fbpx
viernes, 15 de octubre de 2021
Emiliano García-Page. Foto: Rebeca Arango.
El presidente de CLM analiza el cónclave 04/10/2021octubre 9th, 2021 - Toledo

Seis años en la presidencia de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, casi 20 meses de gestión en pandemia por el Covid y tres décadas en la política llenas de vicisitudes, clamorosos éxitos y notables desengaños no han mermado el espíritu optimista de Emiliano garcía-Page, que pronostica para la región un futuro inmediato con más luces que sombras a bordo del crecimiento económico y de población.

Como secretario general del PSOE de Castilla-La Mancha ha entregado a su partido la mayor cuota de poder institucional nunca conseguida y eso que en esta comunidad autónoma los socialistas han sido los gestores del tablero casi siempre. Sin embargo, en el PSOE que dirige Pedro Sánchez, Page es un disidente frente a todo aquello en lo que los socialistas se «podemizan», empleando su terminología: mantiene discurso propio con los nacionalistas, los indultos, guiños a los Fuerzas y Cuerppos de Seguridad y Fuerzas Armadas, o la defensa de la corona, entre otros asuntos de calado.


Emiliano García-Page. Foto: Rebeca Arango.

Ahora, el presidente traslada entusiasmo por la llegada de la recta final de la pandemia y las posibilidades que otorgan los fondos europeos al crecimiento económico. Al mismo tiempo, el secretario general respira más tranquilo ante lo que llama «el giro a la centralidad de Sánchez», porque, en su opinión: «La despodemización del PSOE avanza a buen ritmo» y su partido se adentra en una estrategia de moderación «en la que se puede reconocer Felipe González«.

No espera tensiones en los próximos cónclaves socialistas federal, regionales y provinciales. «Oficialmente, todo el mundo ya es pedrista«, afirma, al tiempo que opina que los dirigentes del PP tienen menos peso que sus siglas. En este sentido, define el proyecto de Paco Núñez desde el PP de CLM como una propuesta hacia la inestabilidad por «complejo de liderazgo».

De todo ello hemos hablado en esta entrevista que recomiendo leer también entre líneas. Es aconsejable dar un par de vueltas a algunas afirmaciones, que contienen las claves de decisiones y acciones que Emiliano García-Page prefiere no explicitar todavía de forma clara.

La entrevista, en titularesContenidos ocultar

“Van a llegar más fondos europeos que en 15 años”

De cara a este curso político, ¿cuál es la agenda de acción y reivindicación del Gobierno dentro de CLM y fuera de ella?

El objetivo de fondo es hacer una gran oportunidad de impulso de las dos crisis que vivimos: la sanitaria (con gran alcance económico) y la financiera, que arrastrábamos desde 2007. Soy muy optimista respecto de los datos de empleo y creación de empresas en la comunidad autónoma, en relación a la media del país.

¿Sobre qué ejes se apoya ese impulso?

Los que ya teníamos en marcha para facilitar la instalación de empresas, apostando por una simbiosis que facilite la inversión privada, de la que los servicios públicos se benefician y a la que contribuyen. Vamos a ser la comunidad autónoma de España que mejor gasta los fondos europeos, tenemos experiencia y hemos ido por delante, porque hemos presentado mas proyectos que la mayoría de las regiones, muchos de iniciativa privada, porque llevamos muchos meses en ello y en alianza con grandes y medianos empresarios.

La patronal regional ha expresado su temor a que los fondos europeos que lleguen a CLM los gestionen empresas que no son de CLM y que se utilicen como mera financiación barata de iniciativas previstas y no como un giro económico… ¿Ha lugar este temor? ¿Cómo va a gestionar el Gobierno estas expectativas?

Los fondos están ahora en proceso de maduración. La emergencia ha hecho que primero se ponga el dinero y luego se determinen los fines, algo que nunca ha pasado en la UE, pero creo que los fondos no se van a regionalizar; sería erróneo, aunque saliéramos ganando. Tienen una misión transversal, además de que las grandes industrias del país benefician a todos. Aquí tenemos multitud de pequeños negocios que mueven un gran volumen como proveedores de grandes empresas que abastecen a toda España. En cualquier caso, el Gobierno regional sí va a hacer una lectura para que se quede en la comunidad autónoma el mayor beneficio posible. Son fondos que no hay que reembolsar, un añadido inesperado e inaudito hasta la fecha. Los fondos europeos que van a llegar a la región por esta vía suponen más dinero que la suma de los que han venido en 15 años.

