergidos. La primera llegada del cuadro franjirrojo la firmaría Juanpe. Simo, tras conducir el balón en banda izquierda, cedía el mediocampista, quien obligaba a Samuel a realizar la primera parada el envite.

Minutos más tarde, el propio Simo sería derribado por el guardameta dentro del área en una jugada en la que el colegiado rápidamente señalaba la pena máxima. Pepe Mena, máximo goleador del filial, erraba a la hora de batir a Samuel, quien adivinaba las intenciones del utrerano. La réplica del conjunto castellano-manchego nacería de los pies de Copete; Lucho detenía sin muchos esfuerzos el chut. En los últimos compases del primer envite, el equipo dirigido por Javier Sánchez se quedaba con un jugador menos sobre el terreno de juego después de que Diego viera una doble amonestación.

Con uno más sobre el tapete, Paco Gallardo introducía proyección ofensiva. Carlos Álvarez y Diabate entraba al terreno de juego. El canterano sevillista, en el primer balón que tocaba, hacía gala de su calidad con magistral pase a un Lara que no acertaba ante Samuel. Tampoco cabeceaba bien el extremo sevillista tras un buen centro de Chacartegui. 

Con el paso de los minutos, el cuadro castellano-manchego comenzaría a hacerse dueño del esférico, inquietando por momentos el arco sevillista. Lucho ganaría enteros tras firmar tres grandes intervenciones de mérito que mantenían la igualada en el luminoso. En los mejores momentos del conjunto visitante, Lara estrellaba el esférico en la madera. Hacía lo mismo Copete tras recoger un balón suelto dentro del área sevillista.

Las muchas llegadas de peligro por parte del filial sevillista de nada servirían al final del encuentro.