fbpx
martes, 5 de julio de 2022
Imagen de archivo de una reunión de Paco Núñez con hosteleros.
Imagen de archivo de una reunión de Paco Núñez con hosteleros.
- 14 abril 2021

El presidente del Partido Popular de Castilla-La Mancha, Paco Núñez, ha exigido este miércoles al presidente regional, Emiliano García-Page, que no vuelva a cerrar la hostelería ya que, según ha manifestado, los bares y restaurantes «son espacios seguros». Además, ha recordado al Ejecutivo socialista que el sector sigue sin recibir las ayudas que necesita.

Siguen poniendo en «la picota» a los hosteleros

Según ha informado en nota de prensa el partido, el presidente de los ‘populares’ en la región se ha realizado esta reclamación tras conocerse los diferentes cierres del sector hostelero que están teniendo lugar en varios puntos de la región, unos cierres que, a su juicio, siguen poniendo «en la picota» a los hosteleros y señalándolos como los responsables de la propagación del virus.


«Page tiene una obsesión enfermiza con la hostelería, la está machacando sin piedad y señalándola continuamente para que parezca que el aumento de la incidencia del virus es responsabilidad de los bares y restaurantes», ha afirmado Núñez que ha lamentado que «se trata de uno de los colectivos más castigados por Page durante la pandemia», probablemente debido a su beligerancia con un presidente «que no admite la crítica».

Una falta de respeto al sector

Núñez ha insistido en que cerrar la hostelería, a pesar del aumento de casos en muchos puntos de la región, es una «verdadera falta de respeto a un sector que está haciendo las cosas muy bien, que está peleando muchísimo por salir adelante, que se está adaptando a las circunstancias a la perfección y que solo recibe de su Gobierno Regional el desprecio más absoluto cerrando sus locales y no permitiendo que puedan ganarse la vida».

El responsable de los ‘populares’ en la región ha recordado que, hasta el día de hoy, la hostelería sigue «sin recibir un céntimo» de ayudas por parte del Gobierno Regional del PSOE, por lo que ha propuesto «que todo ese dinero del que Emiliano García-Page presume de tener guardado porque sobra se destine a una bajada generalizada de impuestos y a pagar las cuotas de autónomos de estos negocios que se dedica a cerrar».

Núñez ha lamentado que Page cierre los bares en la región como única medida, sin aumentar el ritmo de vacunación, ni realizar cribados masivos entre la población para detectar el virus, ni haber puesto a disposición de la pandemia nuevas infraestructuras sanitarias como es el caso del Hospital Universitario de Toledo.

Por ello, el líder del PP ha exigido a Page «más empatía» con un sector ya suficientemente castigado por la crisis económica y sanitaria y que busque vías de control del virus que no pasen por «criminalizar a los bares y restaurantes que no son culpables del aumento de la incidencia».

(Visited 51 times, 1 visits today)