fbpx
miércoles, 26 de enero de 2022
Balance de la Oficina de Intermediación 19/07/2016junio 7th, 2017

Encastillalamancha.es muestra los datos de las seis oficinas de intermediación hipotecaria en sus ocho primeros meses de funcionamiento. El balance, positivo, 34 desahucios se han evitado y no ha habido ningún desalojo de gente que haya pasado por estas dependencias. El director general de Vivienda y Urbanismo, José Antonio Garrido, ha estado con encastillalamancha.es para comentarnos la situación de los problemas hipotecarios en la región.

CASI EL 90 POR 100 DE LOS ATENDIDOS SON EN GRANDES CIUDADES


En 58 casos, ya se ha llegado a una solución y otros 200 están en la última fase, la de intermediación, con muchos expedientes cerca de cerrarse. Los casos cerrados se han saldado con 15 daciones en pago, 18 reestructuraciones de la deuda, 8 alquileres sociales y en 7 no ha habido acuerdo.

En cuanto al perfil de los atendidos, el 60 por 100 son mujeres, casi 90 por 100 en las grandes ciudades, el 40 por 100 son de parejas con hijos y la media de edad se sitúa sobre los 45 años.

El 21 de octubre de 2015 se pusieron en marcha las seis Oficinas de Asesoramiento e Intermediación Hipotecaria de Castilla-La Mancha. Cinco están en las capitales de provincia y una más en Talavera. Hasta ahora los resultados más llamativos que se han conseguido son los 34 lanzamientos paralizados, aunque el proceso en muchos de ellos sigue abierto hasta que se llegue a un acuerdo. Además, no se ha producido ningún desalojo en los casos que han pasado por este ente. El desglose por ciudades es: 12 en Albacete; nueve en Ciudad Real; dos en Cuenca; tres en Guadalajara; cuatro en Talavera y cuatro más en Toledo.

En estos casi ocho meses de funcionamiento, y con los datos hasta el 1 de julio, se han atendido 919 peticiones de información. De estas consultas, en 426 se ha abierto expediente, es decir, los afectados han empezado el proceso con la oficina, ya que los trabajadores de la Junta se ponen en marcha solo si los propietarios les autorizan.

En cuanto a los acreedores, las entidades financieras están ayudando a que las situaciones donde hay problemas hipotecarios se solucionen. El tema de los desahucios está haciendo bastante daño a su imagen y también interesa llegar a una solución en los casos donde se producen situaciones de impago. Según los encargados de la Dirección General de Vivienda, casi todas las entidades financieras están colaborando activamente para subsanar los problemas de los desahucios.

SITUACIONES EXTREMAS EN MUCHOS AFECTADOS

Parte de los afectados llegan a las oficinas tras dejar de pagar varias letras de la hipoteca, pero otros acuden con una situación peor, con una fecha para la ejecución del desahucio. Y es que muchos de los afectados por la hipoteca viven una auténtica situación de exclusión social extrema. Cuentan los responsables de la Junta a encastillalamanacha.es como algunas de las familias cuando se les pide que acudan a las oficinas que hay en las capitales no se pueden permitir ni tan siquiera pagar el autobús para acudir presencialmente. Algunos sobreviven con la caridad de las ONG´s o de los vecinos de sus pueblos, que hacen colectas para hacerles una compra de los enseres básicos para la supervivencia.

LAS OFICINAS TIENEN COMO OBJETIVO SENTAR A NEGOCIAR DE IGUAL A IGUAL A LAS DOS PARTES

Las oficinas pueden mediar en los procesos pero no pueden intervenir ni a favor de los propietarios ni a favor de las entidades financieras. Según el director general de Vivienda y Urbanismo, José Antonio Garrido, el objetivo cuando se crearon era «dotar de una serie de instrumentos a los ejecutados hipotecarios que les pusiese más de igual a igual con las entidades financieras».