¿Cómo va a ser la transformación para que el modelo productivo de CLM supere sus debilidades?

La región se está fortaleciendo en las áreas que ya eran fortalezas, porque no hemos cometido el error de renegar del sector agrario o la agroalimentación, que son el 18 por 100 del PIB y sigue creciendo. Cada vez somos más competitivos en lo que ya lo éramos y al mismo tiempo estamos atrayendo todo tipo de empresas: prácticamente todos los sectores de innovación que se están planteando en el nuevo escenario económico benefician muchísimo a la pequeña y mediana empresa. Tenemos una economía más ligera que otras regiones y, en ese sentido, menos lastres. El factor de riesgo que más me preocupa es la transformación que se va a producir en el mundo en los motores de combustión del automóvil, que afectará a las petroquímicas y nosotros tenemos una enorme en Puertollano, Repsol. Pero la propia empresa está planteando reconversiones de actividad para no perder empleo y riqueza.

Puertas abiertas a los empresarios

¿Qué piden las empresas que eligen Castilla-La Mancha para instalarse?

Solvencia, traducida en tiempo, rapidez en la tramitación. Y cercanía. Cualquier empresario que quiera apostar de verdad por esta región tiene abiertas las puertas del palacio de Fuensalida y, por supuesto, de las consejerías. Créame que hay comunidades, algunas cercanas, en las que a los grandes empresarios no los recibe ni el conserje.

La vuelta a la normalidad post Covid-19

¿Atisba el Gobierno de Castilla-La Mancha en qué plazo se dará por cerrada la crisis sanitaria y podremos decir que el Covid es pasado?

La pandemia va a seguir, aunque la crisis pandémica va a remitir. No será de golpe, pero la dejaremos atrás, especialmente las consecuencias socieconómicas, que van a cambiar radicalmente. Es más, tanto en la calle como en los despachos y en los datos de licencias y fiscales, que tenemos, aprecio un nivel de euforia y de ganas de salir adelante que va a empujar la economía.

¿Qué va a salir de esta crisis?

Un sistema sanitario más protegido ante los recortes; una sociedad más concienciada de los riesgos colectivos; e incluso diría que un país con más conciencia colectiva de país, yo he notado a la gente muy unida en el dolor.

Coronavirus y gripe convencional

Pero, ¿hay una fecha en el calendario en la que piense que la incidencia acumulada, la vacunación y otros parámetros apuntan al fin de la crisis o las mascarillas?

Creo que vamos muy acelerados hacia ese punto. En mi opinión personal va a ser complicado hacer un planteamiento de ese tipo hasta que no pase la gripe de cada año, porque hay mucho riesgo de que se confundan los síntomas y de nuevas saturaciones… Ya con una gripe convencional se saturaban los hospitales durante semanas y eso que se cura mucho más rápido. Entiendo que habrá que esperar a que remita la época de gripe convencional para no dejarnos llevar ya tanto por el nivel de incidencia acumulada como por otros datos hospitalarios. La verdad es que llevamos seis meses sin tener que interrumpir la gestión sanitaria habitual y atendiendo el Covid, paralelamente.

«El Gobierno que más ha invertido por habitante»

¿Quizás la primavera de 2022 sería el horizonte más favorable para recuperar la normalidad?

Creo que España estará preparada para oficializar la salida en cuanto hayamos superado la posible confusión con la gripe convencional.

Lo cierto es que en Castilla-La Mancha somos el Gobierno que más ha invertido por habitante en la lucha contra el Covid: los que más hemos contratado, los pioneros en la reserva estratégica de material sanitario… ¿Por qué? Porque ya éramos un gobierno convencido de la importancia de la sanidad pública, no quiero ni pensar en qué condiciones hubiéramos abordado esta pandemia con el nivel de deterioro, despidos y recortes que me encontré al llegar.

Además de las miles de personas fallecidas y el inmenso dolor que dejaron las circunstancias en las que se fueron, ¿qué se ha llevado esta crisis que no recuperaremos?

