fbpx
domingo, 29 de enero de 2023
La acusada de matar a su marido en Calypo Fado (Toledo). EFE/Ismael Herrero/POOL.
La acusada de matar a su marido en Calypo Fado (Toledo). EFE/Ismael Herrero/POOL.
Ocurrió el 25 de diciembre de 2018 - 24 enero 2023 - Toledo

«Reconozco todos los hechos como sea, no quiero vivir eso otra vez». Carmen, la acusada de matar a su marido (Matías) en Calypo Fado, urbanización de Casarrubios del Monte (Toledo), asume las acusaciones de la Fiscalía. Ella fue la que mató a su marido de una puñalada en el pecho el 25 de diciembre de 2018.

En la primera jornada del juicio en la Audiencia Provincial de Toledo, esta mujer, para quien se piden 19 años de prisión por homicidio, ha testificado la acusada, quien huyó junto a su madre después de lo ocurrido, algo que también ha reconocido, pasando cuatro meses entre Torrevieja y Jaén.


Toledo: juzgan a la mujer acusada de matar a su marido tras una discusión con la prima en Navidad

 

A preguntas de la Fiscalía, ha relatado cómo comenzó todo tras una discusión con la tía de su marido, con quien tiene una hija de ahora 7 años, en el hospital de Talavera. Después la familia de su marido se presentó en Méntrida (Toledo), donde reside la familia de la acusada, y siguió la discusión y se causaron destrozos. Lo que la acusada no ha dejado claro es si acudió a Calypo Fado, donde la familia de su marido celebraba la cena de Navidad, para vengarse por lo ocurrido.

Allí fue cuando agredió con un cuchillo a su marido y también hirió a una prima de este. Sobre el arma del crimen, un cuchillo, dice que ella no se personó con él, sino que lo cogió del suelo. Preguntada por la fiscal sobre si siempre lleva un cuchillo encima, ha dicho que no, que lleva unas «tijeritas» y que lo hace «por miedo».

Aunque durante el turno de preguntas de la fiscal, Carmen se ha derrumbado y ha reconocido «todos los hechos como sea, no quiero vivir eso otra vez», algo que ha repetido hasta en dos ocasiones.

A preguntas del abogado de la defensa sobre si asumía los hechos tal y como dice el Ministerio Fiscal, ha dicho que «sí, reconozco los hechos».

En el juicio también se juzga a la tía de la acusada, quien habría ayudado tanto a madre como hija a huir.

La tía también reconoce los hechos

Respecto de la otra acusada, su tía y hermana de su madre, ha explicado que el recuerdo de esos meses está «distorsionado» y que no puede afirmar si su tía le facilitó la infraestructura para permanecer escondidas, así como ha añadido que su tía no sabía que había matado a su pareja y que lo supo poco antes de ser detenida.

Durante su propia declaración, la tía acusada por encubrimiento ha señalado que su hermana llamó a su madre para pedirle que la ayudaran a ella y a su hija porque habían salido «huyendo con lo puesto» y que, por tanto, dijo que si necesitaban algo ella se lo daría pero que no supo que había matado a su pareja hasta un mes antes de la detención y que no pensaba que estaba cometiendo ningún delito y solo pretendía que no las encontraran para que no les hicieran daño.

También han declarado dos policías nacionales que han dado cuenta de cómo se llevó a cabo la investigación e incluso han informado de una llamada telefónica intervenida en la que la propia acusada reconoce ser la autora de los hechos; así como una de las forenses que realizó la autopsia del fallecido y que ha afirmado que la herida mortal con el cuchillo es «imposible que fuera accidental».

Ante el reconocimiento de los hechos por parte de las dos acusadas, las partes han renunciado al resto de prueba testifical y han modificado las peticiones de pena, de modo que tienen en cuenta la reparación del daño por parte de la acusada principal, que facilitó la comunicación de su hija con sus abuelos a quienes dejó su tutela y depositó 120.000 euros, y las confesiones tardías de ambas acusadas.

La Fiscalía baja la petición a nueve años y seis meses

La fiscal ha cambiado la petición de pena a nueve años de prisión por homicidio y seis meses por lesiones, mientras que para la tía ha pedido seis meses de cárcel por encubrimiento, y la responsabilidad civil queda en 120.000 euros: 80.000 para la hija menor y 40.000 para los padres del fallecido.

La acusación particular y la defensa se han adherido a esta modificación y la magistrada presidente de la sala ha hecho entrega del objeto del veredicto al jurado, que se ha retirado a deliberar.

(Visited 664 times, 9 visits today)