fbpx
jueves, 1 de diciembre de 2022
Foto: Interporc.
Imagen de archivo. Foto: Interporc.
Medida aprobada por el Consejo de Ministros - 24 agosto 2022 - Castilla-La Mancha

Los grandes mataderos de Castilla-La Mancha tendrán un año para adoptar la nueva medida, publicada este miércoles en el Boletín Oficial del Estado (BOE), que recoge la obligación de instalar cámaras de videovigilancia en sus instalaciones; mientras que los pequeños mataderos dispondrán de dos años para adaptarse a ella.

Este real decreto, aprobado este pasado martes en el Consejo de Ministros, tiene el fin de de controlar el bienestar animal en esas instalaciones.


Estas son las zonas donde se deben instalar las cámaras

El texto detalla que las cámaras deberán abarcar, como mínimo, las instalaciones en las que se encuentren animales vivos, incluyendo las zonas de descarga, los pasillos de conducción y las zonas donde se proceda a las actividades de aturdimiento y sangrado.

En el caso de aves y porcinos, la instalación de las cámaras deberá permitir la grabación del escaldado para poder comprobar que no se someten a esta operación animales que presenten signos de vida.

Los responsables de los mataderos deberán guardar las imágenes relativas a la descarga, alojamiento en los corrales, conducción a la zona de aturdimiento, la sujeción, el aturdimiento y el sangrado hasta la muerte para posibles comprobaciones a posteriori por parte de los correspondientes servicios de control.

También tendrán que asegurar la reproducción, la copia o la transmisión de las mismas a otros dispositivos con igual calidad que la grabación original.

(Visited 989 times, 1 visits today)