fbpx
lunes, 26 de septiembre de 2022
temporeros en la vendimia
Temporeros en una vendimia.
Toledo, el jornal más alto; y Ciudad Real, el más bajo - 23 agosto 2017

Las diferencias salariales ascienden hasta los 8,59 euros dependiendo si trabajas en Toledo, donde el convenio provincial llega hasta los 58,55 euros por día trabajado, o en Ciudad Real, donde lo establecido son 49,96 por jornal.

Estas son las diferencias más abultadas entre provincias, y entre medias están las otras dos grandes provincias viticulturas, la de Albacete con 55,21 euros por día y en Cuenca, donde se ha subido bastante el salario y se establece en 52,13 euros por jornada. Desde Comisiones Obretas persiguen un convenio regional para evitar estas diferencias por zonas, pero de momento no hay avances en la materia debido a la negativa de la patronal. Y es que se dan situaciones muy paradójicas en este sentido.


En La Mancha o la Manchuela, grandes comarcas productoras de vino, hay pueblos colindantes que están en distintas provincias, pero pertenecen a la misma denominación de origen. De este modo, se beneficia o perjudica dependiendo a según qué provincia pertenezcan los viticultures, ya que tendrán que competir con salarios más altos o más bajos y el precio de la uva puede ser el mismo, porque incluso puede que vendan la uva a la misma bodega.

23.000 empleos y 400.000 jornales en la recogida de uva

Alrededor de 23.000 personas trabajarán este año en Castilla-La Mancha en la vendimia, a la que dedicarán un total de 400.000 jornadas de trabajo, con diferencias salariales entre provincias de unos 10 euros diarios, según datos del sindicato CCOO.

En un comunicado el secretario regional de CCOO-Industria, Ángel León, ha precisado que el coste salarial directo de las contrataciones ronda los 20 millones de euros, más los correspondientes impuestos y cotizaciones a la Seguridad Social.

Sin embargo, un año más, viticultores y temporeros afrontan en la CLM la nueva vendimia con diferencias salariales de casi 10 euros diarios entre unas y otras provincias, ha advertido Comisiones Obreras.

En concreto, Ciudad Real, con más de un tercio del viñedo de la región, es la provincia que requerirá más trabajadores, al menos 10.000, que son unas 175.000 jornadas.

La provincia de Albacete empleará a otras 5.000 personas (85.000 jornadas), mientras que en las de Toledo y Cuenca harán falta unos 4.000 temporeros (70.000 jornadas en cada una de ambas provincias).

«Estas cifras ponen de manifiesto el importantísimo impacto laboral de la vendimia en Castilla-La Mancha», ha subrayado León que ha denunciado que «el Plan Estratégico del sector vitivinícola que diseña el Gobierno regional no lo tiene en cuenta para nada», un olvido por el que también ha criticado a la patronal agraria Asaja.

Hasta ahora hay cinco convenios provinciales pese a que «todos coincidimos en que no hay nada que justifique diferentes salarios y condiciones laborales por trabajar en una finca de la provincia de Albacete o trabajar en otra limítrofe de Cuenca o de Ciudad Real», ha subrayado el dirigente sindical que ha reclamado un convenio regional del campo para 2018.

No obstante, el secretario regional de CCOO-Industria ha incidido en la necesidad de que en esta campaña se garantice que los propietarios de explotaciones cumplan sus obligaciones en el plano laboral, ya que «no es de recibo, ni moral ni legalmente, que tras 20 días de trabajo, la jornadas declaradas sean dos o tres».

Por ello, el sindicato ha exigido a los empleadores la obligatoriedad de realizar los contratos y altas en la seguridad por las jornadas reales y han reclamado el apoyo de las organizaciones empresariales en este asunto.

(Visited 36 times, 1 visits today)