fbpx
domingo, 2 de octubre de 2022
CONTENIDO ESPECIAL ESTILO DE VIDA - 17 mayo 2022 - Toledo

A pesar de que el uso de casas modulares no es nuevo en el mundo, en la actualidad este tipo de vivienda ha adquirido popularidad, siendo, de hecho, una buena alternativa para quienes desean comprar una casa en España.

En los últimos años, los sistemas de construcción industrial se han convertido en la alternativa más rentable a los sistemas de construcción tradicionales. Esto es posible gracias a tecnologías innovadoras y excelentes resultados en términos de eficiencia, reducción de costes y sostenibilidad.


La idea básica detrás de una casa modular es construir la casa fuera del sitio y luego transportarla a su ubicación prevista, de ahí el término «modular». Este proceso ayuda a reducir el tiempo de construcción, el coste y el desperdicio de recursos.

Por lo tanto, esta industrialización, con ahorro de costes y la optimización del trabajo,  permite la construcción de casas mucho más rápido, en solo unos pocos meses.

El resultado son casas modulares que, gracias a su flexibilidad constructiva, se pueden adaptar a los diferentes requerimientos del comprador, incluso en la fabricación de viviendas modulares de lujo.

Cómo ha sido la evolución de la casa modular versus a una tradicional

La evolución de las casas modulares ha ido a pasos agigantados, de hecho, no se puede obviar que este sector se ha incrementado en los últimos años y ahora ofrece a los propietarios más flexibilidad a la hora de elegir el estilo preferido de diseño de vivienda.

Por otro lado, las casas tradicionales siempre han sido elaboradas por equipos de construcción a pie de obra, que luego construyen la casa desde cero durante un período de semanas o meses.

Este proceso a menudo requiere el trabajo conjunto de varios gremios, y el resultado final es una propiedad atractiva resistente al paso del tiempo durante muchos años.

Sin embargo, la construcción con métodos tradicionales a menudo significa que los compradores de viviendas deben esperar bastante tiempo antes de poder mudarse a su nueva propiedad.

Además de enfrentarse a costes más elevados en términos de materiales y de mano de obra que deben tenerse en cuenta en el presupuesto de construcción.

No obstante, ahora, las casas modulares ofrecen más flexibilidad y asequibilidad. Esto se debe a que el proceso de fabricación es más simple, ya que se construyen en módulos, y cuando están terminadas, son transportadas por grúa al lugar de residencia.

Una ventaja que ha aumentado su popularidad, pero sobre todo, lo que más atrae a los compradores es el precio: una casa modular puede costar un 30 % menos que una casa tradicional.

 ¿Qué se necesita saber antes de comprar una vivienda modular?

Si se desea construir una casa modular, lo primero que se debe conocer es que existen una serie de factores a considerar, tales como: la ubicación, el tipo de materiales que se utilizarán, el tamaño y el permiso de construcción; aspectos que sin duda afectarán el precio.

Antes de comprar una casa modular, es necesario tener un terreno, un permiso de urbanismo y obras de la alcaldía de la ciudad donde será ensamblada la vivienda.

En este sentido, aunque los módulos ya vienen fabricados, es necesario preparar primero el terreno para que puedan montarse sin problemas. Por lo que se debe averiguar con antelación si es posible construir una casa en la propiedad.

Además, se deberá considerar, si se cumple con los permisos, licencias de obra y suministro. Por fortuna, las empresas familiares modulares suelen ser las encargadas de simplificar estos trámites.

Por otro lado, también se debe tener en cuenta los materiales con los que se construirá la vivienda, estos pueden ser:

  • Hormigón: El uso de este material asegura un óptimo aislamiento acústico y térmico en las estancias donde se utiliza.
  • Madera: Las casas modulares también se pueden crear a partir de madera natural o tratada y al contrario de lo que parece, estas viviendas son muy duraderas y resistentes a las inclemencias del tiempo.
  • Metal: Por último, también existen las casas modulares metálicas, donde los módulos son de acero galvanizado.

Entre las ventajas de los edificios metálicos se encuentran la alta resistencia, la durabilidad, la ductilidad que puede soportar grandes deformaciones como terremotos; y la resistencia, es decir, la capacidad de absorber grandes impactos sin dañar la estructura.

Cuál es el precio de las casas modulares

Los precios de las viviendas modulares dependen del tamaño, los materiales y los acabados utilizados. En general, el precio total está influenciado por la cantidad de metros cuadrados que se desea construir y la repetibilidad de los módulos que se desea colocar.

Para dar una idea, el ahorro que puede traer una casa modular en comparación con la construcción tradicional suele ser entre un 20 % y un 30 % más económica.

 El precio medio de este tipo de vivienda por m2 puede rondar los 700 EUR, lo que significa que si hablamos del precio de una casa modular de 100 m², puede rondar los 70.000 EUR.

No obstante, todo dependerá del acabado final. Cuanto mayor sea la personalización y mayor sea la calidad del acabado, mayor será el coste. Sin olvidar que este precio no incluye el terreno, la investigación geotécnica, los cimientos y el transporte domiciliario.

En este sentido, un valor aproximado del levantamiento topográfico de la zona sería desde 250 a 400 euros y la geotermia entre 600-800 euros. Los costes de cimentación rondan los 200 euros el metro cuadrado, y los permisos de obra oscilan entre los 150 y los 600 euros.

El precio también dependerá del tamaño, de las necesidades y de los materiales, por ejemplo, las de madera, con una superficie de unos 45,50 metros cuadrados, pueden tener un valor desde 20.000 euros.

Finalmente, las casas prefabricadas de hormigón cuestan alrededor de 800 euros el metro cuadrado, en estructuras sencillas y de rápido montaje. Por lo tanto, una casa de hormigón con una superficie de 100 metros cuadrados puede costar 80.000 euros.

(Visited 173 times, 1 visits today)