Se ha llevado esa sensación de impunidad que hemos vivido colectivamente en los tiempos de la gloria económica, esa sensación de que nada iba a parar un ritmo de bienestar y crecimiento económico. Nos ha introducido un riesgo de vulneravilidad, pero eso no lo veo negativo, porque hemos vivido una cierta ficción. Tanto la naturaleza como la ciencia demuestran que somos muy poca cosa en relación a los fenómenos que nos rodean, como estamos viendo con el cambio climático. En cuanto a la salud, sería absurdo pensar que no van a venir más pandemias y problemas.

«Ha habido momentos en los que sentía que ya no podía estar en la vida pública» 

¿Le quedan cuerda y proyectos para intentar una legislatura más como presidente de Castilla-La Mancha?

Tengo muchas ideas en la cabeza, sin duda. Para este cargo o para cualquiera que ocupe mientras esté en política. Duermo muy mal y los médicos me dicen que es porque tengo mi cabeza dando vueltas siempre. Tener una mente inquieta ayuda a no dejar de sorprenderme. El día que vaya por la región y no me cabree cuando veo una señal torcida o algo que no funciona… ese día que no reaccione o que me aclimate, me tengo que ir de la política. En cuanto a la presidencia de la Junta, aún es muy pronto para ver qué le interesa tanto a la región dentro de dos años como a mi propio partido, lógicamente.

«Cuento con el apoyo de todo el PSOE para ser candidato a la Junta»

¿Tiene previsto mantener en cuarentena y hasta que los plazos obliguen la decisión de si será candidato?

Es lo lógico. Sé que cuento con el apoyo y el empuje de toda la organización para que sea candidato, es evidente. Pero llevo mucho tiempo en esto y sé perfectamente que hay que ponderar muchos factores. A lo largo de la pandemia he tenido momentos en los que entendía que ya no podía estar en la vida pública. No fue por las críticas, si no por mi propia tranquilidad emocional; pero tenía claro que no me iría en plena pandemia, que tenía que estar como presidente en la recuperación y en el final. No se te pasa por la cabeza arrojar la toalla cuando se te necesita, pero sabes que esto, personalmente, pasa mucha factura.

Pero ahora no es ese su ánimo, ¿no…?

Ahora participo de la alegría colectiva de estar saliendo y, quizás, yo más que nadie, porque hubo un momento en el que hablar de esperanza estaba prohibido, ni siquiera para animar a la gente; se tomaba mal.

«Si hubiera elecciones en seis meses, sería candidato; pero…»

Si tuviera que decidir hoy, ¿se iría o apostaría por un mandato más?

Si las elecciones fueran dentro de seis meses sí sería candidato.

«Las primeras semanas de la pandemia fueron el peor momento de mi vida» 

¿Cuál ha sido el peor momento durante la pandemia?

El peor momento no solo de la pandemia, si no de mi vida fueron las primeras semanas. Es increíble cómo se nos coló el virus en toda la zona centro. Insistiré muchas veces en que Madrid es un gran distribuidor, no lo digo con sentido de culpabilidad, porque Madrid ha sido tan víctima como cualquier otra región de España, nadie tiene la culpa de por dónde entran los virus. Pero, obviamente, a todas las regiones que estamos muy conectadas con ese epicentro, que fue muy contundente entre el 5 y el 12 de marzo -eso lo tienen muy claro los científicos-, nos trajo un aluvión que te noquea. Combatimos cientos de enfermedades y una desconocida nos puso todo patas arriba. Era un enorme dolor preguntarle recurrentemente al consejero de Sanidad por el número de fallecidos y su edad -que era altísima la media-; y lo interrogaba permanentemente, creo que casi enfermizamente, sobre cuándo se iba a invertir la tendencia… Era difícil encontrar alguien en España que supiera lo que podía pasar entonces.

«Se puede tener mucho poder y al mismo tiempo sentirte impotente»

¿Qué enseña una situación como esta a un gobernante para gestionar, por ejemplo, las residencias de mayores, los hospitales o la atención primaria, donde han estado los focos más peligrosos?

