lunes, 15 de julio de 2024
Sanidad 16/11/2016junio 7th, 2017

En España aparecen cada año alrededor de 25.000 nuevos casos de cáncer de mama, 600 de ellos en Castilla-La Mancha, siendo el tumor con mayor incidencia en la región (del 26 por 100), solo por detrás del de piel.

La doctora Cristina Romero.


Ignacio Chacón, oncólogo del Hospital Virgen de la Salud de Toledo, ponía de manifiesto que en los últimos años este número ha ido aumentando, al tiempo que la edad de las afectadas ha ido disminuyendo, apuntaba por otro lado Cristina Romero, directora de la Unidad de la Mujer de la clínica Enova de Toledo.

A pesar de tales datos, la enfermedad lleva aparejada altos índices de curación que llegan hasta el 85 por 100, incluso del 99 por 100 cuando se encuentra en su fase primaria. El diagnóstico precoz, la investigación y la tecnología tienen mucho que ver con estas buenas expectativas.

En Castilla-La Mancha el cribado o screening se realiza a partir de los 45 años, cinco años antes de lo que ocurre en el resto de las comunidades, un procedimiento que, «si se hace bien -estando acompañado de la tecnología adecuada y de buenos profesionales-, permite una reducción de la mortalidad del 17 por 100 en solo cinco años así como un considerable ahorro en gasto sanitario», indica la doctora Romero, quien también ponía énfasis en lo importante que es implantar en los hospitales el conocido como «acto único», esto es, la posibilidad de que la paciente se realice las pruebas y obtenga un diagnóstico en el mismo día, algo que evita la angustia de la espera y que en la región solo se hace en la clínica Enova de Toledo.

Le mejoría en el pronóstico del cáncer de mama ha ido evolucionando en paralelo a los avances introducidos en las tecnologías aplicadas para su detección. Cada paso que se ha dado en este sentido ha sido sinónimo de mayor efectividad y precisión en el diagnóstico.

Toledo, tanto en el Hospital Virgen de la Salud como en la clínica Enova, también es una ciudad pionera en el empleo de lo último en medicina preventiva gracias a la mamografía sintetizada, la cual ha supuesto -con respecto a la mamografía con tomosíntesis (el anterior sistema)- reducir a la mitad las dosis de radiación. Este aparato es la primera parada que hace la mujer que quiere someterse en Enova a un test diagnóstico. Ecografía, intervencionismo (biopsia) y, si es necesario, resonancia son los siguientes pasos de un recorrido de pruebas en el que la clínica tiene muy en cuenta el estado anímico de la paciente y su intimidad.

«EL VIRGEN DE LA SALUD AHORRARÍA ENTRE 500.000 Y UN MILLÓN DE EUROS AL AÑO SI SE POTENCIASE LA INVESTIGACIÓN»

Tanto Chacón como Romero echan en falta más recursos en investigación. La situación en Castilla-La Mancha, además, es de la peores de España en cuanto a investigación clínica. Así lo expresaba el oncólogo del Virgen de la Salud, quien advertía que –a diferencia de lo que se pueda pensar- los motivos no son económicos sino puramente burocráticos. «La región cuenta con grandes investigadores pero los mecanismos y los plazos de aprobación de los ensayos son inasumibles». Añora cuando hasta el año 2011 en el Complejo Hospitalario de Toledo se hacían multitud de ensayos, algo que se cortó de raíz y que no se ha vuelto a recuperar. Precisa que solucionar este problema no costaría «ni un euro», es más, supondría un ahorro considerable para el sistema público de salud. Espera que las declaraciones del consejero de Sanidad, Jesús Fernández Sanz, quien se comprometió a cambiar esta realidad, no se queden solo en palabras y se conviertan más pronto que tarde en hechos, máxime cuando «el Virgen de la Salud podría ahorrarse entre 500.000 y un millón de euros al año en fármacos» y, sobre todo, cuando «gracias a la investigación hemos llegado a curar el 85 por 100 del cáncer de mama».

«Siempre que veo a una paciente nueva dejo en seguida todo lo que estoy haciendo porque es muy importante mirarla a la cara, un rostro en el que siempre se aprecia el miedo que siente». El doctor Ignacio Chacón destacaba con estas palabras lo fundamental que es la atención que se presta a estas personas en un momento tan delicado de su vida. Por este motivo, un comité multidisciplinar se reúne todas las semanas en el Virgen de la Salud para abordar cada caso y decidir el tratamiento más adecuado a seguir.

La información que reciben las mujeres y cómo la reciben es fundamental, algo en lo que coincidía con la radióloga Cristina Romero, quien en las 700 mujeres que atiende al año en la clínica Enova ha notado que cada vez están más concienciadas de la detección precoz.

(Visited 42 times, 1 visits today)