fbpx
viernes, 15 de octubre de 2021
Este es el nuevo Consejo Rector de Eurocaja Rural, presidido por Javier López, quien ha sido reelegido durante otros cuatro años más.
Imagen de archivo. Consejo Rector de Eurocaja Rural. En primer plano, a la derecha, el presidente, Javier López Martín, a su izquierda, el director general, Víctor Manuel Martín López.
Presenta el balance de 2020 - 10 marzo 2021 - Toledo

Eurocaja Rural obtuvo 36,2 millones de beneficio durante 2020, un año en el que también mejoró sus cifras de clientes hasta llegar a 454.163, mejorando los datos de morosidad (por debajo de la media del sector), de inversión crediticia (1.285 millones concedidos en 2020) y liquidez disponible (cuantificada en 2.305 millones), entre otro tipo de apartados. Todo ello en un contexto marcado por la recesión ocasionada por la pandemia y por los tipos de interés negativos a corto plazo, pero que no han impedido que esta entidad financiera castellanomanchega mejore sus cifras.

La entidad financiera ha mejorado su solidez y solvencia, unas credenciales que ha conseguido la entidad «aplicando una estrategia firme y decidida, así como una gestión prudente y rigurosa«, según ha informado en rueda de prensa.


Su modelo de negocio de banca tradicional le ha permitido consolidar su rentabilidad, incrementar su volumen de negocio y clientes, así como generar empleo al ampliar su red comercial. Todo ello en un entorno muy competitivo y de reformas constantes en el sector financiero, hecho que consolida a Eurocaja Rural en el «grupo de entidades más seguras y saneadas del país».

El presidente de la cooperativa de crédito, Javier López Martín, y su director general, Víctor Manuel Martín López, han querido resaltar la excepcional dedicación de «todos los profesionales de la entidad en un año especialmente difícil, manteniendo abiertas y plenamente operativas todas las oficinas, y cumpliendo las directrices gubernamentales de servicio esencial para la población».

Igualmente, han destacado la estabilidad y seguridad que definen a Eurocaja Rural y han aportado los siguientes datos sobre el balance de 2020:

Y es que en ese curso Eurocaja Rural obtuvo unos beneficios después de impuestos de 36,2 millones de euros, que incrementan los fondos propios de la institución hasta los 506,2 millones de euros.

Aumento de la inversión crediticia

La entidad concedió un total de 20.347 operaciones de crédito por valor de 1.285 millones de euros, lo que impulsó el crecimiento de la inversión crediticia bruta en un 7,22% hasta alcanzar los 4.171 millones de euros. El aumento experimentado afecta tanto al número total de nuevas operaciones (13,6% más respecto a 2019), como al del volumen de importes concedidos (206 millones más en comparación con 2019), lo que evidencia su implicación en la reactivación económica, pese a la escasez de la demanda de financiación ante la situación de incertidumbre económica actual.

La seguridad, rigurosidad y prudencia en la gestión, explica la entidad financiera en el comunicado de prensa, han otorgado estabilidad y solvencia, como se aprecia en la disminución de sus indicadores de riesgo: la tasa de mora descendió al 2,04 por 100, frente al 4,51 por 100 medio del sector; y la tasa de cobertura se situó en el 129,74 por 100, en contraposición al 70,54 por 100 del sector financiero a 31 de diciembre. Esta circunstancia consolida a Eurocaja Rural «como referente en las mejores prácticas sectoriales a nivel nacional».

2.305 millones de liquidez

Eurocaja Rural cerró el ejercicio con 8.784 millones de euros de balance, y un incremento de 844 millones de euros. La cifra de recursos gestionados de clientes registró un saldo de 6.249 millones de euros, en una notable evolución positiva de 392 millones de euros. La entidad financiera cuenta igualmente con una importante liquidez disponible, cuantificada en 2.305 millones de euros a cierre de 2020, lo que determina su alta capacidad para afrontar con garantías el actual periodo de recesión y los requerimientos de socios y clientes, según detalla la entidad.

Crecimiento clientes: Eurocaja Rural aumentó su número de clientes, hasta alcanzar los 454.163 al cierre del ejercicio, 2.400 más que al término de 2019. La cercanía, proximidad, el trato humano o el asesoramiento personal y profesional, son cuestiones que «no solo permiten afianzar la confianza y fidelidad de los antiguos clientes, sino también lograr la vinculación de otros nuevos».

La única entidad financiera en 50 localidades

En cuando a la generación de empleo a través del Plan de Expansión, Eurocaja Rural mantiene una red de 410 oficinas. En esta coyuntura adversa, la Entidad ha asumido, a través de su Plan de Expansión, su lucha particular contra la despoblación y la exclusión financiera, convirtiéndose, en medio centenar de localidades, en la única entidad financiera representada.

Programa Soluciones para mitigar efectos de la pandemia: Eurocaja Rural inició en 2020 el programa ‘Soluciones’, como muestra la vocación de servicio con el territorio donde desarrolla su actividad (CLM, Madrid, Ávila, Murcia y la Comunidad Valenciana). Así, ofreció financiación al tejido productivo y liquidez a sus socios y clientes través del ‘Préstamo Soluciones Liquidez’. Además, concedió 2.300 préstamos con garantía del ICO, por importe de 123,4 millones de euros, a trabajadores autónomos y empresas. También, concedió 1.115 moratorias a préstamos hipotecarios y personales por importe de 84,3 millones de euros.

