jueves, 18 de agosto de 2022
Vista de los dos acusado, padre (c) e hijo (d) por la muerte de un joven en Herencia (Ciudad Real) durante la celebración de las fiestas de carnaval.
Vista de los dos acusado, padre (c) e hijo (d) por la muerte de un joven en Herencia (Ciudad Real) durante la celebración de las fiestas de carnaval. Foto - EFE/ Beldad
Juicio por la muerte en 2018 - 26 octubre 2020

Los dos feriantes que están acusados de matar al joven Gonzalo Buján durante la celebración de los carnavales de 2018 en Herencia (Ciudad Real) y que desde este lunes son juzgados por un jurado popular han negado la acusación y han culpado a un tercer feriante de la muerte, quien, a su vez, también lo ha negado.

Lo han hecho durante la primera sesión del juicio que se celebra en la Audiencia Provincial de Ciudad Real en la que han declarado como acusados Julio Felipe C. y su hijo Rafael.


[ze_image id=»396171″ caption=»Uno de los acusados por la muerte de un joven en Herencia (Ciudad Real) durante la celebración de las fiestas de carnaval. Foto: EFE /Beldad» type=»break_limited» src=»https://ecmadm.encastillalamancha.es/wp-content/uploads/2020/10/herencia_1.jpg» urlVideo=»» typeVideo=»» ]

 

Aseguran que un tercer feriante dejó sin sentido al joven

Julio Felipe C. ha mantenido que tras escuchar voces de una discusión se dirigió al lugar de los hechos para «poner paz», momento en el que un tercer trabajador de una atracción de feria, Dragos C.G., golpeó a Gonzalo Buján con un puñetazo, que le hizo caer sobre el suelo sin sentido.

El feriante que es acusado por la fiscalía de dar muerte al joven Gonzalo Buján tras una discusión iniciada porque una amiga se orinó cerca de una atracción de ferias de la familia, ha negado que le golpeara con unas pinzas utilizadas para arrancar coches.

Julio Felipe C. ha mantenido que él, al contrario de lo que se le acusa, no llevaba en el momento de los hechos en sus manos unas pinzas utilizadas para arrancar el vehículo que momentos antes había dejado en el suelo, tras habérselas prestado a uno de sus hijos para arrancar el coche.

Su hijo Rafael también ha sostenido en el juicio que fue Dragos C.G. quien le dio a Buján un puñetazo sobre el lado derecho de la cara que le hizo caer desplomado, «impactando la cabeza contra el suelo».

[ze_image id=»396169″ caption=»Uno de los acusados por la muerte de un joven en Herencia (Ciudad Real) durante la celebración de las fiestas de carnaval. Foto: EFE/ Beldad» type=»break_limited» src=»https://ecmadm.encastillalamancha.es/wp-content/uploads/2020/10/herencia_3.jpg» urlVideo=»» typeVideo=»» ]

 

Rafael asegura que Gonzalo le amenazó con «pegarle cuatro tiros»

Rafael C. ha asegurado que el propio Gonzalo Buján al arrancar su vehículo que se encontraba cerca del lugar lo amenazó «con pegarle cuatro tiros», tras lo cual se inicio una discusión entre ellos que sólo acabó con varios empujones.

Ha mantenido también que fue su hermano Julio el primero en socorrer a Gonzalo Buján una vez que este se encontraba en el suelo.

Dragos denuncia «presiones» para autoinculparse

Durante la sesión del juicio también ha declarado Dragos C.G., quien ante el jurado popular y la sala ha negado su participación en la pelea y ha relatado que antes del juicio había recibido presiones para autoinculparse e incluso llamadas telefónicas para asumir la responsabilidad de la muerte del joven.

Dragos C.G. ha señalado que aquella noche del 10 de febrero de 2018 sólo vio un alboroto de gente y al rato un hombre en el suelo, pero que él en ningún momento se acercó al lugar, permaneciendo siempre cerrando la atracción en la que trabajaba, que era precisamente de un sobrino y primo de los acusados.

Ha declarado que se fue del lugar sin saber lo que había pasado porque quería encontrarse con su mujer, y que se presentó ante la Guardia Civil cuando los feriantes lo llamaron para decirle que lo estaban buscando.

También han testificado amigos de la víctima

La sesión del juicio también ha permitido escuchar las declaraciones como testigos de los dos amigos de Gonzalo Buján que le acompañaban esa noche, la chica que orinó junto a la atracción de feria y otro joven que se vio implicado en la pelea.

La mujer de Rafael recriminó la acción de la joven y entre ambas hubo un cruce de insultos, tras lo cual se marchó del lugar, volvieron a por el coche y estaban dentro de él cuando comenzó la discusión y tanto Gonzalo y su amigo comenzaron a recibir golpes desde fuera del vehículo.

Ha negado que Buján en ningún momento dijera que «le iba a pegar cuatro tiros» a Rafael, y ha indicado que sólo cuando salió del coche pudo ver ya tendido en el suelo al fallecido, junto al que se encontraban Julio Felipe C. y su hijo Rafael.

Por su parte, el otro amigo del fallecido ha relatado que ambos recibieron golpes en el interior del vehículo, y al igual que la otra acompañante, ha comentado que no pudo ver quién golpeó a Gonzalo Buján, al que ya vio tendido en el suelo en el momento de salir del vehículo.

Lo que si ha dicho es que fue él únicamente, y no el hermano de Rafael, quien atendió en un primer momento al agredido, momento en el que si pudo ver que Julio Felipe C. llevaba en sus manos una pinzas de coche.

(Visited 69 times, 1 visits today)