lunes, 24 de junio de 2024
Nacho Hernando y Blanca Fernández en rueda de prensa.
Nacho Hernando y Blanca Fernández
Acuerdos del Consejo de Gobierno - 11 diciembre 2019

En un Consejo de Gobierno en el que la población juvenil tuvo un peso importante, el Gobierno de Castilla-La Mancha aprobó en su reunión del martes destinar 6,4 millones a un programa de formación dual, que pretende mejorar la formación y empleabilidad de los jóvenes.

Hoy, miércoles 11, la portavoz del Gobierno y consejera de Igualdad de CLM, Blanca Fernández, ha dado los detalles del plan Formación Plus en una rueda de prensa en la que ha estado acompañada de Nacho Hernando, quien ha informado de que el Gobierno ya ha resuelto las ayudas a la compra de viviendas por parte de jóvenes menores de 35 años en municipios de menos de 5.000 habitantes.


Son un total de 116 ayudas por importe de 762.000 que se distribuyen por provincias de la siguiente manera: 25 en Albacete, 18 en Ciudad Real, 33 en Cuenca, 12 en Guadalajara y 28 en Toledo.

Las condiciones de estas ayudas son que los jóvenes compradores tienen que ocupar la vivienda en tres meses y tenerla como vivienda habitual al menos cinco años.

«Estas ayudas tienen dos objetivos, por un lado plantear soluciones al reto demográfico en núcleos rurales, puesto que 845 de los 919 municipios tienen un total de 5.000 habitantes. El segundo objetivo es dar una mayor oportunidad a la gente joven de Castilla-La Mancha para encontrar un vivienda», ha explicado el consejero Nacho Hernando.

Y es que Nacho Hernando ha explicado ha dicho que estas ayudas son un impulso importante para que lo jóvenes compren una vivienda, puesto que les ayuda a pagar la entrada de la vivienda adquirida «y el paso más complicado no es conseguir el préstamo, sino la entrada para conseguir ese préstamo».

Formación para 800 jóvenes

El programa de formación y de prácticas en empresas que ha dado el visto bueno el Consejo de Gobierno contempla financiar 55 programas para formar a cerca de 800 jóvenes, además de convenios con empresas para que los jóvenes realicen prácticas no laborales.

Al final de la primera fase los jóvenes obtienen un certificado profesional y a continuación realizarán prácticas en empresas.

«Un programa completo porque permite rescatar a parte de población juvenil», ha expresado Fernández, porque de esta forma podrán mejorar su formación y tener oportunidad de conseguir un trabajo.

«El Gobierno de Castilla-La Mancha tiene claro que hay que apostar por la población juvenil»; ha subrayado la consejera, y por ello ayer el Consejo de Gobierno «dio un impulso importante para que los jóvenes de Castilla-La Mancha tengan más oportunidades en esta tierra», ha subrayado la portavoz del Ejecutivo regional.

(Visited 22 times, 1 visits today)