fbpx
domingo, 28 de noviembre de 2021
María Dolores de Cospedal e Ignacio López del Hierro.
María Dolores de Cospedal e Ignacio López del Hierro. Foto - Europa Press
Declaración ante el juez - 30 junio 2021 - Madrid

El empresario Ignacio López del Hierro, marido de la ex secretaria general del PP y expresidenta de Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal, ha negado ante el juez del caso Kitchen haber contratado al excomisario José Villarejo pese a haberle dicho «por cortesía» en algún momento, según consta en una grabación, que él y su mujer le iban a encargar «trabajos puntuales».

López del Hierro ha declarado este miércoles como imputado en esta causa, en la que se investiga la presunta operación parapolicial para sustraer al extesorero del PP en 2013 documentación comprometedora para el partido, después de que este martes lo hiciera Cospedal, quien también negó haber contratado al excomisario.


No tenía capacidad para contratar a nadie en nombre del PP

Al igual que Cospedal quiso desvincular el día anterior al PP de cualquier tipo de responsabilidad en Kitchen, su marido, al negar haber hecho encargos a Villarejo, ha destacado que él no tenía capacidad para contratar a nadie en nombre del partido, han informado a Efe fuentes jurídicas presentes en la declaración.

Esto lo ha dicho al serle exhibida la publicación en el digital Moncloa.com de unas grabaciones en el despacho de Cospedal en la sede del PP en las que se le oye decir a Villarejo que le iban a encargar «trabajos puntuales».

Dada la existencia de estas grabaciones, tanto él como Cospedal se han visto obligados a reconocer esas reuniones con el excomisario en 2009 en el despacho de la que fue dirigente popular, en pleno estallido del caso Gürtel.

Villarejo entraba a la sede del PP por el garaje

López del Hierro ha explicado que Villarejo entraba al garaje de la sede del PP y que él bajaba a buscarle.

Cospedal dijo que se reunieron unas cuatro veces ante la campaña mediática contra ella y su marido dadas las buenas relaciones del excomisario con medios de comunicación, pero que se dio cuenta que este le contaba lo que ya se había publicado adornado profusamente.

En un comunicado remitido a los medios tras su declaración, López del Hierro ha negado haber tenido «ninguna participación ni conocimiento» de la operación, y se ha desvinculado de la captación de Sergio Ríos, entonces chófer de la familia Bárcenas, como confidente policial de la operación. Es más, ha asegurado que «ni siquiera» lo conocía.

La Fiscalía sospecha que fue él quien puso en contacto al ya comisario Andrés Gómez Gordo con el comisario José Villarejo para que este, a su vez, contactase con Ríos, extremo que también ha rechazado el empresario.

(Visited 46 times, 1 visits today)