fbpx
miércoles, 1 de febrero de 2023
El consejero de Hacienda y Administraciones Públicas, Juan Alfonso Ruiz Molina, dirigiéndose a la bancada "popular".
El consejero de Hacienda y Administraciones Públicas, Juan Alfonso Ruiz Molina, dirigiéndose a la bancada "popular".
Pleno en las Cortes de CLM - 10 noviembre 2022 - Toledo

El Grupo Parlamentario Popular se ha quedado solo este jueves con su enmienda a la totalidad al Proyecto de Ley de Presupuestos Generales de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha para 2023, ya que ha sido rechazada con los votos en contra tanto de PSOE como de Ciudadanos durante la sesión plenaria que se celebra este jueves en las Cortes autonómicas.

El PP dice que son «las hipotecas generales de la región»

El PP ha pedido a la Cámara aprobar su enmienda con el fin de que las cuentas sean devueltas al Gobierno castellanomanchego y vuelva a rehacerlas ya que, según dice, «no son los presupuestos generales de la región, sino las hipotecas generales de la región».


Mientras tanto, Ciudadanos ha desvelado que votará en contra de la enmienda del PP porque, a su juicio, «no sirve para nada» y cree que la mejor fórmula para la situación económica actual es presentar enmiendas parciales y negociarlas con el Gobierno regional.

Los socialistas por su parte critican al PP por decir que «todo está mal» y, sin embargo, no ofrecer ninguna alternativa en su enmienda a la totalidad a los presupuestos.

Ruiz Molina asegura que el PP «copia» las enmiendas nacionales

De su lado, el consejero de Hacienda y Administraciones Públicas, Juan Alfonso Ruiz Molina, ha asegurado que la enmienda a la totalidad del PP merece ser «rechazada de plano» y ha acusado a los ‘populares’ de copiar párrafos «enteros» de la enmienda que presentó el PP a los Presupuestos Generales del Estado, algo que, a juicio del consejero, hacen «los malos estudiantes» y que le llevará, según ha augurado, a hacer enmiendas a la totalidad «toda la vida».

Según ha argumento Ruiz Molina, la enmienda del PP merece también ser rechazada porque de lo que trata no es de confrontar cuál es la política económica que el PP llevaría al frente al Gobierno de Castilla-La Mancha, sino la de «pintar un panorama caótico y falso» de la sociedad castellanomanchega. «Tratan de erosionar al Gobierno, pero lo que hacen es atacar a la propia Comunidad Autónoma», ha apostillado el consejero, quien afirma que con el PP la autoestima de la región «estaría por los suelos». «Menos mal que no gobiernan».

Asimismo, el responsable de las finanzas castellanomanchegas ha afeado a los dirigentes del PP por intentar «pintar» un panorama «apocalíptico» de Castilla-La Mancha «rebuscando, retorciendo y descontextualizando» índices que «les pudieran justificar esta visión tan negativa» pero, según ha añadido, no han tenido en cuenta el panorama que había en 2015 y «cómo estamos ahora» porque, según Ruiz Molina, aunque «le fastidie» al PP, Castilla-La Mancha «está mucho mejor» en desarrollo económico, en crecimiento del empleo y en protección social que cuando gobernó María Dolores de Cospedal.

«Ustedes quieren presentarnos una región más pobre y en declive porque tienen mala conciencia de lo que hicieron con esta tierra en sus cuatro años de gobierno, que es la etapa más negra de la historia de la Comunidad Autónoma», ha finalizado Ruiz Molina.

«Autobombo, soberbia y una cucharada de Cospedal», critica el PP

El diputado del PP Miguel Ángel Rodríguez ha echado en cara al consejero de Hacienda que haya usado las mismas palabras y la misma receta con la que cocina siempre sus intervenciones, «una mezcla a partes iguales de autobombo y soberbia y una cucharada sopera de Cospedal; con eso le sale siempre una receta magnífica al consejero», ha ironizado.

Rodríguez, que ha confiado en que este sea el último presupuesto de Emiliano García-Page, ha manifestado que con este proyecto de ley no se podrán conseguir los objetivos «tan altos y loables» que pretende el Gobierno de Castilla-La Mancha. Además, ha dicho que el PP no se conforma con los varios indicadores socioeconómicos que ha citado en los que Castilla-La Mancha «no sale bien parada».

Por lo que ha indicado que los presupuestos regionales deben, en su opinión, garantizar el bienestar de los ciudadanos «y no el bienestar del Gobierno» como, según sostiene, ocurre. Rodríguez cree que el consejero de Hacienda tiene una percepción «bastante deformada» de lo que es la realidad y por la situación por la que están pasando muchos miles de empresas y familias de la región.

