fbpx
domingo, 28 de noviembre de 2021
- 22 septiembre 2020 - Toledo

Es difícil imaginar un Gobierno de Emiliano García-Page sin José Luis Martínez Guijarro y muy fácil acertar si cuando el presidente configura sus Ejecutivos pones el nombre del político conquense en la casilla de vicepresidente.

Portavoz parlamentario en los momentos más difíciles bajo la presidencia de María Dolores de Cospedal, “el hombre que se lee todos los papeles y contesta siempre” -en definición de relevantes interlocutores externos-, el espíritu opuesto al carácter del presidente y su persona de mayor confianza en la gestión… Todos ellos son rasgos y circunstancias que han hecho de este economista una pieza clave e insustituible para Page.


Encastillalamancha.es ha entrevistado al vicepresidente de la Junta para conocer los efectos del ciclón que nos ha arrasado el año y saber de qué manera se afronta el resto del año más incierto de nuestras vidas como sociedad.

«Pánico a la llamada del consejero de Sanidad»

¿Cómo era un Consejo de Gobierno en los meses de marzo y abril?

Pues… Muy duros… Incluso con lágrimas… Aquí, en el palacio de Fuensalida (sede del Gobierno de CLM) han sido meses muy duros, con gente con lágrimas en los ojos. Es muy duro levantarte por las mañanas y tener pánico a la llamada del consejero de Sanidad para decirte los datos de esa mañana… Cómo nos levantamos esa mañana, cuántos respiradores nos quedan… Es muy duro tener que estar tomando decisiones y al mismo tiempo llamar para dar el pésame a un amigo de toda la vida que ha fallecido, a un compañero… Es lo que nos ha tocado vivir.

Desde el punto de vista político, es la peor experiencia que he vivido, por supuesto. Han sido momentos muy duros. Y también hacía mucho daño ver cómo había gente que intentaba sacar tajada política de la situación que se estaba viviendo, que era tan cruda aquí como en otros lugares de nuestros país y en muchos lugares de fuera…

¿Se refiere al PP?

A determinada gente. Es una cuestión de actitud personal. Es verdad que algunos responsables políticos tenían una actitud proactiva para favorecer este tipo de comportamientos. Cuando se vive una situación tan descarnada, de tanto sufrimiento para tanta gente, que puedas estar pensando en los réditos electorales a tres años vista dice mucho de la gente. Hay que ser un poquito más personas, tener más humanidad, cuando hay gente que lo está pasando tan tremendamente mal.

No todo el mundo ha actuado como se ha actuado aquí. He visto personas que estando en la oposición han actuado de manera distinta; por ejemplo, ojalá hubiéramos tenido a un Luis Tudanca (PSOE CyL) aquí en Castilla-La Mancha, que se pone a disposición del Gobierno de Castilla y León. Luego tendrán sus debates y sus críticas… Pero, que cuando está muriendo gente, haya alguien que solo piense en el rendimiento político y electoral, no es justo con la situación que vivían miles de familias en nuestra región. Ahora habrá una comisión en la que se podrá analizar todo lo que ha ocurrido.

«Había gente trabajando desde el hospital para contratar material»

¿Hay algún día que fuera especialmente difícil?

Varios días. Igual que temía la llamada del consejero de Sanidad, tengo que decir que él desde el primer momento nos ha trasladado toda la tranquilidad que nos podía trasladar en esas circunstancias. Pero hubo días muy duros… ¡Los respiradores! Cuántos nos quedaban, si los movíamos de un sitio para otro… Veías a la mitad del equipo directivo de la Consejería y del Sescam afectados por Covid y trabajando desde su casa o desde el hospital ingresados. Ingresados y haciendo contrataciones de material desde una habitación del hospital… Han sido días muy duros, pero esa es la responsabilidad del Gobierno.

«Los profesionales nos decían que había que aguantar dentro de los hospitales»

¿Cuándo se empezó a ver la luz?

Cuando ya nos íbamos acercando al mes de mayo veíamos que la curva iba bajando, que habíamos aguantado… Había un tema que hemos hablado con muchos profesionales sanitarios en estos meses. Con muchos. Y todos nos decían que la clave era aguantar dentro de los hospitales. Por eso, cuando había información de gente que decía que había que montar un hospital de campaña, los profesionales nos decían para qué queremos un hospital de campaña si no tenemos más médicos.

