fbpx
martes, 26 de octubre de 2021
A la derecha, el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page; en el centro, la ministra de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, en una planta de reciclaje de metal de Cabanillas. estado
A la derecha, el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page; en el centro, la ministra de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, Magdalena Valerio, en una planta de reciclaje de metal de Cabanillas.
"hoy mismo", asegura el presidente de CLM - 26 septiembre 2018

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha avanzado que el Gobierno regional pedirá «hoy mismo» al Gobierno de España la reunión de una comisión bilateral para «reclamar los muchos millones» que el Estado adeuda a la Comunidad Autónoma en materias como la dependencia o la sanidad.

García-Page, durante su intervención en el acto de inauguración de la nueva planta que la empresa Ball Corporation ha instalado en la localidad de Cabanillas del Campo (Guadalajara), ha justificado esta petición asegurando que ahora «hay sensibilidad» al respecto por parte del nuevo Gobierno central de Pedro Sánchez.


El presidente regional ha incidido en que «de la misma manera que se atiende a Cataluña, se tiene que atender al resto de comunidades autónomas».

«No jugamos a ser más pero no consentimos ser menos», ha añadido, recordando que el Estado ya ha «resuelto un paquete de deudas» con la región catalana.

[ze_image id=»266835″ caption=»Page en la inauguración de Ball Corporation.» type=»break_limited» src=»http://ecmadm.encastillalamancha.es/wp-content/uploads/2018/09/44926296851_d29e53d5bb_k.jpg» urlVideo=»» typeVideo=»» ]

 

Page pide «valentía» para acabar con el trasvase, «esa cicatriz que señala la penosa gestión del agua en España»

Por otro lado, Page ha pedido «valentía» para cambiar la actual política de trasvases de agua desde la cabecera del Tajo hacia el Levante, considerando el Tajo-Segura como «una cicatriz que señala la penosa gestión del agua» que a su juicio ha habido en España.

Durante su intervención en la puesta en marcha de la empresa Ball en Cabanillas del Campo, ha aseverado que tanto en Castilla-La Mancha como en la provincia de Guadalajara existe un «clamor» para conseguir una gestión correcta del agua, algo que se está haciendo «mal, muy mal».

«Yo confío en el actual Gobierno de España y en que, con inteligencia, pueda cambiar las cosas. Y además de confiar, empujaré para que sea así. Realmente, el agua, como todo el mundo sabe, es una materia prima como otra cualquiera. Lo digo como lo he dicho siempre, no vamos a cejar en el empeño», ha insistido.

Por ello, ha asegurado que desde su posición va a seguir «empujando» hacia «una sensibilidad ecologista de la que presume el Gobierno de España».

(Visited 9 times, 1 visits today)