fbpx
domingo, 5 de febrero de 2023
Saquen los paragüas, sí, porque el calor va a apretar…
Saquen los paragüas, sí, porque el calor va a apretar… Foto - Rebeca Arango
Un mayo muy tórrido - 17 mayo 2022 - Toledo

Desde el miércoles 18, en Toledo, Albacete, Ciudad Real, Badajoz, Bilbao, Girona, Granada, Huesca, Jaén, Lleida, Logroño, Sevilla y Zaragoza se alcanzarán entre 34 y 36 grados, mientras que Almería, Cáceres, Cuenca, Guadalajara, Madrid, Pamplona y Teruel se quedarán entre 32 y 33 grados.

Rubén Del Campo, portavoz de la Agencia de Meteorología (Aemet), ha explicado que el jueves se puede hablar de temperaturas entre «5 y 10 grados por encima de lo normal en casi toda la península, y entre 10 y 15 grados en la franja central peninsular».


Entre 10 y 15 grados más de lo normal

A partir del viernes 19, las máximas muy altas, entre 10 y 15 grados más de lo normal, ya «afectarán a prácticamente todo el territorio» y es posible que esa jornada se superen los 40 grados en ciudades como Jaén, Córdoba, Sevilla, Granada y Ciudad Real.

Además de las máximas, las mínimas estarán también entre 5 y 10 grados por encima de lo que es normal en esta época, por lo que en muchas capitales – Alicante, Barcelona, Cádiz, Huesca, Jaén, Málaga y Sevilla, entre otras-, se sucederán lo que se conoce como «noches tropicales» -cuando los termómetros no bajan de 20 grados-.

¿Se puede hablar de una ola de calor? Del Campo ha explicado que para que así fuese tendrían que concurrir 3 factores: el primero, que el episodio durase al menos 3 días; el segundo, que afecte al menos a un 10 % del territorio; y en tercer lugar, que las máximas se sitúen entre el 5 % de las más cálidas registradas entre julio y agosto.

¿La primera ola de calor en España en un mes de mayo?

Este último criterio, «el de la intensidad», es el que hace difícil que el episodio pueda ser considerado como una ola de calor en «sentido climatológico estricto», ha precisado el portavoz, para añadir que habrá que analizar los datos, una vez finalizado el episodio, y en caso de que se califique como ola de calor «sería la primera en España en un mes de mayo».

Acabe siendo o no ola de calor, se trata de un episodio de altas temperaturas «muy inusual para el mes de mayo», con valores diurnos entre 10 y 15 grados por encima de lo normal e incluso puntualmente más de 15 grados.

A su juicio, hay que ser «prudentes» porque cuando las proyecciones hablan de valores extremos estos registros, por su propia naturaleza, siempre son más complicados de predecir, y ha observado que el «listón está muy alto», en alusión al episodio de mayo de 2015, en el que se superaron 40 grados en el sur, este peninsular y Canarias.

El portavoz de Aemet ha informado de que la causa de estas elevadas temperatura es la llegada de una masa de aire muy cálido procedente del norte del continente africano, a lo que se suma la estabilidad atmosférica y las altas presiones instaladas sobre la península.

Ojo, riesgo alto de incendios

A esto se añade, ha explicado Rubén del Campo, que los días ya son largos, ya que a mediados de mayo las horas de sol son prácticamente las mismas que en la primera quincena de agosto, por lo que muchas horas de sol caldean notablemente el ambiente.

Por último, ha advertido del riesgo alto de incendios y ha recordado también que a estas alturas del año el índice de rayos ultravioleta está ya muy alto, por lo que pide extremar las precauciones, debido a que el calor extremo puede provocar problemas de salud.

(Visited 334 times, 1 visits today)