Y nos decían, los que tenemos se tienen que quedar en el hospital, porque generamos más capacidad de atender a la gente. Yo entiendo que es muy duro ver imágenes de una camilla en un pasillo, pero los médicos nos decían prefiero la camilla en el pasillo a tenerla a 500 metros y tener que estar desplazando profesionales. Ellos lo llamaban la “atención intramuros”.

«Nadie escucha explicaciones en medio de un huracán»

Y eso nos hizo que habilitáramos todos los espacios posibles para que los profesionales pudieran trabajar ahí. Y ante un huracán ponerte a explicar las cosas… no te escucha nadie. Pero cuando nosotros hablábamos con los profesionales nos decían que era la decisión correcta, tenemos que ser capaces de aguantar dentro de los hospitales. Y fuimos capaces.

Hubo una reacción absolutamente profesional por parte de todos los profesionales del sistema. Lo realmente bueno de nuestro sistema de salud son los profesionales. Yo creo que este país lo tiene que reconocer y tiene que ser capaz de que esa sea una de las grandes imágenes que quede. Ya lo veníamos haciendo “exportando” profesionales a la sanidad europea. Peor aquí hemos visto que a pesar de todas las dificultades los profesionales han dado la talla poniendo muchos de ellos su propia vida en riesgo… De hecho, algunos se han quedado por el camino.

[ze_summary text=»Lo realmente bueno de nuestro sistema de salud son los profesionales»]

Lo realmente bueno de nuestro sistema de salud son los profesionales[/ze_summary]

 

«Creo que no se volverá a repetir lo que vivimos en marzo y abril»

Creo que la pregunta que todos tenemos en la cabeza es si se va a volverá repetir lo que vivimos en marzo y abril con la pandemia de coronavirus…

Creo que no, aunque no sea porque entonces nadie tenía la más mínima información de podría llegar una crisis sanitaria de estas características. Pero ahora la situación es distinta. Al virus se le conoce mejor y se han puesto en marcha herramienta que tienen que contener hasta que llegue la solución definitiva, que pasa por la vacuna y la vacunación masiva de la población. Y por la información que nos llega faltan unos meses para eso, se producirá a lo largo de 2021.

¿Cómo se afronta en CLM?

Ya se han creado grupos de trabajo para empezar a planificar las prioridades en todo el proceso de vacunación, que se tiene que hacer de manera ordenada. Con la vacunación y los tratamientos el virus se convertirá en algo con lo que sea más fácil convivir.

«Hay presión asistencial, pero no estamos cerca del colapso»

¿Cómo está el sistema sanitario? Algunos colectivos médicos alertan que está al borde del colapso de nuevo, sobre todo en algunos puntos y citan CLM, entre ellos.

No se está cerca del colapso, hay presión asistencial, pero en estos momentos estamos aproximadamente en el 10 por 100 de camas ocupadas con pacientes de Covid (dato del 14 de septiembre). Por nuestra configuración territorial tenemos una red de atención primaria muy potente, con muchos centros de salud y profesionales. Hemos hecho un esfuerzo importante reforzando los equipos de rastreadores y la atención primaria, manteniendo a todos los profesionales que se habían contratado para las sustituciones en vacaciones, porque entendemos que lo que hay que evitar es el colapso del sistema hospitalario. Pero en estos momentos no estamos ni mucho menos en esa situación.

«Madrid fue nuestro problema en marzo y lo es ahora»

Los contagios crecen…

Es verdad que hay nubarrones en el horizonte, que estamos muy preocupado con la situación en Madrid, con la interacción con Madrid. Ese fue nuestro principal problema en marzo y lo sigue siendo en estos momentos. El presidente dice que tenemos una sexta provincia que es la interrelación con Madrid, donde hay una situación muy complicada que nos afecta fundamentalmente en las provincias de Toledo y Guadalajara.

Más la gripe común…

Sí, es otro momento complicado. Vamos a hacer un esfuerzo por anticipar la vacunación de la gripe, para que ante el más mínimo síntoma esté claro que no es gripe y hay que tratarlo como un posible Covid. Habrá que hacer un esfuerzo importante por concienciar a la gente y que, fundamentalmente los colectivos más vulnerables, se vacunen.

Parece que está habiendo coordinación y comunicación más fluida con Madrid en esta fase, ¿no?

Nos vimos forzados a dar un toque de atención público que fue muy sonoro en los medios de comunicación, porque se nos disparaban todas las alarmas. Pedimos al Ministerio de Sanidad que convocara a las tres comunidades autónomas, porque lo que nos pasa a nosotros con Madrid, también pasa en Castilla y León.

