martes, 2 de marzo de 2021
Plan Comercio Seguro de la Policía Nacional
Imagen de archivo.
Un hombre de 45 años - 17 febrero 2021 - Toledo

La Policía Nacional ha detenido en Toledo a un varón de 45 años de edad, después de que una exhaustiva investigación revelara la falsedad de los hechos que relató en su denuncia, en la que indicaba que su cuenta bancaria había registrado numerosos cargos realizados sin su consentimiento, causándole un perjuicio económico de 16.930 euros.

Denunció que su tarjeta podría haber sido robada del buzón

El 28 de diciembre de 2020 la supuesta víctima se personó en la Comisaría Provincial de Toledo para formular una denuncia. En ella, indicaba que en el mes de octubre había perdido una tarjeta de débito, y que por ese motivo tuvo que solicitar una nueva, alegando que ésta tardó meses en llegar, por lo que sospechaba que alguien pudiese haberla sustraído de su buzón.

Cuando pudo acceder a su cuenta, se percató de que durante ese tiempo le habían realizado numerosas transferencias, así como pagos en establecimientos y se habían solicitado varios créditos a su nombre, causándole un perjuicio económico de 16.930 euros.

Movimientos con su entorno

Por estos hechos, la Policía Nacional inició una exhaustiva investigación que dio sus frutos en el mes de febrero, cuando tras múltiples gestiones los agentes averiguaron que las transferencias, supuestamente fraudulentas, en realidad habían sido realizadas por el propio denunciante utilizando los servicios de banca “on line”, siendo los destinatarios personas de su entorno a las que había abonado servicios que les había contratado o a las que había devuelto dinero que les había pedido prestado previamente.

También se pudo saber que los créditos solicitados y los pagos realizados mediante la aplicación de “pago móvil” habían sido realizados por él mismo.

Además, esta persona utilizó la denuncia para realizar una reclamación a su banco por el perjuicio económico que había sufrido, recibiendo una indemnización de 469 euros. Por todo ello, se procedió a su detención como presunto autor de un delito de estafa y una simulación de delito, hechos por los que tendrá que responder ante la autoridad judicial.

Simular ser víctima también es un delito

La Policía Nacional recuerda en el comunicado de prensa que el hecho de simular ser víctima de una infracción penal, así como denunciar o acusar a otra persona de ser responsable de un hecho inexistente, es un delito tipificado en el artículo 457 del Código Penal.

Este tipo de acciones provocan un retraso en la acción de la justicia y un serio menoscabo del correcto funcionamiento de los servicios policiales, con el consiguiente perjuicio para el ciudadano, dado que los investigadores tienen que emplear su tiempo en comprobar hechos falsos, en lugar de emplear los recursos policiales de forma efectiva en investigaciones sobre delitos reales que han generado víctimas reales.