El giro de guión más inimaginable

Un año después del 26M… Nada fue como se preveía

¿Qué podía salir mal?, debían pensar los socialistas el 26 de mayo de 2019. Todo, elucubró el guionista más siniestro mientras le llamaban loco… ¿Alguien se atreve a pensar cómo será el 26M de 2021?

¡Qué distintas eran las cosas el 26 de mayo de 2019! La larga noche tras las elecciones autonómicas, municipales y europeas del 26M había fraguado una jornada histórica para los socialistas y una losa de derrota especialmente para el PP.

El PSOE lo había ganado casi todo en España y en el caso de Castilla-La Mancha las mayoría absolutas volvían a ser grano abundante en la cosecha de votos. El dominio absoluto del poder institucional volvía a ser la norma.

Pedro Sánchez se las prometía felices tras su rotunda victoria de abril y el PSOE se disponía a gobernar una España teñida mayoritariamente de rojo en todos los niveles de la administración pública.

¿Qué podía salir mal?

CLM no solo no era una excepción, sino una de las islas doradas para el poder socialista en España. Emiliano García-Page se había encaramado en una mayoría absoluta “plus” con 19 de 33 escaños y logrado la dulce venganza de ver a Podemos caer a los infiernos.

Entre las mayorías absolutas de Talavera y Puertollano para Tita García e Isabel Rodríguez; la mayoría más que suficiente de Milagros Tolón en Toledo y los acuerdos in extremis y únicos con Ciudadanos que permitieron a Alberto Rojo ser alcalde en Guadalajara y a Pilar Zamora y Emilio Sáez repartirse Ciudad Real y Albacete… Todo estaba atado y bien atado… ¿Qué podía salir mal?

El pueblo de Juan Ramón Amores

Hasta Juan Ramón Amores, el candidato más querido de y por los socialistas, había arrasado en La Roda. A su gesta humana de ser el único alcalde de España con ELA había sumado la hazaña política de lograr 10 de los 17 concejales en juego y derrotar al PP tras 32 años de poder ininterrumpido.

El pueblo de “los miguelitos” pasaba a ser el pueblo de Juan Ramón Amores en todos los telediarios del país.

Los socialistas se frotaban los ojos incrédulos. El PP también, pero por todo lo contrario. Podemos languidecía y Ciudadanos estrenaba un nuevo estatus en CLM de partido modesto pero influyente. Vox era cosa de otros lugares.

Acertó el guionista más siniestro

¿Qué podía salir mal, debían pensar en las filas del PSOE?

Pues todo. El peor escenario del guionista más siniestro en el giro más imprevisto de la trama se ha cumplido.

Porque cuando ha pasado solo un año de aquella noche nada es lo que era ni lo que parecía que iba a ser.

España prometía estabilidad y seguía en crecimiento económico, pero hemos transitado por doce meses inestabilidad y navegamos en la peor crisis conocida, incluido el crack financiero de 2008.

Una emergencia sanitaria por la epidemia de coronavirus ha llevado lágrimas, dolor o angustia prácticamente a todas las familias.

La política es un tablero de insultos y cruce de acusaciones insoportable. Y la economía… ¡Ay la economía!

El Covid-19 borra hoy al mismo ritmo buenas expectativas y buenos recuerdos, como si reír o soñar fuera un delito emocional en una sociedad en shock y de luto oficial.

¿Quién se atreve a pronosticar el 26M de 2021?

Lo optimistas irreductibles pensamos, sin embargo, que igual que el guión giró para mal hasta extremos inimaginables hace un año, nada impide imaginar que los dados del destino salgan justo al revés para cuando yo escriba mi artículo del 26 de mayo de 2021.