Finalmente, ha advertido de que los presupuestos de la Junta parten de previsiones «erróneas», al tiempo que ha insistido en que los presupuestos para 2023 «ni son sociales ni son eficientes ni son reales; son socialistas», por lo que, según ha denunciado, «solo garantizan que las cosas van a ir a peor». «No son los presupuestos generales de la región, sino las hipotecas generales de la región», por lo que ha pedido aprobar esta enmienda a la totalidad para que se devuelvan las cuentas al Gobierno y se rehagan.

CS lamenta que el PP no presente alternativa

Por la bancada de Ciudadanos ha tomado la palabra su representante Javier Sevilla, quien ha desvelado que la formación naranja va a votar en contra de la enmienda a la totalidad porque, a su entender, «no sirve para nada» demorar unos presupuestos que van a ser «muy necesarios» y ha lamentado que el PP, en su texto, no haya presentado una alternativa.

Sevilla, que no ha dicho que le gusten las cuentas para 2023 porque su formación hubiera elaborado otros distintos, sí que ha mostrado la disposición del Grupo Parlamentario Ciudadanos a negociar y a mejorar los presupuestos con el Gobierno de Castilla-La Mancha.

Además, ha comentado que Ciudadanos dedicaría los gastos a relanzar la economía productiva y el empleo. «Esa es la vía para que esta Comunidad Autónoma funcione y avance con respecto a las demás», ha apuntado Sevilla, quien ha argumentado que esto se lograría reduciendo el coste de los estamentos de poder y una reorganización de la administración.

Finalmente, Sevilla ha señalado que Ciudadanos aboga por presentar enmiendas parciales debido al momento de crisis económica actual y negociarlas a posteriori con el resto de grupos ya que de esta situación, ha advertido, «no tienen culpa los ciudadanos».

«No han dicho qué harían con los presupuestos»

Finalmente, el presidente del Grupo Parlamentario Socialista, Fernando Mora, ha respondido al PP que estos presupuestos no son los últimos de Page «mal que le pese» ya que eso lo determinarán los ciudadanos. También ha criticado a los dirigentes ‘populares’ por decir que «todo está mal» y, sin embargo, no ofrecer ninguna alternativa en su enmienda a la totalidad a los presupuestos.

«No han dicho a los ciudadanos qué harían con los presupuestos», por lo que, según el socialista, solo por eso la enmienda del PP queda «invalidada». Además, ha acusado al PP de buscar las cifras para poner a Castilla-La Mancha «como lo peor», algo que para Fernando Mora «no es creíble». «¿Usted cree que la gente se cree eso?», ha preguntado a la bancada del Partido Popular.

En la misma línea, ha recordado que las enmiendas a la totalidad del PP siempre se basan en «el catastrofismo», por lo que ha augurado que, basándose en ese texto, ningún empresario vendría a invertir a Castilla-La Mancha. «La oposición tiene que hacer oposición, pero su papel no es hablar mal de la región ni decir que las cosas van peor que peor», porque es «algo que no es cierto», ha abundado.

Rechazadas las propuestas de las listas de espera

La mayoría socialista en las Cortes regionales ha rechazado este jueves sendas propuestas de Cs y Partido Popular para realizar una auditoría independiente sobre las listas de espera de atención quirúrgica del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha y para poner en marcha «de modo urgente» un plan especial para la disminución de estas listas desde el ámbito público, con una dotación económica de, al menos, 20 millones de euros.

El debate general relativo a la situación de la lista de espera quirúrgica, presentado por el Grupo Parlamentario Popular, ha concluido con la aprobación, con sus únicos votos, de la propuesta elevada por el Grupo Parlamentario Socialista, valorando la disponibilidad de información a la ciudadanía en materia de listas de espera, apoyando el esfuerzo inversor del Ejecutivo a través de los presupuestos regionales y «animando» al Sescam a continuar la agenda de inversiones e infraestructuras hospitalarias.

El diputado de Ciudadanos David Muñoz ha abierto el turno de intervenciones lamentando que en torno a las listas de espera, durante los sucesivos años, ha ido cambiando el gobierno pero no el titular de las noticias que salían sobre ellas, criticando en este punto que ambas formaciones hayan usado este tema como «arma arrojadiza».

Tras repasar los datos «en frío» desde 2019 a diciembre de 2021, ha defendido la necesidad de acometer una auditoría independiente sobre las listas de espera de atención quirúrgica desde el año 2011, con el objeto de realizar un diagnóstico fiable de la situación que permita acometer su reducción «con carácter urgente».

Según ha explicado, Castilla-La Mancha estaba a la cabeza de las listas de espera quirúrgica, con más de seis meses y un porcentaje de pacientes esperando del 28%, cifra que aumentó al 60% en junio de 2020, con la pandemia; continuó en diciembre de ese año en el 48% de pacientes esperando, bajó un poco en junio de 2021 al 36% de tasa de espera, pero alcanzó en diciembre de 2021 el 0,2%.

