fbpx
sábado, 26 de noviembre de 2022
El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page.
El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page.
Tras la presentación de los nuevos planes de cuenca - 22 junio 2021

La presentación de los planes hidrológicos que Cuenca que realizó ayer el Ministerio para la Transición Ecológica han sido calificados por el presidente de Castilla-La Mancha, como la «primera vez que en esta región vemos el vaso medio lleno, aunque ahora solo lo veíamos seco».

Y es que aunque reconoce que no sabe si se puede «plantear el celebrarlo al 100 por 100 en materia de agua», ha asegurado que «empieza a cambiar la desigualdad hídrica».


Así se ha pronunciado el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, en la firma del acuerdo sobre conciliación con sindicatos y Federación de Municipios, en cuya intervención ha alabado el papel de la vicepresidenta cuarta del Gobierno, Teresa Ribera, por llevar a cabo estos cambios.

«Esta ministra ha hecho más por la coherencia y la racionalidad que todos los que he conocido, y han sido muchos. Eso sí se puede celebrar», ha señalado.

Fin del trasvase y alternativas para todos

El presidente ha subrayado que esta «obra de la dictadura», el trasvase, tiene que terminar, pero ha instado a hacerlo «con alternativas para todos».

«Es una obra que cronifica una desigualdad entre la España seca y la España seca, queda muy bonito decir que el agua se vaya de donde sobra a donde falta, pero aquí no sobra, aquí falta, sigue siendo absurdo el debate», ha subrayado.

Por todo ello, Page ha llamado a trabajar por consensos que puedan beneficiar a todos. «Sin sacar los pies del tiesto estamos de acuerdo en que haya un consenso con alternativas para todos», ha expresado, para también añadir que queda «mucho por discutir».

(Visited 110 times, 1 visits today)