fbpx
miércoles, 18 de mayo de 2022
Cargos del PP critican la audiencia del Papa Francisco a la vicepresidenta Yolanda Díaz - 12 diciembre 2021 - Madrid
Agustín Yanel Agustín Yanel

El papa Francisco ha recibido en audiencia a la vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, y en el PP han criticado ese encuentro. Si existiera un premio a la crítica política más absurda y sin fundamento se lo llevaría, sin duda, la secretaria de Comunicación de ese partido en Madrid, Macarena Puentes, quien ha difundido por las redes sociales un mensaje con las fotografías de ambos y esta frase: «Cumbre comunista». Poco después lo borró, tras la polémica que provocó con semejante estupidez, pero ya lo habían reproducido varios medios de comunicación y muchos internautas.

No pasa ni un solo día sin que dirigentes o cargos del Partido Popular hagan o digan algo que les coloca en el centro de la polémica: los asuntos judiciales que tanto daño les están haciendo -y los que quedan por juzgar-; las críticas de la diputada Cayetana Álvarez de Toledo a su partido en su libro Políticamente indeseable; las sorprendentes o desafortunadas declaraciones, según el día, que suele hacer la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso; las peleas con Vox en el Ayuntamiento de Madird mientras en la comunidad autónoma pacta con ese partido los presupuestos para 2022… Por todo eso, y por otros asuntos, en el PP ofrecen a diario abundante material para tertulias, columnas de opinión y editoriales de los periódicos. La duda es si lo hacen como una estrategia estudiada o por torpeza política, y parece que es por lo segundo.


«Dime de qué se habla, que yo me opongo»

Lo último que se podía esperar es que en el PP criticaran la audiencia del Papa a una vicepresidenta del Gobierno de España, porque en ese encuentro no hay nada negativo o perjudicial para alguien. Pero ya se sabe que en el partido de Pablo Casado siempre van a criticar cualquier acción del Gobierno de coalición PSOE-Unidas Podemos, incluso cuando no tengan ningún argumento sólido para hacerlo. Aplican esa práctica tan conocida y lamentable del «dime de qué se habla, que yo me opongo» y, para ello, si hay que relacionar al Papa con el comunismo se le relaciona, como ha hecho Macarena Puentes.

El papa Francisco, como jefe del Estado del Vaticano y como máximo responsable de la Iglesia Católica que es, recibe habitualmente en audiencia a mandatarios políticos y personalidades de todo el mundo, con independencia de la ideología que tengan. ¿Qué hay de malo en esas audiencias? Nada, excepto para algunos miembros del PP.

La portavoz del PP en el Congreso, Cuca Gamarra, ha dicho que Yolanda Díaz «está de gira en una estrategia de autopromoción». En esa misma línea se ha pronunciado la diputada Ana Beltrán, vicesecretaria de Organización del PP, quien ha expresado su perplejidad por ese encuentro y ha afirmado que obedece a que Díaz es «una ministra que está en campaña». Y si fuera ese el objetivo que pretendía la ministra con esta audiencia del Papa, ¿por qué hay que reprochárselo?

Mientras desde el PP lanzaban esas críticas en España, Pablo Casado estaba de gira por varios países de América del Sur. Allí ha propuesto constituir una Alianza por la Libertad para frenar lo que él considera populismos de izquierda y de derecha, tanto en Latinoamérica como en España.

El enfrentamiento con Díaz Ayuso perjudica al PP

En el Partido Popular esperan que Pablo Casado dé un golpe sobre la mesa, diga ¡basta! y resuelva de una vez por todas el enfrentamiento abierto que viene planteando desde hace meses Isabel Díaz Ayuso con la dirección nacional del partido. Es una guerra que perjudica al PP -sobre todo en comunidades como Andalucía o Castilla y León, por la posibilidad de que sus respectivos presidentes convoquen elecciones antipadas en 2022-, y ese daño ya se empieza a reflejar en algunas encuestas. Mientras Casado no lo resuelva, en su partido seguirá habiendo quienes le ven a él débil y a ella mucho más fuerte y combativa.

También ha mostrado sus críticas la líder de Ciudadanos, Inés Arrimadas, que ha tirado de ironía. «Yolanda Díaz ha ido a ver al Papa, no sé si para pedir perdón por el desastre de gestión que están haciendo, por el paro juvenil o por la precariedad», ha dicho. Permitan la ironía a este columnista: ¡Eso es una crítica seria y de altura política! ¡Qué nivel!

(Visited 96 times, 1 visits today)