La presidenta de la Comunidad de Madrid reaccionó convocando a los tres presidentes y a partir de ahí estamos intercambiando información y la relación es más fluida, aunque siempre hemos tenido buena relación e intercambio de información; incluso hemos puesto a disposición de la Comunidad de Madrid determinados medios materiales, pero, por su configuración, Madrid es un núcleo que irradia a toda España y, obviamente, a los que estamos a su alrededor, más. Somos respetuosos con Madrid y los madrileños, que son víctimas de la situación, pero nos preocupa cómo está evolucionando.

«Llevamos meses haciendo acopio de material»

¿Hay suficiente material sanitario en estos momentos, no solo de protección, sino el más básico que se necesita en un hospital o centro de salud?

Llevamos todos estos meses haciendo acopio de material. Estamos tramitando la ley para crear la reserva estratégica y una corporación que la gestione y garantice el suministro de cara a futuro, pero desde el Sescam llevamos todos estos meses haciendo acopio de material.

Esta es una de las cosas que hemos comprobado en la pandemia y para la que nadie estaba preparado ni pensaba que podrían colapsar los mercados internacionales que suministran este tipo de materiales. Tenemos garantizado el suministro para un cierto tiempo y creemos que lo que se produjo en marzo no tiene porqué producirse ahora.

A la Fiscalía con los irresponsables

En algún momento este Gobierno se planteó personarse y perseguir judicialmente a las personas que incumplen flagrantemente las medidas y suponen riesgo alto para la sociedad… ¿Se ha avanzado en esa idea?

Hemos presentado una enmienda en la Ley de la Reserva Estratégica creando un marco jurídico que nos permite sancionar por infracciones específicamente en materia de Covid. Cuando hay actitudes que pasan de la infracción administrativa, por reiteradas o porque han puesto en riesgo a mucha gente, tenemos la voluntad de ir a la Fiscalía. Incluso cuando hay personas que intentan generar miedo, como ha pasado en la apertura del curso y hemos denunciado un vídeo que se había publicado en las redes sociales. Hay que cortar cuanto antes ese tipo de actitudes.

Uno de los escenarios más dramáticos de la pandemia han sido las residencias de mayores. ¿Cómo está la situación de cara al otoño?

Hemos hecho todo un proceso de planificación y dotación de medios a las residencias y creo que los centros residenciales también han aprendido cómo actuar frente al virus, porque es clave poder sectorizar y tener claros los controles de acceso. Para que el virus no entre a la residencia hay que controlar a las personas que acceden a ella, incluidos los propios trabajadores.

Que es de dónde están viniendo los contagios ahora, porque la mayoría apenas han recibido visitas.

La gente mayor no puede salir, por lo tanto no son foco de contagios. Al revés, alguien de fuera es quien introduce el virus, bien un familiar, un trabajador, un proveedor… Hay que extremar las precauciones. Es clave el seguimiento estricto de los trabajadores, que el conjunto de las residencias han implantado y está siendo muy efectivo. Hay que estar muy encima, porque es uno de los grandes riesgos que tenemos, las personas que viven en residencias, que es gente muy mayor, con un nivel de dependencia muy importante.

Creo que se ha hecho un trabajo importante por parte de todo el sector, con el que hemos tenido un contacto importante este verano, con las dos grandes asociaciones que hay en la región y también con los profesionales de las residencias públicas.

«Hay que definir un sistema estable de teletrabajo» 

¿El teletrabajo ha llegado para quedarse en la función pública? ¿Qué valoración hace del rendimiento de los servicios públicos en teletrabajo?

El teletrabajo ha llegado para quedarse en la economía y la administración debería ser un reflejo de lo que pasa en la economía. Creo que el teletrabajo ha funcionado razonablemente bien en la administración regional. Habrá que hacer algunos ajustes para identificar mejor aquellos puestos que son susceptibles de poder utilizar esa fórmula y también hay que aprovechar para cambiar las formas de relacionarse con los ciudadanos, que no tenga que ser tan presencial. La administración tiene un reto importante en la digitalización, tanto de los procesos internos que quedan como de la relación con los ciudadanos, de tal manera que no estén permanentemente acudiendo a la administración para resolver trámites. Esto lo hemos conseguido, por ejemplo, con la factura electrónica. A partir de ahí, el teletrabajo se podría potenciar todavía más en algunas áreas importantes de la Administración. Obviamente, hay otras que necesitan atención directa.

