fbpx
sábado, 25 de junio de 2022
Rueda de prensa de Asaja Castilla-La Mancha.
Rueda de prensa de Asaja Castilla-La Mancha.
Están a favor de este tipo de explotaciones - 12 enero 2022 - Toledo

El secretario general de Asaja en Castilla-La Mancha, José María Fresneda, ha advertido que habrá movilizaciones «inmediatas» si este jueves el pleno de las Cortes aprueba la moratoria en la tramitación de nuevas macrogranjas en la región, avisando que no descarta «ver cerdos en las calles» como medida de protesta. «Estamos en guerra totalmente«, ha afirmado.

Acudirán a los tribunales

Fresneda, que ha ofrecido este miércoles una rueda de prensa junto al presidente de la Asociación Nacional de Productores de Ganado Porcino (Anprogapor), Miguel Ángel Higuera, ha añadido que «por supuesto» acudirán a los tribunales en caso de que la moratoria sea aprobada.


«Que va a haber movilizaciones no os quepa la menor duda, gordas, importantes, en función del comportamiento de quién saque la moratoria o no adelante mañana. Nosotros no aceptamos ninguna fecha de moratoria, poner una moratoria es dotar a una sociedad como la nuestra de una inseguridad jurídica absoluta», ha asegurado.

Fresneda ha criticado que el debate en las Cortes se vaya a centrar en la reprobación o no del ministro de Consumo, Alberto Garzón, señalando que «el problema no es ese» sino el de la moratoria, que es «mucho más gordo».

Así, ha defendido que esta medida «no tiene en este momento ninguna justificación legal, ni social ni económica» por las características de las granjas y los ganaderos que hay en la Comunidad Autónoma, considerando que «no va a mejorar para nada un modelo de granja que es para enseñárselo a todo el mundo».

Fresneda ha manifestado que hay «bastantes» proyectos que se verían afectados si se aprueba esta iniciativa, con «muchos agricultores y ganaderos que ya han hecho inversiones para los nuevos proyectos, han comprado terrenos y han apalabrado material».

Pide a Page que «no se deje llevar por intereses localistas»

El secretario general de Asaja en la región ha reconocido que ha habido contactos por este tema con el Gobierno regional y, en este sentido, ha insistido en que mientras ellos cuentan con «argumentos técnicos y sociales», quien defiende la moratoria «no tiene ningún argumento, solo el de contentar a cuatro alcaldes».

En este sentido, ha pedido al presidente regional, Emiliano García-Page, que «gobierne, porque en muchos aspectos lo hace muy bien», y que «no se deje llevar por intereses políticos localistas de algunos sitios para mantener alcaldías, que es lo que está haciendo con esto».

La Junta pide evitar «la crispación» y aboga por «el entendimiento»

El Gobierno de Castilla-La Mancha ha insistido este miércoles en la necesidad de ordenar el sector de la ganadería intensiva en la región, pues, al margen de la necesidad de ser absolutamente garante con el medio ambiente, ha admitido que hay muchas poblaciones de la región en las que las llamadas macrogranjas provocan «conflicto social». Por ello, ha pedido evitar «la crispación», abogando por el entendimiento y el pacto.

Así lo ha verbalizado la portavoz del ejecutivo regional, Blanca Fernández, preguntada durante al rueda de prensa que ha ofrecido este miércoles sobre los amagos de movilización anunciados por Asaja, que se ha declarado «en guerra», en caso de que prospere la moratoria a este tipo de explotaciones.

Tras asegurar que el Gobierno castellanomanchego respeta todas las posiciones, ha defendido que con la moratoria a estas instalaciones pretende «poner orden, analizar la situación, ver cuántas granjas hay en Castilla-la Mancha y en qué condiciones se puede dejar en el futuro. Esas condiciones han de ser absolutamente garantes con el medio ambiente».

Dicho esto, y pese a asegurar que el Ejecutivo cumple siempre la ley en este tipo de instalaciones y no concede autorizaciones «de cualquier manera», ha admitido que en la región «hay un movimiento ciudadano y cierto malestar en muchas poblaciones donde han surgido estas iniciativas, donde hay conflicto social».

«Por tanto, vamos a poner orden el sector, de la mano del sector, no contra el sector. Entendemos que la ganadería da mucho empleo, produce productos de mucha calidad y forma parte de ese sector económico estratégico para fijar población en el medio rural».

Por ello, la portavoz del Ejecutivo castellanomanchego ha abundado en la necesidad de «hablar, pactar y dialogar las condiciones». «No pasa nada, lo que hay que evitar es la crispación, en la crispación pierde el sector, en el pacto y en el entendimiento gana el sector y la sociedad. Este gobierno aboga siempre por el entendimiento y el pacto para evitar malestar. En muchas poblaciones de la región han surgido a raíz de este tipo de explotaciones», ha concluido.

Asaja asegura que no hay normativas similares en otras ccaa

Por su parte, Miguel Ángel Higuera ha explicado que en el resto de comunidades autónomas no hay ninguna normativa como la que se quiere imponer en Castilla-La Mancha sino que en regiones como Cataluña o Aragón se está trabajando entre la Administración y el sector en un equilibrio entre la base tierra y la carga ganadera, aunque el Gobierno regional siempre ha hablado de buscar ese equilibrio a la hora de realizar la nueva normativa.

De manera que «en zonas donde ya está equilibrada, en caso de querer ampliar o poner una granja nueva tiene que ir imputada a que todo el nitrógeno lo lleves a una zona que sea deficitaria. Lo que buscamos es ese equilibrio», ha añadido, recalcando en este sentido que Castilla-La Mancha es una zona con «altísima necesidad de fertilizante».

Asimismo, ha comentado que espera que nadie estigmatice a la región como un territorio que quiere «hundir a la ganadería», pidiendo separar los temas de la moratoria y de las declaraciones de Alberto Garzón para «trabajar cada cosa como es».

Para Higuera, «la solución no es una moratoria, es hacer las cosas bien y en Castilla-La Mancha el potencial que tiene la ganadería no se puede cortar porque es la única viabilidad que vamos a tener en el medio rural», ha proseguido.

Asimismo, ha manifestado que con esta convocatoria «no se quiere apostar por la reutilización y el reciclado de los residuos», recordando que la economía circular «depende de la combinación perfecta y cohesionada» entre agricultura y ganadería.

El purín como fertilizante

Así, ha detallado que en la Comunidad Autónoma el purín como fertilizante «no llega a cubrir ni las necesidades del 20 por ciento del terreno cultivable», mientras que el resto de ese terreno se abona con fertilizante mineral, haciendo hincapié en que la Unión Europea ha dicho que para 2030 el uso de este tipo de fertilizantes minerales deberá reducirse un 50 por ciento.

«Prohibir las granjas correctamente dimensionadas es tratar de acabar con la ganadería en Castilla-La Mancha, nos deja sin posibilidades de desarrollo, innovación y mejora en inversión. El mensaje está claro, nos transmite una inseguridad jurídica terrible, no se puede hacer nada porque puede ser que te cambien la ley de la noche a la mañnaa y te dejen hundido».

(Visited 102 times, 1 visits today)