fbpx
domingo, 5 de febrero de 2023
Imagen de archivo de la Policía Nacional patrullando. Foto - Rebeca Arango
Llevaban un machete y una barra de metal - 25 mayo 2021 - Toledo

Los investigadores recibieron las denuncias de dos menores de Toledo que, el pasado día 18 de marzo, fueron víctimas de dos robos que presentaban muchas similitudes: los autores, un grupo de cuatro hombres y una mujer, se acercaron a ellos armados con diversos objetos -un machete, una barra de metal y un palo de madera- y les intimidaron para robarles el teléfono móvil.

Las primeras gestiones revelaron que, además, este mismo grupo podía estar relacionado con una tentativa de robo que aún no había sido denunciada, ya que la víctima consiguió huir y pedir ayuda.


En un locutorio de Getafe…

Siguiendo la pista de los objetos robados, la Policía Nacional llegó hasta un locutorio de Getafe, investigando al propietario del negocio por su posible implicación en un delito de receptación, ya que había evidencias de que él mismo había tenido en su poder uno de los móviles sustraídos en Toledo. En esta misma localidad, y a escasos metros del locutorio, residían dos de los jóvenes que centraron las sospechas de los agentes, uno de ellos con antecedentes por delitos violentos.

El minucioso trabajo de investigación policial realizado en la Comisaría de Toledo, llevó a la identificación definitiva de los cinco autores de los robos -cuatro varones y una mujer- que fueron detenidos. Los agentes pudieron, además, reconstruir todo el itinerario delictivo que siguieron esa misma tarde.

En el Paseo de Bachilleres, en el Parque de la Vega…

Al parecer, se desplazaron a Toledo en transporte público, llegando a la ciudad sobre las 16:30 horas de la tarde. A las 18 horas intentaron cometer el primero de los robos en el Paseo de Bachilleres, si bien la víctima logró huir y pedir ayuda antes de que le abordaran.

Media hora después, llegaron a la calle Diputación, donde rodearon a un chico de 16 años y, intimidándole con lo que parecía ser un machete y una barra de metal, le sustrajeron el teléfono móvil y le obligaron a facilitar las contraseñas de desbloqueo del terminal. Minutos antes de regresar a Madrid, dos de ellos asaltaron con un palo de madera, a un joven que estaba esperando el autobús en las proximidades del Parque de la Vega -a escasos metros del lugar en el que habían cometido el delito anterior- sustrayéndole también el teléfono móvil.

Los cinco jóvenes fueron detenidos entre el 12 y el 19 de mayo, pasando tres de ellos a disposición de la autoridad judicial y otros dos a Fiscalía de Menores ya que, cuando cometieron los hechos, aún no habían cumplido la mayoría de edad.

(Visited 2.561 times, 1 visits today)