fbpx
miércoles, 10 de agosto de 2022
Presupuestos o elecciones - 03 julio 2017 - Toledo
Mar G. Illán Mar G. Illán

«Si se celebraran elecciones en Castilla-La Mancha el partido más votado sería el PSOE, seguido de PP, Ciudadanos, que entraría en las Cortes, y Podemos es posible que desapareciera». El pronóstico es de Jesús Fernández Vaquero, presidente de las Cortes y secretario de Organización del PSOE y se lo sacaron las periodistas Sara Burgos y Cristina Serena en una oportuna entrevista para la Agencia Efe.

En medio del inestable tablero político regional tras el rechazo de Podemos a los Presupuestos de la Junta para 2017 solo tres meses después de haberlos negociado y dado luz verde a su tramitación, la posibilidad de elecciones es una variable muy a tener en cuenta si no se cierra un acuerdo político que permita sacarlos adelante.


Así que muchos empiezan a hacer cálculos. Seguro que en los próximos días veremos más.

La dificultad y la tardanza en conseguir acuerdos ha hecho, como adelantó encastillalamancha.es, que el presidente, Emiliano García-Page, se plantee seriamente convocar en breve elecciones en Castilla-La Mancha y poner tope temporal a su espera, que ya se sabe que «El que espera, desespera…».

Un nuevo Presupuesto que incorpore enmiendas de PP y Podemos en el proceso anterior de debate será aprobado este martes, o como muy tarde el siguiente, por el Consejo de Gobierno e inmediatamente remitido a las Cortes regionales para su tramitación y aprobación o rechazo. Los plazos habituales se acortarán y a finales de agosto o primeros de septiembre, como cuenta Vaquero en la entrevista -todo depende de si se presentan o no enmiendas a la totalidad- sabremos si hay Presupuestos o elecciones.

Nadie quiere elecciones en Castilla-La Mancha

En realidad nadie quiere adelanto de elecciones en Castilla-La Mancha, porque no solo no benefician a nadie si no que perjudican a la región. Una campaña en medio de la legislatura para elegir a un gobierno que muy probablemente seguiría sin mayoría absoluta y con solo dos años de recorrido (en mayo de 2019 volveríamos a las urnas, como marca nuestro Estatuto), no es el escenario ideal para ningún partido. Ni siquiera para el que las ganara, cuyo Gobierno empezaría casi a final de año y sin Presupuestos. La campaña, la tensión en los servicios públicos por la disputa de votos y la parálisis propia de un proceso electoral solo complicaría más la situación de la comunidad autónoma y agravarían el cuadro para el siguiente Ejecutivo, fuera o no el mismo.

[ze_summary text=»La campaña, la tensión en los servicios públicos por la disputa de votos y la parálisis propia de un proceso electoral solo complicaría más la situación»]

La campaña, la tensión en los servicios públicos por la disputa de votos y la parálisis propia de un proceso electoral solo complicaría más la situación[/ze_summary]

 

No creo que ir a las urnas sea la primera opción de ninguno de los tres partidos con representación parlamentaria. Pero también es cierto que de tener que celebrar elecciones en Castilla-La Mancha en dos o tres meses las posibilidades de los diferentes partidos son distintas.

Un primer beneficiado a la vista sería Ciudadanos, que entraría en las Cortes, seguramente a costa de Podemos. Es muy difícil calcular exactamente el dato a estas alturas, pero el bocado podría dejar a Podemos en un partido irrelevante desde el punto de vista parlamentario; es decir, podría pasar de ser necesario para decidirlo todo a no ser preciso para resolver nada. En eso coinciden las encuestas tanto del PSOE como del PP: Podemos baja y Ciudadanos sube en todos los sondeos en estos momentos.

PSOE y PP, ante las urnas o el quid de la cuestión

¿Cómo podrían afectar las urnas al PSOE y al PP? Nadie lo sabe. El PP es una marca electoralmente más sólida que el PSOE, pero no tiene candidato, lo que se paga más caro. Solo los socialistas tienen un candidato claro, que supera el 95 por 100 de conocimiento en la región y con una agenda que le permitirá hacer una campaña que no está al alcance de ningún otro rival en tan poco tiempo.

El PP ha ganado todas las elecciones celebradas en Castilla-La Mancha desde 2011, sean municipales, autonómicas o nacionales. Pero en 2016, con María Dolores de Cospedal presidenta de la Junta y candidata, apenas sacaron un punto al PSOE de Emiliano García-Page mucho más desconocido y peor valorado que hoy. Sin duda, a corto o cortísimo plazo, el PP no dispone de ningún candidato que ni se aproxime al liderazgo de Cospedal, así que es muy complicado que incluso entrando Ciudadanos en la Cámara pudieran recuperar el Gobierno.

[ze_summary text=»Lo lógico sería que hubiera Presupuestos, que es perfectamente posible si hay voluntad para ello»]

Lo lógico sería que hubiera Presupuestos, que es perfectamente posible si hay voluntad para ello[/ze_summary]

 

El PSOE tiene candidato y el escenario autonómico siempre es el que mejor les va en Castilla-La Mancha, pero unas elecciones son siempre un riesgo, especialmente cuando aún no se han cerrado heridas internas tras las primarias y no se sabe si la línea política que fije Pedro Sánchez será la más popular o no entre el ideológicamente templado electorado castellano-manchego.

Se pueden dibujar otros escenarios electorales bajo otras premisas o que lleguen a otras conclusiones, pero nadie en su sano juicio reclamaría ser el autor de un adelanto electoral.

Lo lógico sería que hubiera Presupuestos, lo cual implica acuerdo político a la derecha o la izquierda, porque simultáneo es imposible. Pero bilateralmente es perfectamente posible si hay voluntad para ello.

[ze_image id=»185917″ caption=»» type=»break_limited» src=»http://ecmadm.encastillalamancha.es/wp-content/uploads/2017/06/Pleno_Cortes_24.jpg» urlVideo=»» typeVideo=»» ]

 

(Visited 21 times, 1 visits today)