viernes, 17 de septiembre de 2021
Trabajador, mascarilla, covid, trabajo, pandemia, empleo, paro
Imagen de archivo.
Anuario ENCLM 2020 / Economía - 31 diciembre 2020 - Toledo

No había precedentes. No se recuerda un parón en seco como el que sufrió la economía castellanomanchega y la de buena parte del mundo desde el mes de marzo. El confinamiento y la parada de todos los sectores salvo los esenciales inició una crisis económica y una posible recuperación en “uve” que todavía no se ha culminado puesto que muchos sectores siguen con grandes limitaciones para desarrollar su actividad.

25.000 personas más en paro o ERTE

De hecho, los últimos datos conocidos antes del final del 2020, los de noviembre, arrojan un aumento del desempleo en 12.043 personas en los últimos 12 meses hasta llegar a los 182.652 desempleados, un incremento del 7 por 100 en términos internauales. Según los datos de la EPA del tercer trimestre, la tasa de paro ha subido dos puntos porcentuales en el último año hasta el 18,3 por 100, con una brecha de género muy importante, puesto que la tasa de desempleo de las mujeres es el 23,2 y la de hombres es del 14,6.


Unas cifras a las que habría que sumar a 12.868 trabajadores que están todavía afectados por en Expediente Temporal de Regulación de Empleo (ERTE), algunos de ellos por las restricciones de la segunda ola, pero muchos de ellos llevan en esta situación desde marzo. Estos ERTE excepcionales están prorrogados hasta el 31 de enero, aunque es posible que continúen.

Entre la subida interanual del desempleo y los que todavía siguen de ERTE se alcanzan casi 25.000 personas más que no están trabajando con respecto al año pasado.

Los trabajadores en ERTE alcanzaron los 100.000 en abril

Aunque la situación del paro ha empeorado por la pandemia, lo cierto es que las empresas castellanomanchegas lograron ir recuperando a los trabajadores en ERTE durante la desescalada y el verano. Sin embargo, la situación se ha estancado desde septiembre, las restricciones por la segunda ola ha puesto en jaque la recuperación de la economía.

Así, en el mes de abril eran casi 100.000 los trabajadores afectados, es decir, uno de cada ocho trabajadores de la región y teniendo en cuenta que solo se vieron afectados los trabajadores de la empresa privada.

Poco a poco se recuperó el empleó hasta cerrar agosto con 17.529 personas ERTE, 15.566 en septiembre hasta los 12.868 de noviembre.

CLM, de las menos afectadas de España

En Castilla-La Mancha, una región donde el turismo tiene un peso menor que en otras regiones, como las costeras, la crisis económica ha sido menos dura que en otros puntos de España. La previsión es que sea la segunda que menos decrece en este complicado año con el -7,5 por 100 del PIB, mientras que en la media nacional se sitúa en el 12 por 100 de caída, según Funcas.

Unas cifras que, sobre todo, vienen arrastradas por el bajón del segundo trimestre, donde el PIB regional se dejó un 15,1 por 100 con respecto al mismo periodo del año anterior. A ello hay que sumar que la situación de la pandemia y las restricciones que ha llevado aparejadas, las cuales no ha dejado seguir con el crecimiento iniciado en el tercer trimestre.

Presupuestos aprobados con 1.000 millones más en gasto social

Las perspectivas económicas para 2021 mejoran al igual que lo hacen las de la situación de la pandemia, con la vacunación ya en marcha. A pesar de que la región crecerá menos que la media regional, en Castilla-La Mancha se contará con un presupuesto expansivo ya en vigor a 1 de enero, que fue aprobado con los votos de PSOE y Ciudadanos.

[ze_image id=”396277″ caption=”Juan Alfonso Ruiz Molina, consejero de Hacienda y Administraciones Públicas.” type=”break_limited” src=”https://ecmadm.encastillalamancha.es/wp-content/uploads/2020/10/juan_alfonso_ruis_molina_presupuetos_2021-_1.jp2_.jpg” urlVideo=”” typeVideo=”” ]

 

Unos Presupuestos Generales de la Junta de Castilla-La Mancha que contarán con un total de 12.104,4 millones, 1.587,3 millones de incremento, el 15,2 por 100.

La mayor parte de la subida es para gasto social, que se incrementa en 1.000 millones (un 18 por 100) hasta los 6.591,1 millones.

El otro gran pilar del aumento presupuestario es el desarrollo económico, donde habrá 600 millones adicionales (un 48 por 100 más), hasta alcanzar los 1.700.

El sector servicios, el más afectado

Turismo, comercio, hostelería… El sector servicios ha sido el más golpeado por la pandemia. A las limitaciones de movilidad que han impedido la libre circulación de personas durante buena parte de 2020, también se unen las restricciones de aforo e incluso cierre de interior de los locales hosteleros durante esta segunda ola. Una situación que ha movilizado al sector hostelero para reclamar ayudas que permitan mantener sus negocios en pie en un momento en el que no se les permite desarrollar con normal su actividad económica.

(Visited 7 times, 1 visits today)