Fueron los focos más visibles, porque hubo muchos fallecimientos en domicilios y mucha gente que ha muerto sola. Enseña muchísimo. De entrada, te recuerda permanentemente que hay que ser muy humilde, muy humilde… En la vida y, por supuesto, en la política. Y te enseña que se puede tener mucho poder y al mismo tiempo sentirte muy impotente frente a la naturaleza. Creo que se aprende a valorar la cadena de decisiones, yo soy de mentalidad muy metodológica, me preocupa cómo se van a hacer las cosas, delego y trabajo mucho en coordinación con mis equipos… aunque al mismo tiempo estoy muy encima. Durante muchos años se ha vivido con la opinión de que los políticos eran una cosa y la administración, otra. Pero ante esta pandemia ha habido una gran unidad entre los responsables políticos, los técnicos y los científicos. Pasa en los incendios y en situaciones extremas como las que hemos vivido, pero en la pandemia ni siquiera existía protocolo ni antecedentes sobre cómo actuar. La verdad es que todos los presidentes autonómicos nos hemos ayudado mucho y hemos llorado mucho. He tenido conversaciones con muchos de ellos, de todos los colores políticos, y no sabría decir…

«Los presidentes autonómicos nos hemos ayudado y hemos llorado mucho»

¿Hicieron piña?

Mucha. Nos hemos ayudado mucho. Nos hemos comprometido a contar, por ejemplo, las camas que hemos prestado a otros sitios… He sufrido campañas de acoso y difamación de gente que me ha insultado mucho con la apertura del hospital de Toledo y los responsables de ese partido ni siquiera sabían que teníamos parte del material de ese centro prestado de urgencia a otra comunidad autónoma.

Castilla-La Mancha y Castilla y León sufrieron la onda expansiva de Madrid especialmente en la primera ola. ¿Han hablado de ello en las reuniones entre los tres presidentes? ¿Se ha sacado alguna conclusión para el futuro?

Sí, pero no me importa tanto que aprendamos los cargos públicos, que al fin y al cabo somos pasajeros y seguramente no estaremos aquí ninguno dentro de una década; lo importante es que la administración y el sistema sanitario hagan el esfuerzo de protocolarizar lo que ha pasado con este virus -algo que ya está en marcha- y, sobre todo, establecer mecanismos de prevención de los que puedan venir. No me refiero a vacunas, hablo de cómo debe ser la reacción colectiva.

“Acabaremos la legislatura con casi 100.000 habitantes más”

Un tema recurrente de la política regional es el trasvase Tajo-Segura, en lo que se ha avanzado con el cambio de criterios en el Gobierno de España, pero sigue vigente. ¿Renunciamos al trasvase cero?

Así planteado el trasvase cero chocaría con intereses de la propia comunidad autónoma, porque parte de la conducción del agua se utiliza dentro de Castilla-La Mancha. Es una mínima parte, pero la estrategia del Alto Guadiana y la tubería manchega necesitan de las conducciones. No discutimos tanto la tubería como el fin. Si seguimos en la tendencia actual, estamos en claramente en la última década del trasvase. Eso lo saben en el Levante, pero sería importante que llegara fruto de un acuerdo. Puedo entender que este es un problema de dinero y de precios.

Por primera vez, en esta legislatura la lucha contra la despoblación tiene un puesto en la estructura del Gobierno de Castilla-La Mancha. ¿En qué se ha avanzado en estos dos años?

Por ejemplo, para ser pioneros en la captación de fondos europeos destinados a la despoblación, vamos muy por delante del resto de las autonomías y ya hay más de 200 millones gestionados en municipios. También ha servicio para que obtengamos un reconocimiento europeo determinante, que va a suponer desgravaciones fiscales y otras medidas para Cuenca junto con Teruel y Soria; habrá que extenderlo a partes de Guadalajara y otras zonas que tienen el mismo problema. Pero es absurdo pensar que la despoblación se va a arreglar solo con fondos específicos, hay que hacer un cambio de mentalidad. Castilla-La Mancha acabará la legislatura seguramente con casi 100.000 habitantes más, básicamente porque está llegando gente y entiendo que las personas se trasladan hacia donde encuentra oportunidades y buenos servicios públicos; no se mueven para ir a peor. Es evidente que estamos captando población… ¿A raíz del Covid? En parte, pero también gente que viene atraída por el funcionamiento de la educación, la sanidad, la cercanía…

“Seremos una de las autonomías con mejor conectividad de toda Europa”

¿En qué se ha avanzado en Desarrollo Sostenible, otra área que tiene Consejería propia en el Gobierno?

