fbpx
martes, 7 de diciembre de 2021
José García Molina, con su dimisión como secretario general de Podemos CLM, dio origen a la reorganización del partido
José García Molina, con su dimisión como secretario general de Podemos CLM, dio origen a la reorganización del partido
70 días sin Dirección Regional - 04 agosto 2019 - Toledo

Podemos tiene previsto nombrar «en breve» una gestora en Castilla-La Mancha que asuma las funciones de la Dirección Regional de la formación morada, que dimitió en bloque días después de las últimas elecciones autonómicas y municipales, y que perdió toda su representación en el Parlamento regional.

La Gestora de Podemos, «próximamente»

Así lo han confirmado  fuentes de la formación a nivel nacional, que han especificado que la gestora se nombrará próximamente, tras haber culminado un proceso de reuniones y de escucha contando con Castilla-La Mancha.


La gestora, cuya constitución se ha visto retrasada por la situación a nivel nacional, se nombrará representando «la realidad» del territorio regional, donde la formación morada suma ya unos 70 días sin Dirección Regional en la Comunidad Autónoma.

[ze_summary text=»La página web de Podemos, inactiva desde el 13 de mayo, sigue mostrando los cargos anteriores a los comicios «]La página web de Podemos, inactiva desde el 13 de mayo, sigue mostrando los cargos anteriores a los comicios [/ze_summary] 

No obstante, la página web de la formación en la región, totalmente inactiva desde el 13 de mayo, continúa mostrando los cargos públicos que ostentaban los dirigentes de Podemos antes de los comicios.

Hace más de dos meses, el ahora secretario de Acción de Gobierno e Institucional de Podemos, Pablo Echenique, señaló que no había un plazo concreto para nombrar el equipo técnico que dirigirá el partido en Castilla-La Mancha tras la dimisión en bloque de toda su Dirección Regional y que se estaba estudiando la situación.

La Dirección Regional del partido dimitió en bloque días después de las últimas elecciones del 26 de mayo, aunque el secretario general, José García Molina, no esperó siquiera a que acabase el recuento de los votos para anunciar que presentaría su dimisión al Consejo Ciudadano, consciente de que «cuando no se consiguen los objetivos, hay que hacer lo que hay que hacer».

La antigua secretaria de Organización del partido, María Díaz, remitió entonces una misiva en la que confirmaba la dimisión de los nueve miembros de la dirección y en la que pedía también que se constituyera una gestora para que asumiese las funciones de este órgano y se hiciese cargo de su funcionamiento hasta la celebración de una nueva Asamblea Ciudadana Autonómica.

(Visited 10 times, 1 visits today)