fbpx
viernes, 15 de octubre de 2021
AUMENTA LA POBREZA CON LA PANDEMIA Y ONCE MILLONES DE PERSONAS VIVEN EN EXCLUSIÓN SOCIAL - 10 octubre 2021 - Toledo
Agustín Yanel Agustín Yanel

Once millones de personas -el 23% de la población española- se encuentran en situación de exclusión social en España; están en condiciones de pobreza. De ellas, más de seis millones viven en exclusión social severa, lo que representa un incremento de dos millones respecto a 2018 porque la Covid-19 ha afectado más a la parte de la sociedad más desfavorecida que a los sectores acomodados, como ocurre siempre. Ya lo dice el refrán: «Al perro flaco, todo son pulgas».

Cáritas y la Fundación Foessa (Fomento de Estudios Sociales y Sociología Aplicada) han presentado el día 6 de octubre el informe correspondiente a 2021, en el que se indica que con la pandemia han aumentado la desigualdad y la pobreza en la sociedad. Sirva este dato como prueba: en 2018, el 49% de los hogares se encontraban plenamente integrados en la sociedad porque no tenían ningún rasgo de exclusión social; en 2021, ese porcentaje ha bajado al 42%, siete puntos menos.


Los más golpeados: familias con niños, hogares monoparentales e inmigrantes

Los datos de este informe constatan lo que Cáritas viene diciendo desde hace tiempo, que «la pandemia está golpeando con más fuerza a los que ya eran los perdedores, a los más frágiles, los que ya tenían dificultades para mantenerse a flote, a los que no ha llegado el escudo social ni tenían ya el soporte de los mecanismos de protección propios, desgastados en la crisis anterior de 2008».

Los sectores más afectados son las familias con niños y adolescentes, y más aún lo son las familias numerosas y los hogares monoparentales, sobre todo los de una mujer. Esto se debe, según el informe, a que «las dificultades que entraña la crianza y la debilidad de los apoyos públicos a las familias con menores de edad a su cargo incrementa el riesgo de exclusión social».

Otro sector en el que ha aumentado esa situación es el de la población inmigrante: el 38% vive en exclusión social y el 65% en exclusión social severa.

Retos: empleo decente y estable, vivienda, acceso generalizado a internet…

El informe no se limita a describir la situación actual, sino que plantea una serie de propuestas para mejorar esa situación, entre ellas estas: crear empleo decente y estable; garantía de una vivienda; facilitar el acceso generalizado a internet y a adquirir la formación necesaria; más inversión en políticas para la infancia y adolescencia; actuar para la inclusión social de la población inmigrante; incluir la salud mental en el sistema público de salud; y mejorar el ingreso mínimo vital, para que sea efectivo.

Los políticos deberían tener más en cuenta la opinión de la ciudadanía (este informe Foessa refleja las opiniones de los más de 7.000 hogares a los que han entrevistado). Si lo hicieran, quizá no harían declaraciones tan sorprendentes y alejadas de la realidad como la que ha hecho el presidente del PP, Pablo Casado, en una entrevista en Tele 5, al ser preguntado por el anuncio que ha hecho Pedro Sánchez de dar una ayuda de 250 euros mensuales para el alquiler de una vivienda a los jóvenes de 18 a 35 años con ingresos inferiores a 23.725 euros al año.

Todos los políticos reconocen que el problema del acceso a la vivienda es grave. En esa entrevista preguntaron al líder del PP por la medida anunciada por Sánchez y respondió así: «No es una cuestión de dar ayudas solo, que además suelen incrementarse en el precio del alquiler, sino es un plan de dar seguridad jurídica, que los inversores vengan y que los jóvenes tengan empleo, porque si tienes un trabajo y una nómina puedes acceder a un alquiler».

Ante esas palabras, que son contrarias a lo que ocurre en la realidad, en las redes sociales han criticado a Pablo Casado con mensajes como estos: «Vives en Matrix», «¿Qué demonios os pasa? Bajad a la tierra y dejad de joder», «Si tienes un trabajo, una nómina y te puedes alimentar del aire, puedes acceder al alquiler»…

Si el presidente del PP lee este informe Foessa, o si su equipo le entrega un resumen, podrá leer en él que «la realidad de un mercado laboral cada vez más precarizado y donde obtener un trabajo digno es cada vez más difícil» lleva a obtener unos ingresos bajos e insuficientes para garantizar el acceso a una vivienda y el suministro necesario para vivir. En esa situación se encuentra el 24% de los hogares. Es lo que se conoce como trabajadores pobres, los que tienen un trabajo y cobran cada mes una nómina pero no es suficiente para vivir decentemente, como les ocurre a muchos jóvenes. Esta es la realidad, no lo que ha dicho Pablo Casado.

 

(Visited 19 times, 1 visits today)