lunes, 1 de marzo de 2021
Imagen de archivo de un ave rapaz electrocutada. Junto a ella, un agente medioambiental.
La muerte de aves rapaces electrocutadas sigue siendo parte del pan de cada día en la región. Y los Agentes Medioambientales no han parado de denunciarlo.
En una finca de caza - 25 octubre 2018 - Albacete

Realmente impresionante. Los cadáveres de más de 30 rapaces (al menos 20 de ellas, grandes rapaces) supuestamente electrocutadas fueron descubiertas ayer por los Agentes Medioambientales en una finca de la provincia de Albacete.

Tal y como han confirmado fuentes de los propios agentes a encastillalamancha.es, muchos de los cadáveres encontrados son restos óseos y se supone que llevan más de un año allí. Entre las 20 grandes rapaces hay restos de águila imperial y águila perdicera, especies ambas en peligro de extinción; águilas reales, especies consideradas vulnerables, o búhos reales.

Un descubrimiento macabro lleno de rapaces muertas

Un hallazgo que se produjo debido a una inspección rutinaria que llevaban a cabo los Agentes Medioambientales en los tendidos eléctricos de la comunidad autónoma.

Precisamente en una provincia, Albacete, que “es pionera nacional en sentencias contra las compañías eléctricas precisamente por la electrocución de rapaces”, como han señalado a este periódico las mismas fuentes.

Los restos fueron trasladados a un centro de recuperación para someterlos al correspondiente análisis veterinario y saber exactamente cuál es la causa real de la muerte, aunque todo hace indicar que es por electrocución.

Los Agentes Medioambientales procedieron a realizar el atestado y a iniciar las primeras investigaciones, poniendo el caso en conocimiento de los Tribunales de Justicia.