Tenemos estrategias transversales que han dado ya frutos: desde la reapertura de los centros de interpretación de los espacios naturales a la perfección de la agenda 2030, que ya está siendo operativa en las telecomunicaciones. De hecho, vamos a terminar siendo una de las autonomías con mejor conectividad de toda Europa. Es necesario que todo gobierno asuma que la sostenibilidad es un concepto que debe permeabilizar a toda la gestión, como la igualdad o los derechos esenciales.

El hospital de Toledo, a pleno rendimiento en diciembre

Sé que está encima del avance de todas las obras hospitalarias, pero con el hospital de Toledo tiene una espina clavada. ¿Cuándo estará la actividad en el nuevo centro?

La previsión que tenemos es estar a pleno rendimiento en el nuevo hospital de Toledo a primeros de diciembre. Probablemente pueda ser un poco antes, pero por no pillarnos los dedos tenemos ese horizonte. Creo que la mudanza que se ha hecho, con el Covid de por medio, ha sido ejemplar. He tenido que soportar ataques por el traslado cuando Toledo sufría los peores datos de hospitalización y no se podía mover a los enfermos, porque era una temeridad. En cualquier caso, una mudanza se tiene que hacer sin riesgo para el servicio y esta era más compleja que instalarse en un edificio nuevo. Lo veremos ahora con el hospital de Guadalajara, que son edificios pegados o en Albacete, donde la nueva obra es un añadido al edificio actual. La mudanza se acabará viendo con un proceso moderno, sin ningún trastorno, incluso para el tráfico; me alegro que las obras que sugerimos al Ministerio hayan desahogado muchísimo los accesos.

¿Cuál es la ley aprobada como presidente que le ha hecho sentir más satisfecho?

Somos la única comunidad autónoma en España que ha dado rango de ley a la obligatoriedad de la administración a hacerse cargo de las personas con discapacidad en ausencia de sus progenitores o cuidadores. Me consta que, aunque mucha gente no lo vaya a utilizar, otorga mucha tranquilidad a estas familias. Lo estábamos garantizado con hechos, pero ahora existe un derecho protegido frente a cualquier desaprensivo que se pueda colar en el palacio de Fuensalida. Nunca olvidaré lo que me dice la gente por la aprobación de esta ley.

Okupación: «Distingo el problema social de los que solo tienen mucha cara»

¿La ley que se le resiste y que le gustaría aprobar?

Ahora tenemos mayoría absoluta y, a priori, no hay dificultad para sacar las leyes. Me gustaría que la iniciativa antiokupas que hemos aprobado en Castilla-La Man cha saliera adelante en el Estado. De hecho, estamos en conversaciones con el Gobierno de España para que la asuma en todo o en parte. Una parte del Gobierno ni siquiera quiere afrontar el problema de la okupación, pero me consta que en bastante responsables del Ejecutivo y del Grupo Parlamentario Socialista están sensibilizándose crecientemente con este problema. Me preocupa mucho que se confunda un derecho social a una vivienda digna, que hay que garantizar, con la delincuencia, que es lo que realmente asusta a mucha gente. La solución no puede ser que cada uno se apropie de la vivienda que tenga a mano. No es propio de un país civilizado y ataca las ideas en las que creo desde el punto de vista progresista del derecho a ser titulares y propietarios de una vivienda. Distingo los problemas sociales de aquellos que simplemente le echan mucha cara.

«Al PP le pasará factura ‘rezar’ para que se vote a Vox»

Dicen las encuestas que los votos que pierde Ciudadanos van al PP mayoritariamente. ¿Está preocupado por el horizonte electoral del PSOE en España, Castilla-La Mancha o las principales ciudades…? 

No sé lo que creerá el PP que se le trasvasa de Ciudadanos, pero debe ser algo alejado de lo que plantea la pregunta, porque en caso contrario sus principales dirigentes no estarían rezando todos los días para que la gente vote a Vox. Nunca he visto a un partido con mentalidad mayoritaria renunciar de esa manera a las posibilidades de una mayoría. Desde mi punto de vista, ese complejo les va a pasar mucha factura. Creo que de tanto mirar hacia la izquierda al PP le ha dado pereza mirar a la derecha y quizás tengan más peligro ahí. Creo que tengo más respeto a los dirigentes del PP» que muchos de sus votantes.

