jueves, 21 de octubre de 2021
08/05/2014junio 9th, 2017
César del Río César del Río

Llegan las elecciones europeas y si los magos del márketing no lo solucionan en apenas tres semanas y cambian de raíz los hemisferios de numerosos cerebros mucho me temo que no van a ir a votar ni siquiera la mitad de los ciudadanos. Y soy muy optimista con lo de la mitad, ¿eh? Entre otras cosas, o fundamentalmente, por el tremendo desapego que existe entre la sociedad y los políticos, recuerden que uno de los principales problemas de los ciudadanos mes tras mes según las sucesivas encuestas del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS). Que, por cierto, a mí jamás me han preguntado.

Ahora nos venden, la política al final es puro márketing, que Europa es fundamental en nuestras vidas, que la política española la deciden tres o cuatro gurús que se encierran en despachos de Bruselas o Estrasburgo, sacan la varita mágica y deciden el camino que tenemos que atravesar. Uffff… Reconozco que más que gurú hay que ser un verdadero mago de la dialéctica para convencer a los europeitos de a pie con esos discursos rollos y machacones a los que nos vamos a enfrentar a partir de este momento en los que unos nos van a hablar de una cosa, otros de otra y al final, entre la poca atención que vamos a prestar y que ya a estas alturas de la película no nos creemos más que lo imprescindible para respirar, pues…


Pues que las elecciones europeas… Ahhhh… Les recuerdo y advierto, más lo segundo que lo primero, que se van a celebrar el domingo 25 de mayo, por si quieren ir reservando hotelito, casa rural o cámping cercano para salir corriendo y huir de ellas, porque van a pasar por nuestras vidas como si nada a nuestro alrededor hubiera cambiado. Seamos sinceros, no le interesan a casi nadie, sean las elecciones más importantes de nuestras vidas, como llevamos escuchando machaconamente durante las últimas semanas, o no. Y como cada uno tenemos la libertad de elegir…

Por cierto, ya que hablamos de libertad, que no se me olvide decir esto. Estos días se ha celebrado el Día Mundial de la Libertad de Prensa. Y yo, que soy periodista, todavía me estoy riendo.

Aunque no sea para reírse, porque lo del periodismo es otro de los fenómenos paranormales a estudiar. Reconozco que en la facultad nunca me enseñaron los efectos colaterales que tenía la relación entre los políticos y los periodistas. ¡Si lo hubiera sabido!

@CesardelRioPolo

cesardelrio@encastillalamancha.es

(Visited 6 times, 1 visits today)