fbpx
miércoles, 26 de enero de 2022
Imagen de archivo de una de las concentraciones de Aernnova en Illescas este año.
Imagen de archivo de una de las concentraciones de Aernnova en Illescas este año.
Asegura que usan los despidos para "intimidad a la plantilla" 16/12/2020enero 27th, 2021 - llescas

CCOO ha anunciado movilizaciones a partir del próximo 7 de enero después de que la dirección de la fábrica de Aernnova en Illescas despidiera este lunes a ocho trabajadores indefinidos -16 en total en un mes- «como respuesta al rechazo mayoritario de la plantilla a su plan de ajuste de empleo y de salarios», sometido a la votación de los trabajadores.

«La dirección está intimidando a la plantilla», dice CCOO

Según ha explicado el sindicato en una nota de prensa, la propia empresa indicó a los despedidos que su salida de Aernnova es «por culpa de no haber llegado a un acuerdo» por lo que ha considerado que, de esta forma, «la dirección está intimidando a la plantilla y presionando al comité de empresa para que firme un ‘acuerdo de paz social’ a cuatro años que la mayoría ha votado que no quiere».


El secretario del órgano de representación de los trabajadores, David Burguillos, ha recordado que la empresa ya despidió a otros ocho trabajadores hace un mes, tras las primeras reuniones de negociación del acuerdo.

Movilizaciones cuando la plantilla salga de ERTE

Por todo ello, el comité -íntegramente de CCOO- ha anunciado un calendario de movilizaciones a partir del 7 de enero, fecha hasta la cual toda la plantilla está en Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE), para instar a Aernnova a volver a la mesa de negociación y a readmitir a los despedidos.

«Todos entendemos que el sector aeronáutico está en crisis a consecuencia de la pandemia; la cuestión de fondo es acordar cómo salimos de ésta, porque está claro que es una situación coyuntural», ha señalado Burguillos.

Ha agregado que el comité ha propuesto utilizar los ERTE mientras sea posible para salvaguardar los puestos de trabajo y medidas no traumáticas como excedencias voluntaria retribuidas o bajas voluntarias incentivadas, mientras que la dirección ha planteado despidos y congelación durante cuatro o cinco años de los contenidos salariales ligados al Pacto de Articulación Interna, pendiente de renovación desde diciembre de 2019, antes de iniciarse la crisis.

La compañía anunció en julio su intención de reducir su plantilla un 20 por 100, con el despido de 650 trabajadores de sus plantas españolas y otros 300 del resto del mundo.

En octubre trasladó al comité de empresa de la factoría de Illescas una propuesta inicial que, por un lado, congelaba ‘sine die’ el Pacto de Interlocución y, por otro, reclamaba carta blanca para regular la plantilla a partir del próximo mes de enero, asegurando que en 2021 sobrarían unas 80 personas por la caída de la carga de trabajo.

Aernnova se reservaba la potestad de despedir hasta a 24 de ellas, exigencia que sigue manteniendo pese a que, desde que se inició la pandemia, y al margen de los últimos 16 despidos de trabajadores indefinidos, ya ha prescindido de otros 75 temporales a los que no ha renovado sus contratos.

«Ya van 91 compañeros y, aún así, la empresa sigue diciendo que tiene un excedente de entre 70 y 80», ha lamentado el representante sindical.

Antes de la crisis la compañía tenía en Illescas una plantilla de 390 empleados y en la actualidad son 299, en una factoría que cuenta con sólo diez años desde su inauguración y que por costes laborales, por infraestructura y por tecnología es «una de las más competitivas del grupo Aernnova y de todo el sector», ha finalizado Burguillos.

(Visited 61 times, 1 visits today)