¿Qué perspectivas políticas ve para el PSOE en 2023?

En Castilla-La Mancha las encuestas nos dan muy consolidados; los datos, tanto intuitivos como estadísticos, van muy bien pero a estas alturas es muy relativo; más aún viniendo de una pandemia como la que tenemos, aunque sea en su etapa final. Relativizo mucho las encuestas, lo que sí noto es un cariño tremendo, estoy disfrutando muchísimo del contacto con la gente, porque se contagian las ganas de que las cosas vayan bien y me da muchísimo ánimo ver mucho cariño, en la inmensa mayoría de los casos. Con respecto a 2023, queda mucho por ver todavía, porque se está moviendo mucho el patio en todos los partidos, menos en el PSOE.

«Tiene más apoyo el PP que su dirección en España y CLM»

¿No ve al PP de CLM y a Paco Núñez remontando en las encuestas, como apuntan que lo hacen el PP y Pablo Casado?

Creo que el PP, tanto en España como en Castilla-La Mancha, tiene más apoyo como organización que como dirección. Es exactamente lo contrario de lo que pasa en el PSOE. Es bastante evidente que gobierno para todo el mundo, pero puedo recibir una dosis mayor que confianza y de voto que las siglas… A estas alturas eso no es ningún secreto y en el PP pasa lo contrario.

«El PSOE y Pedro Sánchez giran hacia una moderación en la que se puede reconocer Felipe González»

Tenemos congresos del PSOE a la vista: federal, regional y provinciales. ¿Qué espera el secretario general del PSOE de Castilla-La Mancha de ese cónclave socialista?

Espero, y estoy convencido de que así va a ser, que se consolide el giro que está operando Pedro Sánchez hacia la centralidad, hacia una mentalidad no parcelada y de querer gobernar sin muletas y hablar con un universo más amplio. Con centralidad no me refiero al centro político, si no a actuar como principal partido y responsable de las grandes mayorías. Creo que ahora mismo el PSOE y Pedro Sánchez están girando muy claramente hacia una estrategia de moderación en la que se pueden reconocer gente como Felipe González, que hace nada decía que no se reconocía en esta política. El hecho de que Felipe González se pueda reconocer y esté en el Congreso de Valencia pone de manifiesto que el partido se está moviendo. Lo siento por algunos muy radicales que pensaban que el PSOE tenía que ser el sustituto de Podemos.

¿Le satisface ese giro que aprecia en el presidente del Gobierno?

Creo que el PSOE se está despodemizando a buen ritmo. Eso, para los que nunca hemos estado podemizados, es positivo.

«El PSOE es el único partido que puede garantizar estabilidad en CLM»

¿Cómo vive un presidente autonómico la división del Gobierno, que un ministro diga yo hablo por esta parte del Consejo de Ministros y otro por otra?

Es lo propio de las coaliciones, en todas ellas cuecen habas. Me ha tocado gobernar en coalición y he vivido fenómenos parecidos. Por eso digo que es absurdo lo que los dirigentes del Partido Popular ofrecen a Castilla-La Mancha, que es inestabilidad, sea con Vox o sin Vox (peor con ellos, claro). Piden que la gente cambie la estabilidad que hay ahora, la visibilidad, la interlocución social y normalidad institucional, que los proyectos salgan y podamos llegar a acuerdos… Es absurdo que hagan ese planteamiento, como consecuencia de un complejo de liderazgo. El único partido que puede garantizar la estabilidad en esta región es el PSOE y, particularmente, el PSOE que representa la gente como yo.

¿Ha hablado con Pedro Sánchez del Congreso Federal? ¿Qué expectativas tiene en la composición de la Ejecutiva?

No sé cómo presentará el Congreso, sinceramente; no soy delegado y no participo en la votación. La tradición dice que se habla con los secretarios generales antes de conformar los órganos. ¿La Ejecutiva? Si tengo que juzgar por los antecedentes… con no enterarme por la prensa, me vale.

