fbpx
lunes, 26 de septiembre de 2022
Un error médico fatal - 11 mayo 2018 - Toledo

El Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha ha estimado en parte el recurso de apelación de la hija de una mujer de 88 años que falleció en 2011 tras una ecoendoscopia realizada en el Hospital de Cuenca y ha condenado al Sescam a pagar una indemnización de 38.000 euros más intereses.

El Sescam, condenado

La sentencia, facilitada por la asociación El Defensor del Paciente, que ha llevado el caso en los tribunales, recoge que la mujer se sometió en agosto de 2011 a una ecoendoscopia a consecuencia de un cuadro abdominal, cuyo resultado fue normal.


Sin embargo, la mujer comenzó después a sufrir un dolor abdominal agudo y en una nueva ecografía ante la sospecha de una perforación durante la ecoendoscopia se vio una perforación de duodeno, por lo que tuvo que ser intervenida de urgencia, ha explicado El Defensor del Paciente.

La paciente evolucionó mal, fue trasladada a la UVI y trasladada al Hospital de Getafe (Madrid), donde continuó la evolución desfavorable antes de fallecer en diciembre de 2011.

El Servicio de Salud de Castilla-La Mancha debe pagar a la hija de la paciente alrededor de 45.000 euros, incluidos intereses, según El Defensor del Paciente.

(Visited 16 times, 1 visits today)