fbpx
miércoles, 1 de febrero de 2023
Tres voluntarias de APA San Bernardo: Irene López, Patricia Sánchez y Paula Ávila. Imagen de Sara M. Trevejo.
Día Internacional del Animal sin Hogar - 20 agosto 2022 - Toledo

El verano es la época en la que se producen más abandonos, especialmente de perros, pero de otras mascotas. Ya sea en verano, como en las fiestas, mucha gente solo piensa en irse de vacaciones y las mascotas se convierten en una carga. Un hecho lamentable que sucede por no haber hecho una adopción de forma consciente y responsable.

Ahora este hecho también se ha visto agravado por la situación económica, con una subida histórica de los precios de las viviendas, la energía y la gasolina, entre otras. Y es que mantener una mascota es costoso (vacunas, alimento, veterinario, etcétera) y, por desgracia, los perros, en muchas ocasiones, no están entre los gastos prioritarios de los hogares.


El sábado, 20 de agosto, se celebra el Día Internacional del Animal sin Hogar y encastillalalamancha.es se ha acercado a la Asociación Protectora de Animales San Bernardo, de Toledo, para conocer la realidad a la que hacen frente.

El abandono animal en Toledo: «La situación puede empeorar»

Las cifras de 2021 de esta protectora reflejaban que la media mensual de animales que estaban en el centro aumentó entre enero y marzo. Sin embargo, luego disminuyeron con la cuota más baja en junio, que alcanzaba la cifra de 14 perros.

Sin embargo, en el segundo semestre las cifras aumentaron cada vez más y en noviembre había 22 perros, pero pese a ello, estas estadísticas muestran que el 92% de los perros que entraban en San Bernardo permanecían menos de un año.

Esta protectora, dependiente del Ayuntamiento de Toledo, tiene acogidos en estos momento a más de 40 perros, unas cifras no muy elevadas pero que se espera que aumenten por la cantidad de solicitudes de acogida que reciben ante la situación económica. Así lo lamenta una de las voluntarias que trabajan en esta protectora, Irene López Tornero: «La situación creo que va a empeorar, no puedo ser positiva».

La voluntaria Irene trabajando en la protectora. Imagen de Sara M. Trevejo.

López confiesa que los comentarios más repetidos son los mismos «ahora no puedo tener al perro» y «mi vida ha cambiado y no me va bien«, algo que cuenta con tristeza porque para ella «el perro debería ser uno más en la familia, cuando una adopta se supone que es para siempre».

Además de estos casos, explica que los perros viejos y enfermos son los que más llegan a la protectora,  junto con los perros potencialmente peligrosos (PPP) ya que son una raza muy dada a ser abandonada porque son muchas las personas que los tienen sin licencia, y cuando la Policía les solicita esta identificación y no cumplen con ella «los requisan y nos los traen aquí».

¿Cómo actuar si te encuentras con un perro abandonado?

En muchas ocasiones se desconoce cómo se debe proceder cuando nos encontramos con un animal que puede ser que esté perdido, se haya escapado o, como en la gran mayoría de casos, haya sido abandonado.

Ante estas situaciones, debemos acercarnos muy delicadamente al animal porque suelen ser perros asustadizos, que no están en condiciones favorables o que hayan sufrido algún tipo de violencia por parte de sus anteriores dueños. Si hemos sido capaces de aproximarnos y ganarnos su cariño, hay que asegurarse si tiene chip para identificar a sus propietarios, y para ello hay que llevarlo al veterinario.

En el caso que no disponga de esta identificación, hay que ponerse en contacto con la Policía Local de Toledo, y ella será la encargada de realizar las gestiones con el Ayuntamiento y con la APA San Bernardo.

En este sentido, otras de sus voluntarias, Patricia Sánchez, manifiesta que es muy importante seguir este orden de actuación porque manifiesta que ellos no pueden acoger sin una orden previa de la Policía Local o el Ayuntamiento, algo en lo que insiste su compañera López: «La gente no puede traerlos aquí para acogerlos, no podemos, por mucho que queramos, no podemos«.

Patricia Sánchez, una de las voluntarias de APA San Bernardo Toledo. Imagen de Sara M. Trevejo.

Nueva ley de protección animal: «La gente se lo pensará dos veces»

El Consejo de Ministros aprobó el pasado 1 de agosto la nueva Ley de Protección, Derechos y Bienestar de los Animales que impulsa el Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030.

El abandono es una de las grandes preocupaciones que aborda la ley. Las mascotas deberán estar correctamente identificadas y solo los criadores registrados podrán realizar esta práctica. Además, las tiendas tendrán prohibido comercializar con perros, gatos y hurones, así como exhibirlos con fines comerciales.

En este sentido, las voluntarias de esta protectora se muestran positivas porque consideran que esta nueva ley ayudará a que se conciencie sobre el abandono animal, «a partir de ahora la gente se lo pensará dos veces a la hora de abandonar». López cree que si una persona no ve consecuencias económicas para un abandono, «van a seguir abandonando».

Pese a que esta ley solo permitirá la cría de animales por criadores registrados y profesionales, la voluntaria de APA San Bernardo piensa que «siempre va a seguir habiendo un montón de criaderos ilegales«, pero invita a la gente a qué quiera hacerlo bien, porque  siempre estarán «las puertas abiertas para ellos».

En definitiva, la protectora toledana nos demuestra que existen alternativas para erradicar este sufrimiento. Hay esperanza para eliminar la cobardía del ser humano; cada vez hay más gente involucrada, que de bien seguro, lucha para conseguir este propósito.

(Visited 458 times, 1 visits today)