¿Se enteró por la prensa de quién iba de CLM en la Ejecutiva Federal?

No exactamente, me enteré por Pedro Sánchez, pero “me enteré”… Nada más… Ja, ja, ja… Quiero decir que no tuve ocasión de proponer nada.

«Valencia tiene que significar el regreso a lo mejor del PSOE y son los pasos que está pilotando Sánchez»

¿Espera que esta vez sea más dialogada?

Me da lo mismo que las propuestas salgan o no de mí, con tal de que sean compatibles con lo que pensamos. Cada vez estoy más convencido de que las únicas batallas que merecen la pena son las de fondo, las ideológicas; solemos discutir más por las personas y los liderazgos, es legítimo, pero lo verdaderamente importante es lo otro. Valencia tiene que significar un regreso a lo mejor del PSOE y a los mejores momentos del PSOE y creo que esos son los pasos que está pilotando Sánchez, deseo que vaya bien y le deseo mucha suerte, por el interés de España, fundamentalmente. Nadie ha conseguido quitar al PSOE como una pieza determinante del sistema democrático y constitucional español.

Y cuando llegue el Congreso del PSOE de CLM, ¿cómo será la Ejecutiva? ¿Habrá diálogo, incluirá «sanchistas»? ¿Continuismo, cambios, qué planes tiene…?

No establezco la diferenciación, porque yo creo que todo el mundo va a ser «sanchista»; quiero decir, que ya no hay nadie que no sea «sanchista» oficialmente… Otra cosa es lo que pensemos y lo que opinemos.

«Del Congreso Regional del PSPE se encarga Sergio Gutiérrez, es extraordinario»

¿Qué retos y perfiles debe tener la próxima Ejecutiva del PSOE de CLM? ¿Va a dar qué hablar a los periodistas?

No creo que haya mucho morbo. No creo que haya bronca, lo que sí pretendo es que haya equilibrio entre todas las opiniones y sensibilidades, lo he pretendido siempre y he sido contrario a tirar con el 51 por 100 a costa de que te odie el 49 por 100 contrario; ese no es mi modelo, no lo llevo bien, aunque hay quien lo ha hecho, pero es un resultado con las patas muy cortas. Para mí un resultado por debajo del 90 por 100 de apoyo es quitarme el sueño… Ja, ja, ja…

Pero quien se va a encargar más del Congreso Regional es Sergio Gutiérrez, que es extraordinario. Probablemente haga más de general que yo; ya me pasó con Vaquero y ahora con Sergio. Personalmente estoy encantado de cómo trabaja.

Los congresos provinciales se presentan tranquilos salvo en Toledo, que no es una provincia cualquiera. Es donde usted milita y donde hay primarias, ¿qué ha pasado…?

El número de avales que se solicita para presentarse es mínimo, presentarse en casi muy natural. No vivo la vida del partido en la región ni en Toledo con preocupación. Lo resultados de las últimas elecciones fueron apabullantes, tanto en la provincia como en la región, estamos viviendo el momento con más gestión institucional del PSOE en Castilla-La Mancha y sería muy extraño que eso se discuta. A un dirigente político lo que más se le exige son resultados de confianza de la opinión pública.

«Milagros Tolón  y yo estamos de acuerdo en la mayoría de los temas»

¿Qué pasa entre Emiliano García-Page y Milagros Tolón? ¿A qué se deben sus diferencias?

No, no tenemos… Yo creo que estamos de acuerdo en la mayor parte de las cosas, no tenemos ningún problema. En Toledo se produce una situación que es más culpa mía que de nadie: soy de Toledo, he sido alcalde y, por consiguiente, cada vez que doy una opinión o hago un planteamiento se interpreta, además de en toda la región, en esa clave en Toledo y eso puede hacer que sea extraño. Vivo con naturalidad ir por la calle y que la gente me llame alcalde, además de que saben que soy el presidente de la Junta y que hay alcaldesa… es un honor que me dispensa muchísima gente, que probablemente lleve a algunos a la confusión… Pero es demasiado importante Toledo como para que haya problemas de fondo; ninguno… ninguno… De verdad, ni sobre lo que hay que hacer en Toledo ni sobre los proyectos estratégicos.

«Todo el mundo sabe que yo no soy pedrista«

¿Se han visto fricciones que no son habituales…?