¿Se va a mantener el sistema actual? Una semana presencial y otra teletrabajo?

Hay que intentar volver a la normalidad, dentro de la situación que estamos viviendo, y definir un sistema de teletrabajo estable. Aquí ya teníamos un proyecto potente de teletrabajo en algunos ámbitos de la Administración y esa experiencia nos ha servido para poder hacerlo, pero hay que hacer una definición más pausada del teletrabajo.

Las obras en los hospitales

El Gobierno reitera que la factura del Covid no va a suponer recortes en servicios y obras públicas esenciales, como los hospitales en construcción o ampliación. ¿Cuál es la última hora en cuanto a los hospitales?

Ante de que termine el mes firmaremos el contrato con la empresa adjudicataria de las obras del hospital de Albacete, que creemos que habrá entrado en obras antes de que termine el año.

En el hospital de Puertollano estamos culminando la redacción del proyecto para poder empezar el proceso de licitación a principios del año que viene.

En Cuenca las obras continúan a su ritmo con el objetivo de que en 2023 estén terminadas. En Guadalajara, creemos que la primera fase del hospital estará culminada el año que viene antes del verano e iniciaremos el proceso de recuperación de las instalaciones actuales.

Y el objetivo con el nuevo hospital de Toledo es que antes del verano que viene haya culminado todo el proceso de traslado. Es un proceso complicado. Son 6 o 7 meses los que tardaremos en ello, con una planificación muy medida y simultanear el funcionamiento de los dos edificios. Tenemos diseñado todo el proceso de traslado. Se inicia por aquellos servicios que utilizan menos tecnología horizontal. Y los últimos servicios que se trasladan sor Urgencias, quirófanos y la Unidad Cuidados Intensivos, que el caso del Covid son el corazón de la lucha contra el virus. El objetivo que nos hemos marcado es que el proceso pueda estar culminado antes del verano de 2021. Es decir, que todos los profesionales están ya trabajando y todos los pacientes atendidos en el nuevo hospital de Toledo.

Ha habido una incorporación importante de profesionales al sistema, hasta tal punto que en estos momentos tenemos agotadas las bolsas de personal de enfermería. Para contratar el personal de enfermería para los centros escolares que lo necesitan hemos tenido que sacar una convocatoria específica.

Fuimos de los primeros que prolongamos hasta final de año el personal incorporado durante la pandemia y ahora hemos renovado las sustituciones de verano, porque sabemos que tenemos que estar preparados. Esa es la clave para abordar la siguiente fase antes de que tengamos la vacuna.

El impacto del Covid en la riqueza regional hasta el 30 de junio es de un 1,44 del PIB, el mayor de España entre comunidades autónomas. ¿Tiene calculado el impacto en el sector privado en destrucción de empresas y/o empleo?

Es el 1,44, 500 millones de euros hasta el 30 de junio. Este verano hemos incrementado los rastreadores, acabamos de renovar la contratación de los profesionales de Atención Primaria… En fin, la factura pública va a ser importante, pero no hay alternativa. Desde el primer momento lo tuvimos muy claro y pusimos en marcha todos los mecanismos para que el presupuesto público tuviera toda la flexibilidad posible y todo el presupuesto a disposición del servicio de salud.

«El otoño, clave para las empresas»

¿La repercusión en el sector privado? Va a ser importante. La caída del PIB va a ser casi con seguridad de dos cifras en nuestro país y en nuestra comunidad autónoma. Hemos tenido algunos colchones sociales que han funcionado bien, como los ERTE, que nunca se había conocido con la fuerza de apoyo de esta ocasión. Hay que ir viendo cómo se va quitando la respiración asistida poco a poco y la que economía vuelva al funcionamiento más o menos normalizado. Esto esperamos que se pueda producir también a lo largo de 2021. La clave va a ser este otoño, la capacidad que van a tener las empresas de aguantar, fundamentalmente en algunos sectores, como Hostelería, Turismo…

Aunque ahí hay dos realidades distintas en nuestra región. No tiene nada que ver Toledo, que tiene un turismo internacional, con otras zonas de la comunidad autónoma que han tenido una buena campaña, como el turismo rural. La prueba de fuego va a ser pasar el otoño y el invierno y llegar a la primavera para que una vez que se vuelva a reactivar ese sector de una manera más natural, pueda sobrevivir. Y de ese sector cuelgan muchos en España y en Castilla-La Mancha.

