fbpx
domingo, 20 de junio de 2021
Se pasa de Ciudadanos al PP, al que calificó de "máquina de corrupción masiva" - 27 marzo 2021 - Madrid
Agustín Yanel Agustín Yanel

El último salto que ha dado Toni Cantó de un partido político a otro se parece más a uno de los papeles que ha representado como actor que a una decisión seria y reflexionada adoptada por alguien cuando ha evolucionado en su ideología. No es nada coherente que desde Ciudadanos haya criticado con mucha dureza al Partido Popular durante años y ahora, nada más dejar la formación de Inés Arrimadas y decir que abandonaba la política decepcionado, se presente por el PP a las elecciones autonómicas de Madrid del 4 de mayo.

Eso de pasarse de un partido a otro es algo frecuente en la política española, en cada caso por distintos motivos: porque has evolucionado en tu ideología hacia la derecha o la izquierda; porque tu partido ha cambiado sus planteamientos; porque no ha contado contigo para unas elecciones y, enfadado, te pasas a su adversario; porque te colocan en un puesto muy bajo de la lista, en el que probablemente no serás elegido, y quieres seguir ocupando un escaño para continuar viviendo de la política aunque lleves muchos años; porque otro partido te ofrece un cargo público u otras prebendas… El transfuguismo sigue presente, pese al pacto que han firmado todos los partidos para combatirlo y que algunos no cumplen, como se ha visto en el Gobierno de Murcia.

Cambiar de partido político como de camisa

En el caso de Toni Cantó no sorprende que haya pasado de Ciudadanos al PP, porque ambos partidos se sitúan en la derecha o el centro derecha, con el apellido “liberal” aplicado con más o menos intensidad según quiera cada cual. Lo que llama la atención es la absoluta incoherencia que ha demostrado y que cambie de partido casi como quien cambia de camisa.

El 29 de mayo de 2018, cuando María Dolores de Cospedal compareció en la comisión del Congreso de los Diputados que investigaba la presunta financiación ilegal del PP, Toni Cantó comenzó su intervención así: “Según los jueces, es usted la secretaria general de un partido que forma parte de una empresa criminal conjunta”. Citaba una frase de la sentencia del caso Gürtel, que condenó a ese partido como partícipe a título lucrativo por beneficiarse de esa trama corrupta.

Entre las muchas críticas que Toni Cantó ha hecho contra el Partido Popular pueden servir como muestra dos ejemplos. En TVE declaró: “Los españoles que quieran seguir votando a un partido que no luche contra la corrupción, pues que voten al PP”. En La Sexta, refiriéndose a la Comunidad Valenciana, en cuyas Cortes él era hasta hace dos semanas el portavoz de Ciudadanos, dijo: “El Partido Popular allí era una máquina de corrupción masiva, todos lo teníamos clarísimo”.

Díaz Ayuso ha tenido que aceptar que ocupe el número 5 de su candidatura

Ahora, Toni Cantó parece que ha olvidado todo eso y ocupará el número 5 de la candidatura del PP, impuesto por la dirección nacional del partido pese a que la presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso, había dicho que ella no haría fichajes y que ya había decidido quiénes ocuparían los 11 primeros puestos de esa lista. En el equipo de Pablo Casado hay quien recela del excesivo protagonismo de ella, que se comporta como si fuera la auténtica oposición al Gobierno de coalición PSOE-Unidas Podemos.

Hace años, cuando participó en la serie de televisión 7 Vidas, Toni Cantó decía en una escena: “Oye, ni remordimientos ni mala conciencia, tú. Debería dedicarme a la política”. Debió gustarle mucho esa frase porque poco después la llevó a la práctica y comenzó su carrera política, que ha desempeñado saltando de un partido a otro en una sorprendente metamorfosis política.

Se afilió a Ciudadanos en 2006. Al año siguiente se presentó a las elecciones municipales con la agrupación de electores Vecinos por Torrelodones, localidad madrileña donde residía. No salió elegido concejal y poco después se afilió a Unión, Progreso y Democracia (UPyD), siendo elegido diputado en 2011. En 2015 formó parte de una candidatura que pretendía desbancar a Rosa Díez al frente de ese partido, perdió y poco después lo dejó y volvió a afilarse a Ciudadanos.

El 15 de marzo de este año anunció que dejaba Ciudadanos, su escaño en las Cortes valencianas y la política, y que hablaría con su representante para volver a su trabajo de actor. Solo nueve días después dijo que irá en la candidatura del PP como “independiente”. Cinco cambios en sus 15 años de dedicación a la política, hasta ahora.

Toni Cantó ha brindado un buen argumento a los adversarios políticos de Isabel Díaz Ayuso para su campaña electoral. Basta con que recuerden lo que él ha dicho del Partido Popular y, utilizando sus mismas palabras, lo repitan: “Los madrileños que quieran seguir votando a un partido que no luche contra la corrupción, pues que voten al PP”. Habrá que ver si su fichaje aporta votos al partido de Casado o no.

(Visited 38 times, 1 visits today)