Porque todo el mundo sabe que yo no soy “pedrista”, aunque en este momento apoye al secretario general, porque es lo que va a hacer el 100 por 100 de la organización y ahora toca estabilidad. La gente puede entender que la alcaldesa es miembro de la Ejecutiva de Pedro Sánchez, doy por hecho que seguirá en la Ejecutiva con Pedro Sánchez… Tiene una ubicación interna diferente a la mía y eso lleva a muchos a interpretarlo todo en esa clave de problemas de sillas, pero ya se darán cuenta de que no tenemos problemas de sillas.

«No puedo dejar de estar pendiente de todo lo que pasa en mi ciudad»

¿Esas diferencias internas puedan representar problemas serios a la hora de entenderse en los grandes temas de la ciudad…?

No, no, no… Con Milagros es muy fácil… Además, hablamos muy a menudo. A lo mejor es ese el problema, que no puedo dejar de estar pendiente de todo lo que pasa en mi ciudad, porque aquí salgo, paseo y me sigo enfadando si una farola está inclinada… Y doy parte, claro…

«Los resultados de Ayuso no son por el eslogan de la libertad»

¿Se ha resignado a que la libertad la garantiza un gobierno de derechas? ¿Algo relevante que no haya transcendido de la reunión que tuvo con Isabel Díaz Ayuso?

Los resultados de Díaz Ayuso no tienen que ver con ese eslogan. No negaré a nadie el éxito electoral, pero creo que en Madrid más allá de los méritos de la presidenta han operado otros factores. La gran lección de Madrid es que debiera estar prohibido en la política subestimar a nadie y seguramente Ayuso se ha beneficiado de la mucha gente que la ha subestimado. Eso, sin duda ninguna. Creo que una parte importante del voto de Madrid era a la contra de la izquierda en Madrid y muy particularmente de Pablo Iglesias; fue un agente electoral de primer orden, no digo que lo pretendiera, pero fue el efecto que consiguió.

¿Ese feeling que ha transcendido entre los presidentes regionales durante la pandemia va a saltar por los aires en cuanto se reúna la primera mesa sobre el modelo de financiación autonómica? 

El contexto parlamentario que hay en España me hace pensar que es muy difícil que se arregle el problema de la financiación autonómica a corto plazo. No lo veo fácil, sinceramente. No vamos dejar de pelearlo, no vamos a ceder ni un milímetro en este debate, pero me cuesta creer que se pueda llegar a un acuerdo. Creo que se podrán fijar algunos parámetros orientativos; de hecho, en los fondos que hemos manejado para el Covid ya hemos ensayado aproximaciones y, de momento, tengo que agradecer al Gobierno que ha habido sensibilidad en el reparto no solo proporcionalmente al problema que hemos tenido cada uno, si no a la dispersión poblacional y d gasto que tenemos cada comunidad autónoma. El coste de los servicios tiene que ser un parámetro. La conclusión tiene que ser que cualquier español tenga los mismos servicios públicos viva donde viva.

¿Ahora no es así?

No, hay muchos déficits. Nunca ha terminado de haber en España un modelo que no fuera circunstancial, que no responda a una coyuntura.

«Algunas propuestas del debate del estado de la región pueden descolocar»

Está a punto de pasar por un nuevo debate del estado de la región. ¿Habrá anuncios importantes? ¿Qué tono va a seguir?

Inevitablemente una parte será el balance global de lo que hemos vivido con el Covid, en términos sanitarios y económicos, aunque pienso que el debate tiene que enfocarse fundamentalmente a planteamientos de recuperación económica que llegue a la inmensa mayoría.

¿Tiene muchos anuncios en cartera?

Sí, va a ser un debate con propuestas y creo que en algún caso podrán descolocar.

¿Alguna petición a la oposición, tanto al PP como a Ciudadanos?

Que sean todo lo críticos que tengan que ser, pero que se aparten del insulto tradicional. Hay demasiado insulto, demasiada demagogia y demasiado ataque no fundamentado. Nunca he tenido problema en pedir disculpas si he atacado más de la cuenta.

Emiliano García-Page

Emiliano García-Page. Foto: Rebeca Arango

(Visited 391 times, 1 visits today)