Aunque las estadísticas van bajando paulatinamente, todavía queda un abundante número de casos en los que estas oficinas hacen falta. Muchos no contaban con la suficiente información, les superaba la materia o la relación con el banco, ya que no era fluida y había tensiones. La desinformación llega hasta tal punto que había gente creyendo que no recibiendo las notificaciones de juzgado ya se paraba el proceso.

58 CASOS CERRADOS CON 15 DACIONES EN PAGO, 18 REESTRUCTURACIONES DE LA DEUDA , 8 ALQUILERES SOCIALES Y 7 SIN ACUERDO

Uno de los principales objetivos de la oficina es evitar que las familias tengan que abandonar la casa donde residen. Se intenta que el proceso sea lo menos traumático posible, sobre todo porque las familias suelen tener hijos pequeños.

Tres soluciones a los problemas hipotecarios son las más recurrentes para resolverlo y 58 de los expedientes ya están solucionados. Hasta ahora, se han finiquitado 15 procesos por medio de una dación en pago, es decir, el propietario entrega la casa y el resto de la deuda que tiene con el banco queda condonada. Cuando sucede esto, se intenta buscar una solución habitacional en la que desde la Junta en muchos casos ayuda con un alquiler social.

Asimismo, en 18 casos se ha logrado la renegociación de la deuda en la que han puesto condiciones más ventajosas para los afectados. En 8 casos, la vivienda ha pasado a propiedad de las entidades financieras pero la familia se ha podido quedar en situación de alquiler social en esa misma vivienda. De todos los expedientes, hay siete en los que no se ha llegado a ninguna solución y los afectados en la mayoría de ocasiones han decidido seguir por los cauces de la justicia para resolver su situación hipotecaria.

EL 91 POR 100 DE LOS SOLICITANTES SON ESPAÑOLES

En cuanto al perfil de la gente que acude a pedir ayuda a estas dependencias, el 60 por 100 son mujeres. Además, el 91 por 100 de los solicitantes son de nacionalidad española. En cuanto a la situación familiar: el 15 por 100 son una única persona; el 21 por 100 es una pareja; familias con uno solo padre con hijos son el 25 por 100 y parejas con menores representan el 40 por 100 de los solicitantes. El entorno donde se producen estos problemas es en un 88 por 100 en ciudades y corredores (como el del Henares o la Sagra), mientas que el restante 12 por 100 se produce en el entorno rural. La media de edad se sitúa sobre los 45 años.

LAS FASES DEL PROCESO: INFORMACIÓN, INFORME SOCIAL, JURÍDICO E INTERMEDIACIÓN

De esos 426 expedientes abiertos, 25 están en fase de información. Después, los servicios sociales hacen un informe detallando las diferentes situaciones: recursos, ingresos, hijos, y demás problemas en cada caso, como por ejemplo en los que hay menores podría ser problemático cambiar de casa por la escolarización de los niños. Por estas y otras razones la permanencia en la vivienda es la solución que más se suele buscar por todas las partes. 39 expedientes están en estos momentos en esta fase.

Cuando los agentes tienen el informe social, el expediente pasa al asesoramiento jurídico, ellos evalúan la situación legal de su hipoteca y de su posible ejecución. Aquí, cuentan al afectado los detalles y el propio servicio jurídico encabeza la intermediación, que es la última fase, con la entidad financiera. Encabeza pero no representa. En la fase de intermediación quedan 201 casos por resolver, de los cuales muchos están cerca de finalizar el acuerdo.

Hasta el momento, este proceso ha servido para evitar lanzamientos, es decir, se ha evitado que se eche a las familias de sus casas. En muchas de las ejecuciones hipotecarias que se han paralizado, desde la propia oficina se enteraron del caso por la PAH (Plataforma de Afectados por la Hipoteca) o por medios de comunicación. Entonces, se pusieron en contacto con las partes para que se sentaran negociar. Eso sí, este mecanismo de la Junta no puede actuar si no tiene el consentimiento de los propietarios.

(Visited 6 times, 1 visits today)