En nuestra comunidad autónoma tenemos la ventaja del potente sector agrario y agroalimentario, que ya nos ocurrió en la anterior crisis económica y ahora también está siendo un sector en buena disposición de aguantar, pese a la ralentización del comercio internacional. También vamos a depender de nuestra interrelación económica con Madrid.

«Es clave tener Presupuestos del Estado»

Imagino que se están elaborando los Presupuestos de la Junta para 2021.

Sí, estamos en un proceso de elaboración de Presupuestos, pero es muy teórica. Es clave tener unos Presupuestos generales del Estado. Si no los hay, las comunidades autónomas, aunque tengamos mayoría absoluta, vamos a tener muchas dificultades para elaborar unos Presupuestos que se puedan ajustar a la realidad. No sabemos nada de cómo va a evolucionar la recaudación y, por lo tanto, las entregas a cuenta; no sabemos nada de si va a haber fondos adicionales del Gobierno para seguir atajando la pandemia, porque los que se han puesto a disposición de las comunidades autónomas eran hasta el 31 de diciembre.

¿Confía en que se aprueben pronto los Presupuestos Generales del Estado?

Yo creo que habrá responsabilidad en el Congreso. Este país no puede seguir con unos Presupuestos que no se ajustaban a la realidad y las necesidades del país y ahora, por supuesto, no pueden dar respuesta. Además, necesitamos incorporar los fondos que nos pueden venir de Europa. Sería muy difícil explicar que 27 países, cada uno con sus intereses, se ponen de acuerdo en un presupuesto para ayudar, entre otros países a España, y que en España no nos pongamos de acuerdo para aprovecharnos de esos fondos a nuestra disposición. Creo que determinadas formaciones políticas tienen que olvidarse del tacticismo a corto plazo y…

[ze_summary text=»Sería muy difícil explicar que 27 países se han puesto de acuerdo en Europa para aprobar los fondos y en España no somos capaces de aprobar unos Presupuestos del Estado»]

Sería muy difícil explicar que 27 países se han puesto de acuerdo en Europa para aprobar los fondos y en España no somos capaces de aprobar unos Presupuestos del Estado[/ze_summary]

 

¿En qué formaciones políticas está pensando?

En el PP, en Esquerra Republicana, en Junts per Cataluya… En todos estos que están instalados en el tacticismo, cada uno por sus razones. Tienen que pensar que este país necesita arrancar y para arrancar con potencia se necesitan un Presupuestos del Estado adaptados a las necesidad y que nos permita incorporar los fondos europeos. Se necesita un Presupuesto pactado, en el que todo el mundo tendrá que renunciar a objetivos para intentar llegar a un consenso.

[ze_summary text=»Más que ramificaciones, la `Kitchen´ tenía el tronco en Castilla-La Mancha»]

Más que ramificaciones, la `Kitchen´ tenía el tronco en Castilla-La Mancha[/ze_summary]

 

¿Han encontrado ramificaciones de la “Operación Kitchen” en Castilla-La Mancha, más allá de que María Dolores de Cospedal era presidenta de la Junta y Gordo, director general?

Ya son bastantes ramificaciones, es una rama importante… ¡casi el tronco de la Kitchen! Lo triste es que una vez más nuestra comunidad autónoma se ve inmersa unas actuaciones… Es preocupante que alguien que fuera director general del Gobierno regional manejara fondos reservados, porque el Gobierno regional no los tiene, por ley. Eso pone muy de manifiesto que alguna gente se pensaba que estaba por encima del bien y del mal y que podía hacer y deshacer a su antojo. Creo que la justicia irá poniendo a cada uno en su sitio.

Noticias relacionadas

Nuevo hospital de Toledo: «El objetivo es que los profesionales estén trabajando y los pacientes atendidos antes del verano de 2021»

«Ya se han creado grupos de trabajo para planificar el proceso de vacunación contra la Covid en CLM

Coronavirus en CLM: 21 muertos y 2.470 nuevos contagios en tres días

[ze_image id=»391012″ caption=»Martínez Guijarro, vicepresidente de la Junta.» type=»break_limited» src=»https://ecmadm.encastillalamancha.es/wp-content/uploads/2020/09/Jose_Luis_Martinez_Guijarro_20_250.jpg» urlVideo=»» typeVideo=»» ]

 

 

(Visited 36 times, 1 visits today)