fbpx
jueves, 23 de mayo de 2024
Agustín Rabadán, presidente Federación Caza
Agustín Rabadán, presidente de la Federación de Caza de Castilla-La Mancha
Sufren la presión de los propietarios - 09 octubre 2017 - Castilla-La Mancha

La Federación de Caza de Castilla-La Mancha le ha pedido a la Consejería de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural que intervenga para contrarestar la presión que, según asegura su presidente, Agustín Rabadán, sufren muchas de las asociaciones de cazadores de la región. El motivo de esta presión vendría dado por la responsabilidad que se le atribuye a este colectivo de la descontrolada población de conejos en toda la zona de La Mancha y la Manchuela conquense.

En este sentido, Rabadán ha remitido una carta al director general de Política Forestal y Espacios Naturales, Rafael Cubero, en la que reclama medidas concretas para apoyar a las asociaciones federadas de caza y en la  que recuerda que el problema reside en gran parte en la actual legislación: «Necesitamos arbitrar un sistema de responsabilidad mucho más justo en materia de responsabilidad por daños a la agricultura causados por fauna silvestre», afirma en dicho escrito.


La decisión de permitir o no la caza de conejos dentro de los cotos corresponde en gran medida al titular de la propiedad, y aunque existen medidas especificas que autorizan la intervención de los cazadores en caso de que la población se dispare amenazando los cultivos de áreas cercanas, los cazadores tienen poco que hacer, sobre todo durante los periodos no hábiles para la caza menor.

En el escrito, Rabadán asegura que la situación ya no tiene solo que ver con el margen que tienen los cazadores para el control de la población de conejos, sino que “venimos observando peticiones de daños que no existen, otras exageradas y otras con pérdidas que realmente son imputables a otras especies, a plagas en cultivos o, simplemente, a malas prácticas agrícolas”.

[ze_summary text=»Venimos observando peticiones de daños que no existen, otras exageradas o con pérdidas imputables a otras especies»]Venimos observando peticiones de daños que no existen, otras exageradas o con pérdidas imputables a otras especies[/ze_summary] Y continúa lamentando sobre los cazadores que «no solo se ven obligados a controlar las poblaciones de conejo como si fuera casi un trabajo, con sus propios medios materiales y económicos, sino que además tienen que sufrir el acoso de propietarios y explotadores de tierras sin escrúpulos, que en base a este sistema injusto aprovechan para intentar lucrarse”.

Próxima cita para debatir la situación de la caza

Como cierre a su carta, Rabadán ha invitado al director general de Política Forestal y Espacios Naturales a participar en una charla-debate sobre daños a la agricultura por especies silvestres, el próximo 27 de octubre en Campo de Criptana (Ciudad Real). En ella participarán diversos especialistas y gestores de caza para analizar la situación actual del colectivo y su actividad en Castilla-La Mancha.

(Visited 71 times, 1 visits today)