fbpx
miércoles, 1 de febrero de 2023
Tolón, Page, Rivlin, su esposa y Gregorio, en el Parador de Toledo.
Reuven Rivlin ha sido recibido por Page, Tolón y Gregorio - 08 noviembre 2017 - Toledo

Un libro, «Toledo Inolvidable», ha sido el regalo que ha recibido hoy el presidente de Israel, Reuven Rivlin, durante su visita a la capital regional. Rivlin ha estado en la Catedral, en el Museo Sefardí y en el Parador; y sus anfitriones han sido el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page; la alcaldesa de Toledo, Milagros Tolón; y el delegado del Gobierno en la región, José Julián Gregorio.

Además, Page le iba a hacer entrega de una escribanía de cerámica de Talavera y Tolón una daga con el escudo de David en damasquino, pero cuestiones de seguridad lo han hecho inviable.


 

El presidente israelí ha venido acompañado, como bien se pueden imaginar, por un importante despliegue de seguridad de agentes del Mossad, quienes junto a la Policía Nacional inspeccionaron el casco histórico de Toledo de arriba a abajo en las últimas horas, alcantarillas incluidas, para prevenir cualquier imprevisto; y ha firmado en el libro de visitas del Museo Sefardí, como pueden ver en la imagen que les mostramos.

El presidente de Israel, por la paz en Jerusalén

Allí ha escrito lo siguiente:

«Por la paz en Jerusalén y porque prospere el amor». Y ha firmado también por su esposa, además de poner la fecha de este día en hebreo.

Los vecinos y turistas que se encontraban a primera hora de la mañana en el casco histórico han comprobado el impresionante dispositivo de seguridad que acompaña al presidente israelí, con numerosos agentes del servicio secreto judío y de la Policía Nacional.

[ze_image id=»210179″ caption=»Dedicatoria que ha escrito el presidente de Israel, Rueven Rivlin, en el libro de visitas del Museo Sefardí de Toledo.» type=»break_limited» src=»http://ecmadm.encastillalamancha.es/wp-content/uploads/2017/11/presidente_israel_museo_sefardi_1.jpg» urlVideo=»» typeVideo=»» ]

 

Page ha afirmado, justo antes de la llegada de Rivlin, que tanto la Sinagoga del Tránsito como la de Santa María la Blanca «son las dos únicas que tienen espacio propio de todo el mundo, fuera de las que hay en Israel, dentro del Museo Histórico de Tel Aviv», por lo que la visita a Toledo «es indispensable para cualquier judío y supone un retorno a su pasado, que es el nuestro también».

 

Ha recordado que Toledo «es la cuna de la tolerancia y que bien podría servir de ejemplo para los convulsos momentos que vive la política actual del país y supone un orgullo por el nutrido intercambio de civilizaciones que ha experimentado a lo largo de su historia. Eso es algo que tanto a Toledo como a España en su conjunto nos hace únicos y hay que tenerlo como un signo de riqueza cultural».

Mientras, Tolón ha recordado que el presidente israelí, durante la recepción en el Palacio Real de Madrid, «fueron muchas las veces que nombró la ciudad de Toledo porque realmente para ellos esto es la gran judería de Sefarad. Su visita reconoce, sobre todo, la cultura y la tradición que tiene la ciudad de Toledo y también nos posiciona más en el mundo. Estamos encantados, ha sido una visita muy emotiva».

 

Rivlin, ha contado Page, se ha emocionado recordando la visita que en 1994 realizó al Museo Sefardí el expresidente de Israel Isaac Rabin, quien fallecería pocos meses después de visitar Toledo.

El último punto de la visita ha sido el Parador, donde todos, incluidos Rivlin, Page, Tolón y Gregorio, han tenido que pasar por la puerta de servicio y no por la principal.

Cosas de la seguridad.

(Visited 112 times, 1 visits today)