fbpx
domingo, 26 de junio de 2022
Román David dando los primeros pasos con el exoesqueleto.
Román David dando los primeros pasos con el exoesqueleto.
Una prueba que realizó en Ademto - 26 noviembre 2021 - Toledo

Román David siempre es un gran ejemplo de superación. Nada se le resiste. Le proponen jugar al rugby y ahí está ilusionado con el comienzo de su liga, le proponen probar un exoesqueleto y se pone a dar los primeros pasos ocho años después del atraco y los disparos que lo dejaron en una silla de ruedas.


 

El vídeo de sus primeros pasos es pura alegría. Tanta, que muchísimas personas le preguntaron a través de las redes sociales sobre si iba a volver a caminar, puesto que compartió el vídeo en Facebook, pero él recuerda que pudo volver a andar solo gracias al exoesqueleto. «Recibí un aluvión de mensajes, pero no estoy empezando a andar, es ayuda del exoesqueleto», explica a encastillalamancha.es este guardia civil que quedó tetrapléjico después del atraco e incluso durante mucho tiempo se temió por su vida. Los tres atracadores del Mercadona de Yuncos (Toledo) fueron condenados a 30 años de cárcel.

«Da la sensación de caminar»

Ocho años después de aquel fatídico día Román David Gómez tuvo de nuevo «la sensación de caminar». «Sorprende mucho», reconoce, puesto que pudo estar media hora caminando, en incluso las pausas para descansar las pudo hacer de pie.

«Pude volver a tener la sensación de ir de un sitio a otro caminando, da mucha alegría porque es nuevo«, explica Román David, a quien probar un exoesqueleto se le venía resistiendo, ya que hace un año iba a utilizar uno, pero antes se rompió la tibia en una caída y tuvo que ser operado, por lo que la presidenta de la Asociación de Esclerosis Múltiple de Toledo, Begoña Aguilar, le prometió que sería el primero en probar el siguiente exoesqueleto que llegase… y así fue.

Cuando llegó el prototipo de ABLE Human Motion, Román David se lo enfundó y le sorprendió gratamente. «He visto otros exoesqueletos, son muy aparatosos, pero este no era tan aparatoso», comenta, puesto que en este caso simplemente se ajusta a las piernas, la cadera y en la parte de la espalda no lleva nada.

«Al principio me dio un poco de miedo, pero las dos fisios me dijeron que no había nada de lo que preocuparse, porque nadie se había caído», por lo que se puso en marcha y comenzó a dar pasos.

Atraco de Yuncos: «Sin mediar palabra me disparó, tuve la sensación de que me iba a rematar en el suelo»

 

«Lo que se ve en el vídeo son los primeros pasos, después comencé a coger la dinámica», relata. «Ves que estás caminando solo con la ayuda de un andador», festeja.

Aún así Román David es cauto y explica que esto es solo una prueba y caminar no es lo que más necesita, recordando que todos los aparatos ortoprotésicos son muy caros y sería muy difícil tenerlo en el día a día si no tiene una ayuda para adquirirlo, dado que el precio de estos aparatos son de muchos miles de euros.

«Confío en la ciencia»

Y es que a Román David, que tiene una lesión medular que le ha dejado sin sensibilidad desde el pecho hacia abajo, el avance científico que más le ayudaría es si pudiese volver a recobrar la sensibilidad en los esfínteres.

«Es una lesión completa, no tengo sensibilidad en los esfínteres, pero ello prefiero volver a tener sensaciones en esa zona antes que andar», indica, puesto que, aunque ya controlando su cuerpo después de tantos, esta sigue siendo una tarea que le preocupa y por ello «confía en la ciencia», porque «está habiendo muchos avances«.

Estreno en el rugby

Ahora Román David está muy ilusionado con el comienzo de la liga de rugby en silla de ruedas. Competirá con el Quijote Rugby Club, de Illescas, en la liga nacional que arranca el fin de semana del 18-19 de diciembre.

«Practico el rugby, me ha dado la vida, me ha hecho ganar mucha independencia, el deporte ha sido fundamental», subraya Román David, quien nos da más detalles de este deporte de contacto, que es muy divertido para quien lo practica y muy entretenido para los espectadores, ya que mantiene toda la esencia de los choques del rugby, en este caso con las sillas de ruedas.

«Es con unas sillas especiales y lo practican tetrapléjicos, amputados… se va super rápido, te chocas, es como el rugby«, detalla.

Lecciones de vida de Román David

Y es que este guardia civil sigue siendo un hombre muy echado para adelante, reconoce que tiene «días de bajón, como todo el mundo», pero recuerda que aquel que parece que lo tiene todo no tiene por qué ser el más feliz. «Uno a lo mejor no es feliz porque tenga mucho dinero y una persona que no tienen nada puede ser muy feliz», explica, recordando que en cualquier situación se puede «seguir adelante». «Uno puede nacer sin una pierna y puede salir adelante, el instinto de supervivencia es muy grande», subraya.

(Visited 647 times, 1 visits today)