Control de la gestión y eficiencia en los procesos

A tenor de los resultados obtenidos por Eurocaja Rural en 2020, el director general, Víctor Manuel Martín López, ha reiterado la eficiencia del modelo de negocio, y la gestión rigurosa y prudente, más aún en un entorno recesivo, donde todavía se registran los duros impactos de la crisis.

«Estos números consolidan una ratio de capital del 16,47 por 100, sobradamente por encima de los requisitos marcados por las autoridades supervisoras. Eurocaja Rural refleja unos fuertes coeficientes de capital y la mejora de la calidad de los activos, lo que nos proporciona tranquilidad ante un posible escenario de deterioro de la situación económica derivada de la pandemia», ha expresado.

Por último, valora como «determinante» el dato vinculado a la consolidación de los ingresos recurrentes y al aumento del número de clientes, pues marcan el termómetro presente de afianzamiento y evolución de la cooperativa de crédito.

Bajo perfil de riesgo y ratio capital consistente

La entidad cerró el año con una consistente ratio de capital CET1 del 16,47 por 100. Este indicador reafirma el bajo perfil de riesgo y el excelente estado de salud que ostenta Eurocaja Rural, superando holgadamente la exigencia regulatoria del 11,63 por 100.

«Hemos crecido en todos los márgenes de la cuenta de resultados, demostrando que nuestra estrategia es adecuada, eficaz y que obtiene resultados positivos y recurrentes en el tiempo. La meta es ambiciosa: continuar impulsando la economía de todo nuestro ámbito de actuación, atender los requerimientos de nuestros socios y clientes, ampliar nuestra presencia en más territorios y ser consecuentes con nuestros principios y valores como entidad de economía social. Siempre implicados con el sector primario, con el tejido productivo, con el medio rural y con las Administraciones Públicas. Ahora más que nunca», ha añadido Martín.

Generación de empleo frente al cierre generalizado de oficinas

Desde 2011, la entidad se encuentra inmersa en un importante Plan de Expansión acercando su modelo de banca tradicional, así como generando empleo frente a la oleada de cierre de oficinas y recorte de plantillas. En esta coyuntura, Eurocaja Rural totaliza 410 oficinas en Castilla-La Mancha, Madrid, Castilla y León, Comunidad Valenciana y Murcia. Mientras que en la última década el sector redujo al menos un 40 por 100 sus oficinas, Eurocaja Rural en ese periodo ha duplicado su red comercial.

1.100 profesionales

Por su parte, el Grupo Económico Eurocaja Rural alcanzó en 2020 el número de 1.100 profesionales, quienes atienden ya a los más de 454.163 clientes, quienes permanecen de media en la entidad casi 14 años, el doble que la media del sector.

Además, facilitó todas las ventajas de la banca online a través de sus aplicaciones digitales. En este sentido, Eurocaja Rural ha experimentado un crecimiento ostensible del uso de estos recursos tecnológicos por parte de los clientes. De hecho, la entidad tiene actualmente 312.385 usuarios digitales, con un volumen de transacciones superior a los 202 millones, lo cual representa un incremento del 42% con respecto al ejercicio 2019.

Programa ‘Soluciones’ como respuesta para combatir la pandemia

Por su parte, el presidente de Eurocaja Rural y su Fundación, Javier López Martín, ha resaltado el amplio y diverso abanico de acciones desarrolladas gracias al programa ‘Soluciones’, respuesta que «hemos podido afrontar por el saneamiento de nuestras cuentas, por contar con suficientes recursos y con una de las mejores ratios de capital del sector financiero de España».

A este respecto, citar la adhesión a las Líneas ICO avales COVID/19 promovidas por el Gobierno; la rúbrica a la adenda Línea AVAL COVID-19 CLM del Ejecutivo regional; la puesta en marcha del ‘Préstamo Soluciones Liquidez’ o a la iniciativa ‘Aquí al lado’ (aquialalado.es) para impulsar las ventas de los negocios de proximidad. También subraya el adelanto del pago de las pensiones y prestaciones que realiza la Tesorería General de la Seguridad Social (TGSS), el pago de las pensiones de la Seguridad Social en colaboración con el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE), la condonación del pago del alquiler a las familias adheridas al Fondo Social de Viviendas (FSV), o el aplazamiento del pago de prima de los seguros agrarios, a coste cero.

La Fundación Eurocaja Rural intensificó también sus proyectos de ayuda social, con una asignación presupuestaria que superaba los 500.000 euros. Una de las mayores aportaciones privadas para el desarrollo social de la región. En total, las acciones desarrolladas por la Fundación beneficiaron en 2020 a 262.172 personas.

Por último, López Martín ha destacado las aportaciones efectuadas por el Fondo de Educación y Promoción (FEP), cifradas en 3,8 millones de euros, que han contribuido a potenciar el desarrollo y bienestar de las personas, también en el entorno rural.

«Eurocaja Rural desarrolla un modelo propio de banca de proximidad, que tiene en su epicentro a las personas, y que persigue el desarrollo sostenible social, económico y medioambiental de nuestro territorio. Seguiremos ofreciendo soluciones especializadas a las cooperativas, al sector agroalimentario; a los emprendedores y autónomos que conforman el núcleo de nuestro tejido productivo; a las Administraciones Públicas y a los socios y clientes, a quienes nos debemos, y a quienes agradecemos su confianza plena», concluyó.

(Visited 62 times, 1 visits today)