fbpx
sábado, 28 de enero de 2023
biomasa
Francisco Martínez Arroyo, en rueda de prensa para anunciar algunos de los acuerdos del Consejo de Gobierno.
Cerca de 15.000 empleos en el sector - 22 enero 2018 - Castilla-La Mancha

El consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, ha dado hoy algunas de las claves de la nueva estrategia de biomasa forestal que ha aprobado el Gobierno regional y en la que se pretende cambiar los sistemas de producción de energía en edificios públicos, con una meta puesta en 2020, entre ellos, los edificios de las consejerías de la Junta en Toledo.

En rueda de prensa para informar de los acuerdos del Consejo de Gobierno que se ha llevado a cabo hoy, Martínez Arroyo ha especificado esta hoja de ruta que se marca el Ejecutivo para seguir aportando a un «modelo energético renovable y sostenible, en contraposición a otras energías como la nuclear», según ha explicado. El titular de Medio Ambiente ha subrayado que con esta estrategia se busca «reforzar el cumplimiento de los objetivos contra el cambio climático».


30 millones de inversión en tres años

Martínez Arroyo ha hecho balance de la situación de las energías renovables en la región para contextualizar esta apuesta por la biomasa en el marco productivo. Castilla-La Mancha posee una masa forestal que casi llega al 45 por 100 de la superficie regional. De esos más de 30.000 kilómetros cuadrados, el 32 por 100 es superficie de titularidad pública y el resto, de propiedad privada.

La Consejería de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural movilizará un total de 30 millones de euros para esta estrategia ya negociada y puesta en marcha en el año anterior en algunos puntos y que estará vigente hasta 2020. De esos 30 millones, la mitad irán dedicados a incentivos a empresas, planes de desarrollo, ordenación del territorio así como la certificación de aquellos bosques cuyos materiales se pueda aprovechar, mientras que el resto irá dedicado a la implantación de los sistemas de biomasa en edificios públicos.

«Estamos orgullosos de poner en tan poco tiempo una estrategia tan importante», ha reseñado el propio consejero y ha explicado que hay siete zonas susceptibles de ser aprovechadas. Así, la junta encargará un estudio a la empresa pública Geacam para diseñar el cambio de producción energética para climatación en las consejerías (Toledo), y así evaluar tanto la viabilidad de las calderas de biomasa en estos centros como en los nuevos centros de salud y hospitales de la región, con lo que se renovarían las calderas.

15.000 empleos directos en el sector de la biomasa

El balance que hace el consejero del sector de la biomasa cuenta con un cálculo de 2,7 millones de hectáreas en toda la región que pueden ser susceptibles de ser aprovechadas.

Martínez Arroyo ha especificado que existen más de 2.100 empresas forestales que generan unos 15.000 empleos en toda Castilla-La Mancha, con lo que ha subrallado la «importancia económica» de esta hoja de ruta que busca la gestión sostenible con incentivos al desarrollo del mercado, así como la agrupación, asesoramiento y nuevas infraestructuras.

El Gobierno regional, según el responsable de Medio Ambiente, busca invertir en investigación y desarrollo para fomentar el uso de la biomasa en el sector público, una apuesta «muy importante» para generar energía en los edificios titularidad de la Junta.

Cambio de sistemas en centros educativos, oficinas y otras instalaciones

Desde la Consejería se marcan nuevos objetivos con esta estrategia, como el cambio de sistemas de producción energética -para calefacción- en hasta 47 centros educativos de Educación Secundaria, con lo que se invertirá 14 millones de euros, y se utilizará biomasa forestal procedente de la región. Este eje busca una amortización en un plazo de 8 a 10 años, con lo que se ahorrarán cerca de 3.000 toneladas de CO2 al año.

Las inversiones del cambio de calderas que se plantean como más próximas serán en el Centro Apícola de Marchamalo, en las oficinas comarcales agrarias de Cogolludo y Jadraque (Guadalajara) y en el centro de la Dirección Provincial de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural en Cuenca.

De la misma manera, se busca a creación de una serie de centros logísticos para conseguir el mayor aprovechamiento de biomasa en el sector. Se hará, como ha detallado Martínez Arroyo, con una gestión público-privada de dichos centros, con el fin de atender a la demanda tanto del sector público como de particulares.

Castilla-La Mancha, a la cabeza de producción energética con renovables

El consejero de Medio Ambiente ha hecho un balance de la situación de las energías renovables a en la región, con una puesta en valor de la «apuesta» que se hace por este tipo de energías. Castilla-La Mancha está en tre las regiones que más produce energía renovable, a partir de fuentes eólicas y fotovoltaicas sobre todo. Según Martínez Arroyo, 1 de cada 5 Megawatios producidos por fuentes renovables en toda España, se produce en Castilla-La Mancha.

«Ya cumplimos con los objetivos» contra el cambio climático, ha subrayado el responsable, con lo que ha especificado la reducción de un 34 por 100 la emisión de gases invernaderos en Castilla-La Mancha, algo que puede mejorar «con este plan».

«De alguna forma, somos líderes en la lucha contra el cambio climático», ha aseverado Martínez Arroyo, que ha sacado pecho de la reducción de emisiones de gases también en el sector industrial, así como el de energía y transportes. Sobre todo, en el sector industrial se habría producido una reducción de hasta el 66 por 100 en estos gases, algo que en el sector de transportes estaría sobre el 20 por 100.

«Por cada tonelada de CO2 que se reduzca, ingresamos 9,7 euros» ha especificado el consejero, en relación a la nueva estrategia, con la que la junta espera sumar 140.000 euros en los próximos tres años.

El Gobierno, con la «mano tendida» a Tejerina para el pacto del agua

En respuesta a preguntas de los medios, Francisco Martínez Arroyo también ha vuelto a hablar del pacto nacional del agua, tras las palabras del líder del PSOE, Pedro Sánchez, este fin de semana en Elche.

El consejero ha explicado que desde su área tienen la «mano tendida» al Gobierno y ha resaltado el interés «común» en las Comunidades Autónomas sobre la planificación en esta materia. «Damos la bienvenida a las conversaciones con el PSOE», ha celebrado el consejero, quien ha pedido «acuerdos» antes que «imposiciones».

«Castilla-La Mancha quiere estar en el pacto social en materia de agua, ya que contamos con todos los intereses», ha dicho el titular de Medio Ambiente, y así mismo ha pedido que se produzca «cuanto antes», para garantizar la igualdad en el trato a los regantes y «garantizar la viabilidad del sistema».

Martínez Arroyo también ha hecho referencia a las espumas en el Tajo y al mal estado que se debe «evitar», por lo que se pone a «disposición absoluta hacia el acuerdo», mientras que «se ponga un documento de trabajo con análisis e indicadores que plantéen unas soluciones para el futuro», ha subrayado.

(Visited 20 times, 1 visits today)