domingo, 11 de abril de 2021
Ilustración de Santi Morilla. pedófilo cuenca pornografía infantil
El investigado tenía 37 vídeos de relaciones sexuales entre adultos y menores de edad. Foto - Santi Morilla
También hay seis investigados - 09 noviembre 2018

La Policía Nacional ha detenido a once personas e investigado a seis más en una operación contra la tenencia de pornografía infantil desarrollada en catorce provincias con un total de dieciocho registros, alguno de ellos en Cuenca, gracias a una investigación iniciada en la localidad gaditana de Algeciras.

Los registros domiciliarios simultáneos han tenido lugar en A Coruña, Álava, Alicante, Barcelona, Castellón, Cuenca, Girona, León, Madrid, Santander, San Sebastián, Sevilla, Tenerife y Valencia, según ha informado este viernes la Policía en un comunicado.

La investigación comenzó a raíz de una denuncia interpuesta por un ciudadano donde comunicaba que se estaba publicitando pornografía infantil en un grupo de una plataforma de mensajería instantánea.

Los integrantes de este grupo habían recibido imágenes anunciando que en una fecha concreta se daría acceso a un enlace que redirigía a una carpeta, alojada en una plataforma de almacenamiento virtual, desde donde podrían obtener y compartir imágenes de contenido pedófilo.

A raíz de esta información los investigadores contactaron con la plataforma de almacenamiento virtual en la que se habrían publicado esas imágenes, y lograron bloquear un total de 6.000 cuentas de usuarios a nivel internacional que habrían accedido y copiado la información de esa carpeta virtual.

Según la Policía, en España lograron identificar a los usuarios de una serie de cuentas que en algún momento habrían accedido al contenido de esa “nube” y copiado el mismo.

Por ello se practicaron dieciocho registros domiciliarios y se detuvo a once personas, mientras otras seis quedaron como investigadas no detenidas.

Un detenido tenía fotos de la hija menor de su pareja

Uno de los arrestados poseía imágenes de la hija menor de su pareja, que habían sido capturadas sin su consentimiento.

En los registros se ha localizado una gran cantidad de archivos con contenido pedófilo y se ha intervenido multitud de dispositivos electrónicos pendientes de análisis.