jueves, 18 de julio de 2024
Crimen de Quintanar 15/11/2016junio 7th, 2017

El portavoz del marido de la exconcejala del Partido Popular asesinada el pasado 11 de enero en Quintanar, José Bernardino Tello, ha asegurado a encastillalamancha.es que para Javier Carrión ha sido «un mazazo muy gordo» enterarse de la detención y de la declaración de culpabilidad de su hermano. Además, ha pedido que cese el «linchamiento» que ha sufrido Carrión «tanto por el encarcelamiento como por los medios de comunicación», porque para ellos esta es la prueba «definitiva» de la «inocencia» del marido de Isabel Laureana.

«Isabelina» Laureana fue asesinada el 11 de enero después de recibir 40 puñaladas, desde el día siguiente hasta el 27 de octubre su marido, Javier Carrión, estuvo en prisión preventiva acusado del asesinato de su mujer. La prueba del ADN del arma blanca con la que le quitaron la vida a Isabel no coincidía con el de Javier, por lo que fue puesto en libertad bajo fianza de 20.000 euros.


Después de la salida de la cárcel, la investigación llevó a la detención y la posterior declaración de culpabilidad por parte del hermano de Javier Carrión, J.A.C.C.

José Bernardino, portavoz de Javier, ha dicho que para el marido «ha sido un auténtico mazazo, lo peor que te puede ocurrir, que se descubra que un hermano tuyo asesinó a tu mujer«. Para ellos es la prueba «definitiva» y por ello esperan que «no se siga con el linchamiento a Javier siendo inocente».

Bernardino ha explicado a encastillalamancha.es que no se ha sido justo con el marido de Isabelina «tanto por el encarcelamiento como por el linchamiento al que fue sometido por lo medios de comunicación». Por eso cree que «Isabel fue víctima al ser asesinada» pero que Javier también es «la gran víctima».

(Visited 24 times, 1 visits today)