fbpx
viernes, 2 de diciembre de 2022
El consejero de Hacienda y Administraciones Públicas, Juan Alfonso Ruiz Molina.
El consejero de Hacienda y Administraciones Públicas, Juan Alfonso Ruiz Molina. Foto: EFE / Ismael Herrero.
En el pleno de las Cortes - 15 septiembre 2022 - Toledo

Las Cortes de Castilla-La Mancha han aprobado este jueves el techo de gasto del presupuesto de la Junta para 2023, el último de la actual legislatura y que asciende a 7.554 millones de euros, que ha salido adelante gracias a la mayoría absoluta del PSOE en la cámara, ya que tanto PP como Cs han votado en contra.

Se consolida el gasto máximo, el que hubo en pandemia

El consejero de Hacienda y Administraciones Públicas de la Junta de Comunidades, Juan Alfonso Ruiz Molina, ha defendido en el pleno de las Cortes los cálculos realizados por el Gobierno regional, que ha afirmado que tienen dos características, la primera de ellas que consolida el volumen de recursos que la comunidad tuvo en el «momento más álgido de la pandemia, en 2021» y la segunda, la certeza del volumen de ingresos.


De hecho, ha afirmado que Castilla-La Mancha va a percibir el 91 por ciento de los ingresos recogidos en los cuadros económicos, ya que son fondos que proceden del sistema de financiación autonómica, por lo que ha destacado que es «una certeza que contrasta con el contexto económico».

El margen de error es muy reducido», ha aseverado el consejero de Hacienda, quien tras explicar que el techo de gasto, que se aprobó en el Consejo de Gobierno el 6 de septiembre, se calculó teniendo en cuenta dos amenazas, que Rusia cortara definitivamente el suministro de gas a Europa y que el Banco Central Europeo subiera los tipos de interés y que ambas ya se han materializado, ha argumentado que el Ejecutivo regional mantiene el techo de gasto por dos razones.

La primera de ellas, porque -ha reiterado- «el grueso del montante son cuantías ciertas», como las entregas a cuenta del sistema de financiación autonómica o la liquidación del presupuesto de 2021, y se ha mostrado convencido de que «esas cuantías, Castilla-La Mancha las va a recibir, crezca la economía más o menos».

Y la segunda, porque una de las cuantías es el endeudamiento en que piensa incurrir el Gobierno regional, y que para 2023 se reduce un 70 % en comparación con 2022, y prevé un déficit del 0,3 por ciento, hasta los 136 millones.

«Compromisos cumplidos»

Por ello, ha destacado tres aspectos del techo de gasto, como son el rigor en las estimaciones, la responsabilidad con las que -ha sostenido- se han realizado a pesar de que el próximo es año electoral y «podría haber habido alguna tentación electoralista», y el compromiso del Gobierno regional a la hora de cumplir con lo comprometido con los ciudadanos y con la ortodoxia financiera «siempre que no implique recortes en los derechos de los ciudadanos», al tiempo que ha destacado que no se aumenta la presión fiscal.

Por todo ello, ha pedido el apoyo de toda la cámara al techo de gasto y ha pedido a la oposición que no «alarmen a la ciudadanía, como es costumbre» sino que piensen en el interés general, pues ha sostenido que la propuesta de gasto que realiza para 2023 permitirá elaborar unos presupuestos «para seguir generando empleo y riqueza y que la sociedad pueda avanzar».

«Mientras se hunde el barco tocan la misma partitura»

Pero para el diputado del PP en las Cortes Miguel Ángel Rodríguez, el techo de gasto que este jueves se ha votado en las Cortes es «el mismo del año anterior», con la diferencia de que en la actualidad, entre otros indicadores, Castilla-La Mancha tiene una inflación del 12 por ciento y el desempleo lleva dos meses seguidos de subida, y ha dicho: «Son como la orquesta del Titanic, mientras el barco se hunde siguen tocando la misma partitura, sin variar ni un acorde».

«Si nosotros alarmamos, ustedes con sus hechos dan pánico», ha replicado Rodríguez al consejero de Hacienda y ha asegurado que si el PP apoyara el techo de gasto «sería avalar las nefastas políticas» que a su juicio aplica el PSOE tanto a nivel nacional como en Castilla-La Mancha.

Por ello, ha pedido que deflacten los impuestos para que los 128 millones de euros que el Gobierno regional ha recaudado más que en el mismo periodo de 2021 «revierta en los bolsillos de los castellanomanchegos».

Cs pide un plan de ahorro a la Junta

Tampoco el portavoz de Ciudadanos en las Cortes, David Muñoz Zapata, ha apoyado el techo de gasto de la Junta para 2023 e incluso ha pedido al Gobierno regional que lo revisen, y eleven uno nuevo al parlamento regional en el que incorporen un plan de ahorro de «los gastos estructurales de la Administración y de los gastos superfluos del Gobierno».

Muñoz Zapata ha advertido de que la previsión de riesgos con la que se ha elaborado el techo de gasto «ha quedado caduca» precisamente por el corte del gas ruso y la subida de tipos de interés y se ha preguntado por qué el límite de gasto no vuelve a los niveles previos a la pandemia, toda vez que no hay fondos covid extraordinarios, y sin embargo «se consolida un techo de gasto con una subida del 14 por ciento» en comparación con 2020.

«Ponderado y prudente»

Por su parte, el presidente del grupo socialista en las Cortes, Fernando Mora, ha destacado que el techo de gasto es «ponderado, moderado y prudente que esta región necesita» que ha sido elaborado con «las certidumbres que se tienen» en una situación de incertidumbre como la actual, «en una sociedad cada vez más volátil, donde cada vez duran menos las certezas y los imprevistos y sobresaltos surgen en cada esquina».

También ha lamentado las críticas de la oposición a la situación de Castilla-La Mancha y, tras afirmar que el PP «no ha cambiado el discurso desde principios de 2020» cuando antes de la pandemia la región «ya se hundía», ha señalado que el PP «es un partido totalmente irresponsable».

(Visited 50 times, 1 visits today)