fbpx
miércoles, 8 de febrero de 2023
El portavoz del Gobierno regional, Nacho Hernando. UCLM
El portavoz del Gobierno regional, Nacho Hernando.
Generarían un agujero de 20 millones - 15 noviembre 2017

El portavoz del Gobierno regional, Nacho Hernando, ha pedido al rector de la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM), Miguel Ángel Collado, que deje de «chantajear y meter miedo» con un plan de ajustes y le ha preguntado si es que existe algún «agujero financiero» en la institución académica.

En su comparecencia para informar de los acuerdos del Consejo de Gobierno, Hernando se ha referido a las palabras del rector, que hablaba de una «grave situación financiera» de la universidad y que, si la Junta no subía hasta los 160 millones de presupuesto, tendría que aplicar un «plan de ajuste de 20 millones de euros para 2018».


Hernando ha manifestado que el Gobierno regional no comprende por qué, durante la campaña para la elección de rector, Collado afirmaba que la universidad «gozaba de una situación financiera sólida» y ahora hay que aplicar un plan de ajuste si no se sube el presupuesto pese a que éste ya aumenta en un 16 % hasta los 140 millones de euros, que son un 43 % más que los 98 millones de 2012 con Cospedal.

Y además, ha agregado, el actual Ejecutivo «está pagando los 23 millones de euros que Cospedal dejó a deber a la Universidad».

Hernando se ha preguntado si es que existe alguna posibilidad de «algún tipo de agujero económico financiero» en la UCLM, lo que, ha añadido, vendría a confirmar la necesidad y obligación que apunta el Tribunal de Cuentas en su informe de fiscalización de que se realice una auditoría de la institución académica.

El portavoz del Ejecutivo regional ha señalado que cualquier error en las cuentas de la universidad se computa al Gobierno de Castilla-La Mancha, de ahí la necesidad de ser rigurosos porque todos están «en el mismo barco».

Ha manifestado su preocupación por el «prestigio» de la universidad regional y ha criticado que el equipo rector no haya acudido a dos citas para hablar con el Gobierno sobre un contrato programa y un plan estratégico.

Hernando ha anunciado que los van a volver a citar para tratar de buscar una solución a la financiación de la institución académica, así como también el consejero de Educación se va a reunir con los sindicatos de los trabajadores de la universidad y de los estudiantes para reafirmar su compromiso con la «sostenibilidad financiera».

Asimismo, ha continuado, les van a trasladar una serie de garantías para el correcto funcionamiento de la universidad.

«Garantizamos las nóminas actuales, bien a través de anticipos o mediante un préstamo a la universidad, y garantizamos los fondos de inversión hasta el año 2021 y vamos a ampliarlos probablemente a través de fondos europeos Feder», ha asegurado el portavoz.

Asimismo, ha afirmado que la Junta está estudiando la forma de «rescatar» a los alumnos que pudieran dejar de recibir una beca de la universidad.

Hernando ha pedido al rector que piense sobre si quiere ser parte del problema o de la solución y ha recordado que el presupuesto de la institución académica está creciendo cinco veces más que el conjunto del presupuesto y están «atajando los problemas del pasado».

Recortes de 20 millones, según la UCLM

La Universidad de Castilla-La Mancha ha analizado el plan de ajuste de 20 millones de euros que deberá ejecutar en caso de que la Junta de Comunidades no incremente la subvención nominativa hasta los 140 millones de euros, y supondrá medidas como reducción de plantilla o supresión de becas.

En un comunicado, la institución universitaria ha informado de que el Consejo de Gobierno de la UCLM se ha reunido hoy en sesión extraordinaria en el Campus de Ciudad Real para mostrar su «total rechazo» a la consignación presupuestaria de la Junta y para abordar dicho plan de ajuste, que recoges medidas como la reducción de plantillas, eliminación de ayudas y becas al estudio, cancelación de programas de movilidad y suspensión de obras.

El rector de la UCLM, Miguel Ángel Collado, ha explicado a los miembros del Consejo de Gobierno la «grave situación financiera» por la que atraviesa la universidad y ha explicado que, si no se alcanzan los 160 millones de presupuesto por parte de la Junta y que son «necesarios para el correcto funcionamiento» de la institución, la UCLM se verá abocada a un «plan de ajuste de 20 millones de euros para 2018».

El rector ha informado de que los 140 millones de euros presupuestados por la Junta no cubrirían ni los gastos de personal, cifrados en 148,7 millones de euros y que se elevarían hasta los 151 de acuerdo con la previsión de subida del 1,5% recogida en el anteproyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado.

Ante esta financiación, «inesperada» y «claramente insuficiente», y de no corregirse durante la tramitación parlamentaria de los presupuestos regionales, la Universidad de Castilla-La Mancha «se verá obligada a llevar a cabo un plan de ajuste que conllevaría medidas muy dolorosas».

Entre estas, se han incluido reducciones de personal con la congelación de plantilla de nueva incorporación, la eliminación del personal investigador con contratos predoctorales y postdoctorales, la reducción del profesorado asociado y la eliminación de la acción social.

Además, el acuerdo incluiría la supresión de ayudas y becas a estudiantes, la cancelación de programas de movilidad para Personal Docente e Investigación (PDI), Personal de Administración y Servicios (PAS) y estudiantes, el plan propio de investigación y acciones de fomento de los másteres universitarios, la reducción de los gastos de centros y la supresión de obras.

El rector también ha explicado que los presupuestos de 2018 contemplan una reducción del 12 por ciento de los fondos de investigación y un incremento de recursos inferior al de la Educación en su conjunto u otras universidades públicas que reciben fondos regionales, al tiempo que ha expresado su preocupación por algunas cuestiones relacionadas con el articulado del proyecto.

Ante estos hechos, el Consejo de Gobierno ha rechazado unánimemente el proyecto de presupuestos regionales para 2018 y ha respaldado al Consejo de Dirección en las gestiones realizadas en materia de financiación.

Asimismo, ha acordado trasladar formalmente al Gobierno regional las medidas que acarrearía el ajuste de 20 millones de euros en caso de confirmarse la financiación autonómica prevista e iniciar una campaña de divulgación e información a la sociedad respecto a la infrafinanciación relativa que sufre la Universidad regional.

El Consejo de Gobierno también ha manifestado su malestar ante el trato comparativo recibido por la UCLM respecto a otras universidades públicas sostenidas con presupuesto regional.

Éste sería, de confirmarse la asignación nominativa, el segundo plan de ajuste que realizaría la UCLM, según ha explicado la universidad, que ha dicho que el primero, ejecutado en 2017, ha obligado a la institución académica a practicar una reducción de nueve millones de euros en sus cuentas.

Aun así, ha reivindicado que la UCLM ha conseguido sostener sus servicios de docencia, investigación e innovación a un nivel competitivo.

«El no poder recurrir a remanentes en 2018 para amortiguar la situación de infrafinanciación autonómica conduciría a un nuevo ajuste de 20 millones de euros adicionales, que pondría en peligro la capacidad de la Universidad regional para prestar sus servicios con la garantía de calidad que hasta ahora los viene prestando», ha concluido.

 

(Visited 27 times, 1 visits today)