«Nos están pidiendo un ejercicio de fe o casi de credulidad con esos datos», ha destacado, para explicar que en otras regiones los datos bajaron pero no a ese ritmo. Muñoz considera que ante esa «alteración enorme, algo tuvo que pasar», por lo que ha demandado «transparencia» pues «ya llevamos demasiado tiempo con datos que no aportan credibilidad».

PP: un 54,4% más de esperas quirúrgicas

En el mismo sentido, el diputado del PP Juan Antonio Moreno ha incidido en que en Castilla-La Mancha hay ahora un 5,4% más de pacientes esperando una intervención quirúrgica que cuando Emiliano García-Page entró a la Presidencia de la región, y que actualmente hay 14.251 personas esperando más de cinco meses una operación, el 41% de los pacientes en lista de espera.

Además, ha reprochado al Ejecutivo regional que, según datos del INE de esta semana, esta es la Comunidad Autónoma «con mayores trabas para acceder al médico», que mientras que en el Debate del Estado de la Región García-Page se comprometió a poner en marcha la carrera profesional sanitaria en el borrador de presupuestos se «anula», y ha criticado que el presidente autonómico diga hoy que va a contratar a 300 médicos de Atención Primaria, pero olvida decir que «la Unión Europea le obliga a sacar esa oferta de empleo público antes de que finalice este año».

El parlamentario ‘popular’, que ha asegurado que será tarea del líder regional del PP, Paco Núñez, «aflorar la lista quirúrgica» dentro de ocho meses «y si existe alguna responsabilidad del tipo que sea por parte de los responsables políticos sanitarios», ha arremetido contra la «pasividad, inoperancia e incapacidad manifiesta de los responsables políticos de la sanidad regional», que está provocando «contratos y contratos a la sanidad privada para realizar derivaciones».

A su juicio, es «una auténtica vergüenza lo que está ocurriendo en Castilla-La Mancha», sobre todo teniendo en cuenta que, según el Gobierno castellanomanchego, ahora hay «muchísimos recursos humanos y técnicos», lo que hace «más necesario que nunca adoptar medidas».

PSOE: habrá negociación de la carrera sanitaria

Por parte del PSOE, el diputado José Antonio Contreras ha destacado que la espera quirúrgica en la región está actualmente en 113 días, frente a los 111 de junio, luego «no es menor ni mayor», defendiendo a continuación el «mayor rigor y transparencia» que existe ahora respecto de los datos –que se publican por hospitales y especialidades «mes a mes»– a cuando «no se publicaba nada».

Contreras ha preguntado al PP si acaso no quiere ahora conciertos con la sanidad privada, precisando que el Ejecutivo no le hace ascos a esa colaboración público-privada, y que otra cosa distinta era «cerrar hospitales», como hizo el Partido Popular y derivar esos servicios. Igualmente, ha reseñado que a los ‘populares’ les moleste que se vayan a sacar plazas en Atención Primaria o que haya más camas y mayores quirófanos.

Tras precisar que el Gobierno ha puesto en marcha un plan integral contra las listas de espera, ha señalado que está «intentando resolver muchos de los problemas» y ello tiene «reflejo claro en el presupuesto».

En cuanto a la carrera profesional, ha asegurado que es «un compromiso que se va a negociar», recordando que hay mesas sectoriales donde hablar esas cosas con los representantes de los responsables sanitarios.

Las resoluciones

La resolución del PP rechazada solicitaba, al margen del plan especial para la disminución de las listas de espera, que se publicase «con rigor y transparencia» los datos de todas las listas de espera y de todas las especialidades de la cartera de servicios del Sescam así como los tiempos de espera, e instaba al Gobierno regional a aumentar las plantillas de profesionales sanitarios de todas las categorías y grupos.

También instaba al presidente del Gobierno «a abandonar su actitud que ha negado sistemáticamente la implantación de un Plan Específico de Eliminación de Listas de Espera, desde el ámbito público» y a «cumplir la palabra dada y volver a los tiempos máximos de espera que estaban legislados, 20 días como máximo en prueba diagnóstica, 30 días para consulta externa, 90 días como mucho para operación quirúrgica».

El texto del PSOE, aprobado con sus únicos votos, pone en valor «el esfuerzo realizado por el Sescam, alcanzando su máximo histórico, para mejorar cualitativa y cuantitativamente la formación sanitaria especializada, así como la captación de talento humano para disponer de recursos humanos imprescindibles para la prevención, el diagnóstico y el tratamiento de la enfermedad»; reconoce la labor y esfuerzo de los gestores y directivos de la salud, equipos directivos de las gerencias y de los servicios hospitalarios e insta al Ejecutivo a seguir promoviendo el trabajo en red de los recursos hospitalarios.

(Visited 42 times, 1 visits today)